Exgobernador Jeb Bush habla con grupo evangélico hispano sobre cómo su fe...

Exgobernador Jeb Bush habla con grupo evangélico hispano sobre cómo su fe y las experiencias que ha vivido influyen sobre opiniones políticas clave

El expresidente George H.W. Bush y la exprimera dama Barbara Bush están presentes en el público; León Rodríguez, director del USCIS, habla sobre las reformas del ineficaz sistema de inmigración



COMPARTE ESTA NOTA






Exgobernador Jeb Bush habla con grupo evangélico hispano sobre cómo su fe y las experiencias que ha vivido influyen sobre opiniones políticas clave

El expresidente George H.W. Bush y la exprimera dama Barbara Bush están presentes en el público; León Rodríguez, director del USCIS, habla sobre las reformas del ineficaz sistema de inmigración


HOUSTON, 30 de abril de 2015 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El exgobernador Jeb Bush, presunto candidato a las elecciones presidenciales del 2016, hoy dirigió la palabra a la convención anual de la Conferencia de Liderazgo Cristiano Hispano Nacional (NHCLC)/CONEL, que cuenta con la participación de más de 1,000 líderes evangélicos latinos y se celebra en Houston, Texas. Mientras sus padres, el expresidente George H.W. Bush y la exprimera dama Barbara Bush observaban, el exgobernador Bush habló sobre la importancia de la fe y la cultura latina en cuestiones de educación, inmigración, libertad religiosa y la economía.

Logo – http://photos.prnewswire.com/prnh/20120912/CL72800LOGO

“Jeb Bush es una bendición para nuestra nación”, expresó el Rev. Samuel Rodríguez, presidente de NHCLC/CONEL, al presentarlo desde el escenario. “Él habla el lenguaje de la fe, la familia, la libertad religiosa y el emprendimiento. Y él coincide en que no queremos que nuestros hijos tengan dependencia multigeneracional del Tío Sam… no queremos sobrevivir, queremos prosperar”.

El exgobernador Bush se refirió a la importancia de conocer a su esposa, Columba, natural de México, convertirse al catolicismo, y las valiosas lecciones que aprendió de su infructuosa primera campaña como candidato a gobernador en 1994.

“La vida está llena de tropiezos y aprender de los fracasos —necesitamos rescatar eso en Estados Unidos con el derecho a levantarse—”, declaró el exgobernador Bush. “No importa de dónde usted viene, de dónde es usted, el color de su piel o los ingresos de su familia, cada estadounidense debe tener el derecho de levantarse y hacer realidad sus propios sueños”.

El exgobernador Bush prosiguió enfocándose en la importancia de elevar los estándares educacionales en nuestra nación, y ofreció ejemplos de su propio estado, Florida, que en la actualidad es el líder nacional en la educación. El exgobernador también abordó el tema de la inmigración y la necesidad de concretar una política de inmigración que facilite la inmigración legal en vez de la ilegal.

“La inmigración es un elemento clave del éxito de nuestro país. Somos una nación de inmigrantes. Éste no es el momento de abandonar algo que nos hace especiales y únicos”, expresó el exgobernador Bush en su discurso. “Solamente Estados Unidos, un país de envergadura, tiene la oportunidad de hacerse joven y dinámico nuevamente. Tenemos la capacidad —debido a la inmigración— de ser un país emergente de nuevo, de creer que nuestro futuro es más brillante que nuestro presente. Debemos reformar el ineficaz sistema de inmigración, y tenemos que hacerlo con prisa”.

Previamente en la jornada, NHCLC/CONEL había organizado un panel para debatir el tema de la inmigración. León Rodríguez, director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (U.S. Citizenship and Immigration Services, USCIS) enfatizó que los programas de su institución no son sustitutos de la reforma inmigratoria integral.

“Soy un patriota, creo en Estados Unidos, y considero que todo lo que no funciona en Estados Unidos puede arreglarse”, señaló el director Rodríguez en su intervención.Y lo que necesita arreglarse ahora mismo es la reforma inmigratoria. Al margen de los obstáculos políticos con que hemos tropezado, considero que todavía podemos llevarla  a cabo”.

Con la convicción de que la reforma inmigratoria es una cuestión tanto religiosa como de política, los líderes de NHCLC/CONEL han estado movilizando activamente a la comunidad cristiana evangélica, que en una época vaciló en apoyar la reforma pero que ahora considera que es necesaria para sanar comunidades, traer la paz y promover la rectitud y la justicia.

“A veces la primera reacción cuando se habla de inmigración es que se trata de una cuestión política, pero como cristianos debemos mirarla por medio de las Escrituras, y hay muchos versos que nos llaman a amar a otros, buscar justicia, mostrar compasión y también respetar el imperio de la ley”, sostuvo Matthew Soerens, especialista de capacitación de iglesias de Estados Unidos para World Relief. “Hemos visto investigaciones que muestran que las actitudes respecto a la inmigración cambian cuando alguien conoce a una persona que ha sido afectada personalmente. Es de vital importancia que compartamos nuestras historias —no solamente en la iglesia local sino en la comunidad, porque cuando las personas escuchan las historias, su perspectiva cambia—”.

NHCLC/CONEL apoya la reforma y se enfoca en tres principales elementos para poner fin a toda la inmigración ilegal. Primero, aumentar la protección de la frontera, inclusive mediante el empleo de tecnología infrarroja, satelital y otras tecnologías además de las patrullas fronterizas. Segundo, crear un programa de trabajadores temporales impulsado por el mercado, que proporcione vías claras mediante las cuales millones de familias indocumentadas puedan legalizar su estatus de una manera que refleje el sistema de valores judeocristiano sobre el cual se fundó esta nación. Y por último, elaborar estándares para que los residentes indocumentados sin antecedentes penales que se estén ganando el estatus de ciudadano vayan al final de la fila de los solicitantes de ciudadanía y reciban una penalización financiera, mientras adquieren competencia cívica y dominio del idioma y prestan servicios a la comunidad local.

“Todos somos creados por el mismo Dios. Todos igualmente poseemos la imagen de Dios y esa razón por sí sola debe ser suficiente para hacernos reclamar la reforma inmigratoria”, afirmó Barrett Duke, vicepresidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética de la Convención Bautista del Sur (Southern Baptist Convention).

Los líderes de NHCLC/CONEL, entre ellos el presidente Rev. Samuel Rodríguez, se han reunido numerosas veces con la Casa Blanca y el Congreso para trabajar dentro del sistema legislativo con vistas a una reforma inmigratoria integral.

El exgobernador Mike Huckabee se sumará a la sesión nocturna de la convención como invitado especial para la cena y la presentación de premios. En la dirección http://alarryross.com/newsroom/nhclc/2015nhclcconvention/ podrá consultar la lista íntegra de las sesiones y las conferencias de prensa del resto de la convención así como mayor información para los medios.

NHCLC/CONEL es la mayor organización cristiana hispana del mundo y ejerce de voz representativa de los más de 100 millones de evangélicos hispanos reunidos en más de 40,000 iglesias en Estados Unidos y en otras 500,000 congregaciones diseminadas por la diáspora de habla hispana. Para mayor información, visite http://www.nhclc.org.


Exgobernador Jeb Bush habla con grupo evangélico hispano sobre cómo su fe y las experiencias que ha vivido influyen sobre opiniones políticas clave