Esta acción tiene como objetivo empoderar a los consumidores y reducir el consumo de sodio para prevenir enfermedades y muertes prematuras

SILVER SPRING, Md., 1 de junio de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- El día de hoy, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una guía preliminar abierta a comentarios del  público que proporciona objetivos prácticos y voluntarios para la reducción de sodio por parte de la industria alimentaria. La ingesta promedio de sodio en los EE.UU. es de aproximadamente 3,400 mg al día. Los objetivos propuesto a corto plazo (dos años) y a largo plazo (10 años) voluntarios para la industria tienen la intención de ayudar a los consumidores a reducir gradualmente la ingesta de sodio a 2,300 miligramos (mg) al día, el nivel recomendado por los principales expertos y sustentado por extensas evidencias científicas. Los objetivos también están destinados a complementar los esfuerzos ya existentes de muchos fabricantes de alimentos, restaurantes, y operaciones de servicio de alimentos para reducir el sodio en los alimentos.

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20151222/317925LOGO

Los estadounidenses consumen casi 50 por ciento más sodio de lo que la mayoría de los expertos recomiendan. Una de cada tres personas tiene presión arterial alta, la cual se ha relacionado con dietas con alto contenido de sodio y es uno de los principales factores de riesgo que causa enfermedades del corazón y derrames cerebrales. En los afroamericanos este número se eleva a uno de cada dos personas e incluso incluye, uno de cada 10 niños de 8 a 17 años de edad. Si bien la mayoría de estadounidenses reportan que están tratando de cuidar o reducir el consumo de sal añadida en sus dietas, la situación actual no les favorece. La mayor parte de la ingesta de sodio proviene de alimentos procesados y preparados, no del salero.

Los estudios científicos que sustentan la relación entre la reducción de sodio y la salud son claros: cuando aumenta la ingesta de sodio, aumenta la presión arterial, y la hipertensión arterial es un principal factor de riesgo de las enfermedades del corazón y derrames cerebrales - dos de las principales causas de muerte en los EE.UU. (Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC han compilado un número de estudios claves (http://www.cdc.gov/salt/pdfs/sodium-references-abstracts.pdf), que siguen apoyando los beneficios de la reducción del sodio con el descenso de la presión arterial. En algunos de estos estudios, los investigadores han estimado que la reducción el consumo de sodio en un 40 por ciento en los Estados Unidos durante la próxima década podría salvar 500,000 vidas y reducir costos de atención médica casi $100 mil millones).

"Muchos estadounidenses quieren reducir el sodio en sus dietas, pero eso es difícil de hacer cuando gran parte de la sal se encuentra en productos de uso cotidiano que compran en las tiendas y restaurantes", dijo Sylvia Burwell, secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS) "El anuncio de hoy intenta poner el poder de nuevo en manos de los consumidores, de manera que puedan controlar mejor la cantidad de sal en los alimentos que consumen y mejorar su salud".

La FDA está especialmente alentando a los fabricantes de alimentos cuyos productos constituyen una parte significativa de las ventas nacionales en una o más categorías y a las cadenas de restaurantes nacionales y regionales en este ámbito que adopten estas guías. La FDA estima que menos del 10 por ciento de los alimentos envasados representan más del 80 por ciento de las ventas. De acuerdo con el Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura, aproximadamente el 50 por ciento de cada dólar que se gasta en comida va a alimentos consumidos fuera del hogar. Por lo tanto la guía preliminar voluntaria también cubre los alimentos comunes que se sirven en restaurantes y otros establecimientos de servicio de alimentos.

"La evidencia científica total respalda la reducción de sodio a partir de los niveles de consumo actuales", dijo la doctora Susan Mayne, Ph.D., directora del Centro para la Seguridad de los Alimentos y Nutrición Aplicada de la FDA. "Los expertos del Instituto de Medicina han llegado a la conclusión de que la reducción de la ingesta de sodio a 2,300 mg por día puede ayudar a reducir significativamente la presión arterial y en última instancia, prevenir cientos de miles de enfermedades y muertes prematuras en los estadounidenses. Debido a que la mayor parte del sodio en nuestra dieta proviene de los alimentos procesados y preparados, los consumidores tienen el desafío de reducir su ingesta de sodio por sí mismos".

En la guía preliminar propuesta se incluye un sistema común para definir y medir el progreso de la reducción de sodio en la subasta de alimentos de los EE.UU. El enfoque consiste en establecer objetivos de reducción razonables, voluntarios para la mayoría de los alimentos procesados y preparados, la colocación de los alimentos encerca de 150 categorías de productos de repostería a sopas. Los objetivos propuestos toman en cuenta datos sobre las preferencias del consumidor, así como los esfuerzos actuales de la industria para reducir el sodio. La FDA confía en que los objetivos a corto plazo, que buscan disminuir la ingesta de sodio a 3,000 mg por día, son fácilmente alcanzables. De hecho, muchos alimentos, tales como los productos de galletas saladas estilo "pretzel" de mayor venta, ya han alcanzado la meta a corto plazo.

La FDA ha propuesto un esfuerzo nacional, práctico, gradual y voluntario para la reducción de sodio y se comparte la guía preliminar propuesta para comentarios del público. La guía preliminar propuesta de la FDA propone reducciones factibles en una amplia gama de categorías de alimentos con cantidades de alto y moderado contenido de sodio. Se espera que esta guía logre reducciones significativas en el consumo de sodio al mismo tiempo que proporcione flexibilidad para la industria y más opciones para los consumidores.

"Creemos que ahora es el momento de participar en un diálogo nacional sobre el problema del exceso de sodio. La publicación de estos objetivos son un paso importante para este diálogo ", agregó la Dra. Mayne.

Para más información:

La FDA, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la protección, eficacia y seguridad de los medicamentos tanto veterinarios como para los seres humanos, las vacunas y otros productos biológicos destinados a su uso en seres humanos, así como de los dispositivos médicos. La dependencia también es responsable de la protección y seguridad de nuestro suministro nacional de alimentos, los cosméticos, los suplementos alimenticios, los productos que emiten radiación electrónica, así como de la fiscalización de los productos de tabaco.

Información para los medios de comunicación: Gloria Sánchez-Contreras, 301-796-7686, gloria.sanchez-contreras@fda.hhs.gov
Información al consumidor: 888-INFO-FDA

 

Fuente : U.S. Food and Drug Administration

Site Preview