Guía actualizada de hipotecas inversas: dos cosas que debe saber

Guía actualizada de hipotecas inversas: dos cosas que debe saber

Por Nora Eisenhower, Oficina para la Protección Financiera del Consumidor


COMPARTE ESTA NOTA





Guía actualizada de hipotecas inversas: dos cosas que debe saber

Por Nora Eisenhower, Oficina para la Protección Financiera del Consumidor


WASHINGTON, 17 de diciembre de 2014 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Las hipotecas inversas, también conocidas como hipotecas revertidas o reverse mortgages en inglés, son un tipo de préstamo especial sobre el valor neto de la vivienda (o home equity) para propietarios de 62 años o más, y que debe ser pagado cuando ellos venden la vivienda, se mudan o fallecen. Es un tipo de préstamo complicado y funciona mejor para personas que consideran cuidadosamente todas sus opciones.

Logo – http://photos.prnewswire.com/prnh/20141030/155566LOGO

Cosas que deben considerar

Antes de tomar prestado, los propietarios y sus familias deben considerar:

  • El costo del seguro de vivienda y los impuestos de propiedad
  • Sus planes para quedarse en la vivienda o transferirla a miembros de la familia
  • Sus planes para los dependientes y otras personas que viven en la vivienda
  • Las alternativas a una hipoteca inversa

Tras dos cambios recientes en las hipotecas inversas, la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, sigla en inglés) ha actualizado su guía sobre hipotecas inversas (documento PDF).

Límites a pagos en el primer año

Uno de estos cambios limita la cantidad de dinero que usted puede tomar en el primer año. Los prestatarios usualmente se ven en problemas cuando toman al principio un pago equivalente a la suma total (o lump sum) del valor neto. Esto puede generar problemas financieros a propietarios con una larga expectativa de vida.

Los prestatarios siguen teniendo la opción de tomar la suma total, pero esta opción sigue siendo riesgosa. Los prestatarios deben considerar seriamente los pagos mensuales o una línea de crédito. Estas opciones proveen más seguridad a largo plazo que la suma total al principio.

Protecciones para los cónyuges que no son coprestatarios

Otro cambio importante afecta a parejas que están considerando una hipoteca inversa. En el pasado, parejas que tomaron una hipoteca inversa a nombre de un solo prestatario se vieron en problemas cuando el prestatario falleció. Cuando el prestatario falleció, la otra persona, conocida en inglés como non-borrowing spouse, tuvo que pagar el saldo de la hipoteca o mudarse. Con los cambios recientes, el cónyuge que no firmó el préstamo podría continuar viviendo en el hogar bajo ciertas circunstancias, inclusive luego de que el cónyuge que firmó el préstamo haya fallecido. Sin embargo, el cónyuge que no firmó el préstamo no continuará recibiendo dinero de la hipoteca inversa luego de que su cónyuge haya fallecido.

Para parejas que están considerando una hipoteca inversa, tiene sentido tomar prestado conjuntamente como coprestatarios. Si los dos cónyuges firman la hipoteca inversa, entonces el cónyuge sobreviviente podrá continuar recibiendo los pagos mensuales o podrá usar una línea de crédito existente. Esto también asegura que el cónyuge sobreviviente pueda permanecer en la vivienda luego de que su esposo(a) (o coprestatario) fallezca.

Para tomar una decisión informada, compare sus opciones y lea la  guía de CFPB sobre las hipotecas inversas (documento PDF).


Guía actualizada de hipotecas inversas: dos cosas que debe saber