La agencia publica nuevos datos y evaluaciones científicas sobre el arsénico en el arroz, y brinda consejos para las embarazadas y los bebés

SILVER SPRING, Maryland, 2 de abril de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- La U.S. Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) está tomando medidas para reducir la presencia de arsénico inorgánico en los cereales de arroz para bebés, una de las principales fuentes de exposición a arsénico en bebés. En relación con el peso, el consumo de arroz entre los bebés, principalmente en cereales de arroz para bebés, es alrededor de tres veces superior al consumo entre adultos. Además, los datos sobre consumo nacional muestran que las personas comen la mayor cantidad de arroz (en relación con su peso) aproximadamente a los 8 meses de edad.

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnvar/20151222/317925LOGO

A través de una propuesta de guía para la industria, la FDA está proponiendo un límite o "nivel de acción" de 100 partes por mil millones (ppb) para el arsénico inorgánico en cereales de arroz para bebés. La cifra es paralela al nivel establecido por la Comisión Europea (CE) para el arroz destinado a la producción de alimentos para bebés y niños pequeños. (La norma de la CE se refiere al arroz en sí mismo; la guía que propone la FDA establece un nivel preliminar para el arsénico inorgánico en cereales de arroz para bebé). Las pruebas de la FDA hallaron que la mayoría de los cereales de arroz para bebé actualmente en el mercado cumplen o se aproximan a cumplir con el nivel de acción propuesto.

"Nuestras acciones están motivadas por nuestro deber de proteger la salud pública y analizar cuidadosamente los datos y la ciencia más vanguardista", dijo la Dra. Susan Mayne, directora del Centro para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición Aplicada de la FDA. "El límite propuesto es un prudente y realista paso para reducir la exposición de los bebés al arsénico".

La agencia espera que los fabricantes puedan producir cereal de arroz para bebés capaz de cumplir con el límite propuesto o incluso estar por debajo de él con la aplicación de buenas prácticas productivas, como la obtención del arroz con bajos niveles de arsénico inorgánico. La FDA toma en cuenta un nivel de acción al considerar una medida de vigilancia del cumplimiento.

Consejos para los consumidores
La FDA sigue aconsejando a todos los consumidores observar una dieta balanceada para tener una buena nutrición y minimizar las posibles consecuencias adversar de ingerir cualquier alimento en exceso. La agencia no recomienda a la población en general un cambio en sus patrones actuales de consumo de arroz con base en la presencia de arsénico, pero sí brinda información específica para las embarazadas y los bebés a fin de ayudar a reducir su exposición a este elemento.

La agencia reconoce que el cereal de arroz para bebés es un "alimento de inicio" comunes para bebés y destaca que la Academia de Pediatría de los Estados Unidos alienta específicamente el consumo de cereales fortificados con hierro entre bebés y niños pequeños.

A partir de sus hallazgos en relación con el arsénico inorgánico en el arroz, la FDA ofrece los siguientes consejos para padres y responsables del cuidado de bebés:

  • Alimente a su bebé con cereales fortificados con hierro para bebé a fin de asegurarse de que recibe una cantidad suficiente de este importante nutriente.
  • El cereal de arroz fortificado con hierro es una buena fuente de nutrientes para su bebé, pero no debe ser la única y tampoco necesita ser la primera. Otros cereales fortificados para bebés son la avena, la cebada y los multrigranos.
  • En el caso de los niños pequeños en etapa de aprender a caminar hay que brindar una dieta balanceada que incluya diversos granos.

También con base en los hallazgos de la FDA, sería prudente que las embarazadas consumieran diversos alimentos, entre ellos una variedad de granos (como trigo, avena y cebada) para tener una buena nutrición. Esta recomendación es congruente con la tradicional guía nutricional para embarazadas elaborada por el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos que aconseja que la mitad de los granos que se consumen sean enteros.

Los estudios publicados, incluidas las nuevas investigaciones de la FDA, indican que cocinar el arroz en una cantidad excesiva de agua (de seis a 10 partes de agua por una parte de arroz) y desechar el agua sobrante puede reducir entre 40 y 60% del contenido de arsénico inorgánico dependiendo del tipo de arroz, aunque este método también podría eliminar algunos nutrientes clave.

Fundamento del límite propuesto y las recomendaciones para el consumidor
El límite propuesto se deriva de extensas pruebas en productos de arroz y no derivados de arroz, una evaluación de riesgos de la FDA en 2016 que analiza estudios científicos que muestran una relación entre resultados adversos del embarazo y efectos neurológicos en los primeros años de vida con la exposición al arsénico inorgánico, así como una evaluación de la factibilidad de reducir el arsénico inorgánico en los cereales de arroz para bebés.

La FDA encontró que la exposición de bebés y embarazadas al arsénico inorgánico puede causar un menor desempeño infantil en ciertas pruebas de desarrollo que miden el aprendizaje, según evidencias epidemiológicas entre las que figuran exposiciones a determinados alimentos.

La FDA está publicando datos sobre los niveles de arsénico inorgánico en 76 muestras de cereales de arroz para bebés. Los datos de la FDA muestran que casi la mitad (47%) de las muestras de cereales de arroz para bebés tomadas de tiendas minoristas en 2014 cumplieron con el nivel de acción propuesto de 100 ppb de arsénico inorgánico y una gran mayoría (78%) se situó en o por debajo de 110 ppb de arsénico inorgánico.

Para evaluar la existencia de otras fuentes de arsénico inorgánico en alimentos para bebés, la FDA también sometió a pruebas a más de 400 muestras de otros alimentos de consumo común entre bebés y niños pequeños. La agencia encontró que todos los alimentos sin arroz tenían menos de 100 ppb de arsénico inorgánico, demostrando así que hay otras opciones bajas en arsénico que pueden incorporarse a una dieta balanceada.

Además de evaluar los riesgos para la salud aquí comentados, la agencia desarrolló un modelo matemático para resultado de cáncer de pulmón y vejiga asociados al consumo de arsénico inorgánico por presencia en el arroz y derivados de arroz. La FDA calcula que la exposición al arroz inorgánico en el arroz y sus derivados causa cuatro casos adicionales de cáncer de pulmón y vejiga en el transcurso de la vida por cada 100,000 personas en los Estados Unidos. Esta estimación explicaría mucho menos del 1% de los casos de cáncer de pulmón y vejiga en el país. 

La evaluación científica de la FDA de posibles efectos adversos a la salud relacionados con el arsénico inorgánico quedó sujeta a dictamen externo y a revisión por otras agencias gubernamentales, como la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU., los Institutos Nacionales de Salud de los Servicios de Salud y Servicios Sociales de los EE.UU., y el Departamento de Agricultura de los EE.UU.

El arsénico es un elemento en la corteza terrestre que está presente en el agua, el aire y el suelo. El arsénico tiene una presencia natural en el suelo y el agua. Los fertilizantes y pesticidas también influyen en los niveles presentes. El arsénico existe en forma orgánica e inorgánica. Al encontrarse en la dieta, el arsénico inorgánico se considera más tóxico que el orgánico. El arroz tiene niveles más altos de arsénico inorgánico que otros alimentos, en parte debido a que, durante su crecimiento, la planta y el grano de arroz tienden a absorberlo del medio ambiente en mayor medida que otros cultivos.

Próximas medidas
La agencia acepta comentarios de la opinión pública sobre el nivel de acción propuesto y la evaluación del riesgo durante 90 días. Pronto se emitirá el aviso del Registro Federal.

Los fabricantes pueden optar por poner en práctica las recomendaciones de la propuesta de guía antes de que se considere definitiva.

Si desea más información:

La FDA, una agencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los EE.UU., protege la salud pública al garantizar la seguridad, efectividad e inocuidad de medicamentos humanos y veterinarios, vacunas y otros productos biológicos para uso humano, así como dispositivos médicos. La agencia es también responsable de la seguridad e inocuidad del suministro nacional de alimentos, cosméticos, suplementos alimenticios y productos que emiten radiación electrónica, además de regular los productos de tabaco.

Atención a medios: Lauren Sucher, 240-402-4793, lauren.sucher@fda.hhs.gov 
Atención a consumidores: 888-INFO-FDA

Fuente : U.S. Food and Drug Administration

Site Preview