WASHINGTON, 4 de mayo de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Es un motivo de celebración cuando un nuevo medicamento o tratamiento experimental mejora la salud de un ser querido. Los avances médicos son el resultado de años de trabajo en los estudios clínicos que realizan los investigadores y médicos.

Logo -  http://photos.prnewswire.com/prnh/20150731/252448LOGO

Para probar la seguridad y eficacia de los nuevos productos médicos se necesita una gran variedad de participantes. En el pasado, los diagnósticos médicos, tratamientos y medidas preventivas eran el resultado de los estudios clínicos que se realizaban mayormente en hombres. Sin embargo, los productos médicos y tratamientos pueden afectar a los hombres y a las mujeres de manera diferente. Por eso, es importante que más mujeres participen en estudios clínicos, en particular mujeres de diferentes razas y grupos étnicos para continuar el progreso.

Si más mujeres participan en los estudios clínicos, los especialistas pueden aprender cómo adaptar el cuidado médico según las características particulares de cada grupo y mejorar la salud de la diversidad de mujeres de hoy y del futuro. Analizar y comparar los resultados de los estudios entre diferentes grupos también puede ayudar a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, sigla en inglés) a abordar cualquier preocupación sobre un nuevo test médico, medicamento o producto antes de seguir adelante con las investigaciones.

Si usted ha considerado participar en un estudio clínico o solo desea conocer más sobre el tema, lea estas cuatro recomendaciones de la Oficina para la Salud de la Mujer de la FDA. Recuerde siempre consultar con su médico los posibles beneficios y riesgos de los estudios clínicos.

Averigüe la finalidad del estudio y tenga en cuenta su disponibilidad. Antes de comprometerse, consulte con los investigadores médicos los detalles del estudio clínico, incluyendo el propósito de la investigación y el tipo de medicamentos, pruebas o tratamientos que recibirá. La participación podría llevar mucho tiempo, así que tenga en cuenta su disponibilidad.

Considere los posibles beneficios y riesgos. El tratamiento nuevo podría mejorar su salud, pero también es posible que no obtenga ningún beneficio directo. Además, podrían presentarse efectos secundarios. Si se le administra el placebo, usted no recibirá la medicina que se está probando. Mantenga sus opciones abiertas y considere cualquier otro tratamiento que exista para tratar su enfermedad.

Infórmese sobre los posibles costos. Algunos estudios clínicos son gratuitos o suelen ofrecer una compensación para los voluntarios, pero otros tienen costos. En algunos casos usted o su seguro de salud deberán pagar los tratamientos o servicios que forman parte del estudio. Asegúrese de conocer los detalles financieros antes de inscribirse en un estudio clínico.

No tenga miedo de hacer preguntas. Consulte con los investigadores médicos o patrocinadores todo lo que necesite saber para decidir si el estudio clínico es adecuado para usted. Recuerde preguntar acerca de la privacidad de su información personal y médica, con quién puede contactarse si tiene dudas o problemas durante el estudio y cómo suspender su participación, incluso después de iniciado el estudio clínico.

Continúe informándose sobre la importancia de la participación de las mujeres en los estudios clínicos. Si desea buscar estudios clínicos con apoyo público y privado, visite clinicaltrials.gov (en inglés).

Encuentre más recursos y consejos de salud en GobiernoUSA.gov.

GobiernoUSA.gov es parte de USAGov, un programa federal que lo conecta a la información y los servicios de las agencias, los departamentos y programas del Gobierno. USAGov lo ayuda a encontrar respuestas a sus preguntas en inglés y español. Contáctenos por teléfono, e-mail o chat u ordene gratis la Guía del Consumidor.

Fuente : GobiernoUSA.gov

Site Preview