WASHINGTON, 21 de abril de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- La primavera es la época del año en que los estudiantes universitarios y sus padres empiezan a buscar alojamiento para este otoño. 

Blog e infografía: http://1.usa.gov/1VHTtIC

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20030904/USCSCLOGO

Si usted o su estudiante universitario planean vivir en un dormitorio o fuera del campus, no firme el contrato de renta hasta no ver la vivienda primero. Podría ser un asunto de vida o muerte. 

¿Por qué? Porque los incendios en dormitorios, clubes de estudiantes universitarios (fraternidades), y viviendas fuera del campus matan a unas siete personas cada año. Desde 2000, casi 120 personas han muerto en incendios en un campus universitario, según un estudio de la Administración de Incendios de los Estados Unidos (U.S. Fire Administration, USFA).

Los incendios son más comunes en las viviendas fuera del campus universitario.

La mayoría (94 por ciento) de los incendios mortales en universidades ocurrieron en viviendas fuera del campus, según los incidentes examinados por la USFA. 

Cada incendio mortal desde 2005 ha ocurrido en viviendas fuera del campus.

El mejor consejo para la seguridad de su estudiante es este: vea antes de firmar.

La (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) se ha asociado con la USFA, la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (National Fire Protection Association, NFPA) y Campus Firewatch para difundir esta advertencia. No firme un contrato de renta para una vivienda hasta que la vea. Eso va también para mamá y papá. Vea la vivienda, recórrala y recuerde buscar:

#1  Alarmas con detectores de humo y rociadores contra incendios

Compruebe que haya detectores de humo en buen funcionamiento en cada piso y dentro de cada dormitorio. Los detectores de humo salvan vidas. Los rociadores contra incendios también dan una protección salvadora.

La USFA encontró que en el 58 por ciento de los incendios mortales en el campus no había detectores de humo o estos no tenían baterías. Ninguno de los lugares donde hubo incendios mortales tenía rociadores contra incendios.

#2  Dos rutas de escape seguro desde cada habitación. Verifique que todas las ventanas y las puertas abran fácilmente.

Usted tiene que ser capaz de salir si hay un incendio. Es mejor tener dos maneras de salir.

#3  Alojamientos en el campus con capacidad de cubrir las necesidades eléctricas de hoy en día.

Las computadoras portátiles, los teléfonos, los televisores y las cafeteras consumen mucha electricidad. Algunas viviendas viejas no pueden soportar toda la demanda de electricidad de los estudiantes de hoy. La USFA encontró que el 11 por ciento de los incendios fueron causados por problemas eléctricos.

#4 Manténgase al tanto

Usted o su estudiante universitario deben tomar precauciones con los productos para fumar y con el alcohol, que según el estudio de la USFA estuvieron involucrados con la mayoría de los incendios. Al cocinar, siempre vigile la comida. No la deje desatendida.

La universidad es una etapa nueva y emocionante. "Vea antes de firmar" las viviendas fuera del campus para así evitar que un incendio pueda llevar los años universitarios a un abrupto y devastador final.

Acerca de CPSC:

La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) está encargada de proteger al público contra riesgos irrazonables de lesión o muerte asociados al uso de miles de tipos de productos del consumidor bajo la jurisdicción de la institución. Muertes, lesiones y daños a la propiedad debido a incidentes con productos del consumidor le cuestan al país más de $1 billón de dólares al año. La CPSC está comprometida con proteger a consumidores y familias contra productos que presenten un riesgo de incendio, eléctrico, químico o mecánico. Los esfuerzos de la CPSC para asegurar que productos del consumidor --tales como juguetes, cunas, herramientas eléctricas, encendedores de cigarrillos y productos químicos del hogar -- sean seguros, contribuyeron a la disminución en el índice de muertes y lesiones vinculadas con productos del consumidor en los últimos 40 años.

La ley federal prohíbe a cualquier persona vender productos sujetos a un retiro del mercado voluntario anunciado públicamente y llevado a cabo por el fabricante; o a un retiro obligatorio ordenado por la Comisión.

Para reportar un producto peligroso o una lesión relacionada con un producto, visite www.SaferProducts.gov (en inglés) o llame a la línea de información de la CPSC al (800) 638-2772 o al teletipo (301) 595-7054 para discapacitados auditivos. Los consumidores pueden obtener información sobre noticias y retiros en www.SeguridadConsumidor.gov, vía Twitter en @SeguridadConsum o suscribiéndose para recibir los boletines electrónicos gratuitos de la CPSC.

Conéctese con nosotros (inglés/español):

SeguridadConsumidor.gov | CPSC.gov | SaferProducts.govYouTube | OnSafety Blog | Twitter | Flickr

*Entrevistas en español disponibles

Línea directa de la CPSC: (800) 638-2772
Contacto de la CPSC con los medios: (301) 504-7800 / 7908

Por área de especialización: Ver contactos de la CPSC aquí

Fuente : U.S. Consumer Product Safety Commission

Site Preview