WASHINGTON, 21 de junio de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- -- La Coalición Nacional Puertorriqueña (NPRC) divulgó hoy la siguiente declaración exhortando a los senadores de los Estados Unidos a votar 'no' a la escandalosa Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA) y oponerse al cierre del debate:

"En las dos semanas pasadas, hemos oído un mensaje constante de las oficinas del Senado: en privado, los senadores se oponen por mayoría abrumadora a PROMESA. Sin embargo, estos senadores tienen miedo de votar contra esta medida, porque los señalarían como que han contribuido a la ruina de Puerto Rico, y porque los culparían de la crisis económica de la isla.

"Como líderes de las comunidades puertorriqueñas en los Estados Unidos y en la isla, estamos aquí para decir a cada senador de los Estados Unidos que si votan contra esta propuesta de ley, se les verá como los campeones que salvaron al pueblo puertorriqueño. Se les verá como líderes que se alzaron contra los codiciosos gerentes de los fondos de protección y sus poderosos cabilderos, y que protegieron a las familias trabajadoras de Puerto Rico.

"Sabemos que hay importantes senadores trabajando en silencio en una propuesta de ley alternativa para resolver la crisis económica, a la vez que protege los valores democráticos que todos apreciamos.

"Exhortamos firmemente a los senadores de la Florida Marco Rubio y Bill Nelson a votar siguiendo su conciencia y hacer lo correcto votando 'no' a la propuesta de PROMESA y OPONIÉNDOSE al cierre del debate".

Para más información sobre los esfuerzos de la NPRC y las fallas fundamentales de PROMESA, visite www.NoPROMESA.org.

En los últimos 32 años, la Coalición Nacional Puertorriqueña, una organización sin fines de lucro, ha surgido como una de las organizaciones más respetadas y efectivas que aboga por los intereses de la comunidad puertorriqueña. La misión de la NPRC es fortalecer y mejorar sistemáticamente el bienestar social, político y económico de los puertorriqueños en los Estados Unidos y en Puerto Rico, con un enfoque especial en los más vulnerables.

Fuente : National Puerto Rican Coalition