PRINCETON, Nueva Jersey, 16 de junio de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Más de 100 programas "College Promise" (Promesa Universitaria) en todo el país actualmente otorgan fondos para que estudiantes responsables puedan completar los primeros dos años de estudios en un colegio universitario. Pero para que esos esfuerzos tengan éxito en el futuro se necesita financiamiento sustentable y eso es lo que llevó a investigadores académicos, líderes de negocios, directores de fundaciones y economistas a Princeton para una conferencia de dos días este mes.

La conferencia, "Designing Sustainable Funding for College Promise" (Diseñar financiamiento sustentable para la promesa universitaria), fue copatrocinada por "College Promise Campaign" (La campaña para la promesa universitaria) y Educational Testing Service (ETS). Más de 100 asistentes escucharon presentaciones dadas por cinco equipos de diseño que ofrecieron diferentes enfoques para aumentar el acceso a la universidad, la asequibilidad y la posibilidad de terminar los estudios. Los hallazgos se publicarán en otoño de este año y se ofrecerán sin cargo para que las partes interesadas puedan adoptarlos o adaptarlos a las necesidades locales. Los cinco enfoques fueron los siguientes:

  • Cuentas de ahorros de niños
  • Fondos estatales
  • Fondos privados
  • Ayuda financiera federal
  • Bonos de impacto social/acuerdos de participación en los ingresos

"Nos reunimos para explorar nuevas ideas sobre el financiamiento sustentable para generar mejores resultados de los que tenemos hoy", explicó Martha Kanter, directora ejecutiva de College Promise Campaign. "Queremos ayudar a desarrollar aspiraciones de que la universidad es una expectativa, expandir el acceso a la universidad, reducir la tasa de abandono, aumentar la cantidad de estudiantes con títulos universitarios y reducir la deuda estudiantil. Para hacerlo, recurrimos a las comunidades, los estados y el gobierno federal para encontrar soluciones".

"Una de las conclusiones más importantes que sacamos de la conferencia fue que la promesa universitaria es algo que va más allá del dinero", agregó Michael Nettles, vicepresidente sénior del Centro para la evaluación e investigación de políticas de ETS. "Se trata de crear un enfoque simple y viable para crear un camino que lleve a todos los estudiantes a la universidad. Y ese proceso debería comenzar temprano, en el período del jardín de niños hasta el 12vo grado".

Durante la conferencia, los asistentes escucharon un análisis a fondo de las características de College Promise y el crecimiento del movimiento, el desafío de entender las diferencias entre los más de 100 programas Promise y las oportunidades para identificar aquellos que dan resultados para las comunidades, los estados y el país.

En la primera presentación, los asistentes aprendieron que las cuentas de ahorros de niños tienen un gran impacto en cambiar las aspiraciones universitarias de los estudiantes estadounidenses. Los presentadores indicaron que menos del 10% de los estudiantes de familias de bajos recursos se gradúan de la universidad al llegar a la edad de 25 años. El consenso fue que las cuentas de ahorros podrían mejorar las expectativas de los estudiantes de que realmente pueden ir a la universidad si aprovechan el poder de los ahorros constantes.

El segundo equipo de diseño habló sobre los modelos con fondos estatales y la necesidad de conjugar los programas Promise con los objetivos más amplios de las políticas locales y estatales en cuanto a niveles y logros educativos. Para las entidades que consideran un programa Promise, es fundamental tener en claro qué promesa se hace, a quién, por cuánto tiempo y bajo qué condiciones.

El tercer equipo de diseño presentó ejemplos y conceptos de modelos con fondos privados, incluyendo planes de establecer un plan de dotación de $1,000 millones para Colegios y Universidades Históricamente para Negros (HBCU, por sus siglas en inglés); trabajar con U.S. Bank para conectar a comerciantes con consumidores en el punto de venta, aprovechando el poder amalgamado de las tarjetas de compra para generar un flujo de ingresos para los programas College Promise; aunar tutorías con becas universitarias prepagadas y convertir a las instituciones en colegios de trabajo federal que permitan que los estudiantes se gradúen con estudios académicos y experiencia laboral profesional.

En el área de la ayuda financiera federal, el cuarto equipo de diseño habló sobre la necesidad de cambiar muchos de los comportamientos en torno a la universidad, incluyendo reducir la brecha entre los recursos disponibles para los estudiantes de bajos ingresos y aquellos en una mejor posición económica y tener programas de ayuda simples y predecibles; los pros y los contra de la universidad gratuita; la ayuda federal para programas "last-dollar" (ayuda complementaria); los subsidios del gobierno a las instituciones que promueven el éxito de estudiantes de bajos y medianos recursos y las cuentas de ahorro para la universidad. En general hubo acuerdo en que los estados deben aumentar los fondos para el acceso a los colegios universitarios y que el gobierno federal debe apoyar y concentrar sus esfuerzos en promover las oportunidades y la equidad para que los estudiantes tengan éxito.

El último equipo investigó los modelos de financiamiento basados en resultados, que incluyeron bonos de impacto social (SIB, por sus siglas en inglés) y acuerdos de participación en los ingresos. Los SIB ofrecen al gobierno federal un mecanismo para financiar programas para ir a la universidad como un incentivo para que los estudiantes se gradúen. La idea es que los estudiantes con un diploma universitario permitirán que el gobierno ahorre dinero a largo plazo porque serán menos proclives a necesitar asistencia pública. Algunos asistentes se preguntaron quién devolverá el dinero a los inversores que buscan obtener ganancias con esta inversión.

Con los acuerdos de participación en los ingresos, los estudiantes aceptan pagar un porcentaje de su ingreso por un período de tiempo determinado después de graduarse. Esta herramienta ya se usa en Purdue University, Lumni, las escuelas Holberton y 13th Avenue Funding. Los miembros del equipo advirtieron que tales programas deben incluir protecciones para asegurar que aquellos que normalmente son discriminados en el mercado laboral (mujeres, estudiantes universitarios de primera generación y minorías) no tengan términos desventajosos a la hora de firmar estos acuerdos.

"Estados Unidos está en medio de una crisis de financiamiento de la educación superior", dijo el presidente de ETS, Walt MacDonald, a los asistentes de la conferencia. "Y mientras más tiempo dure, más profunda será, y más daño hará a las vidas de las personas, las comunidades y al futuro de nuestro país. Como exalumno de un colegio universitario, creo firmemente en College Promise como concepto y me pone feliz que estemos tratando de encontrar modelos óptimos de financiamiento".

Se incluirán detalles y resúmenes de otros enfoques cubiertos en la conferencia en el informe que se publicará a principios del otoño.

Acerca de ETS

En ETS, mejoramos la calidad y equidad en la educación para personas de todo el mundo creando evaluaciones basadas en investigaciones rigurosas. ETS presta servicios a individuos, instituciones educativas y agencias gubernamentales ofreciendo soluciones a la medida para certificación docente, aprendizaje del inglés y educación primaria, secundaria y superior, y también realizando investigaciones en educación, análisis y estudios de políticas educativas. Fundado en 1947 como una entidad sin fines de lucro, ETS desarrolla, administra y califica más de 50 millones de evaluaciones al año, incluyendo los exámenes TOEFL® y TOEIC® , los GRE® y las evaluaciones The Praxis Series® en más de 180 países en más de 9,000 lugares en todo el mundo. www.ets.org

Acerca de College Promise Campaign

La misión de College Promise Campaign es generar apoyo generalizado y un amplio entendimiento del público en general para que las comunidades y estados financien, como mínimo, una educación en un colegio universitario para todos los estudiantes responsables como una inversión fundamental en el futuro de los Estados Unidos.

Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20120110/DC33419LOGO

Fuente : Educational Testing Service

Site Preview