La dependencia envía las primeras cartas de advertencia a los vendedores minoristas de productos de tabaco recién regulados

SILVER SPRING, Maryland, 16 de septiembre de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha anunciado hoy que ha tomado medidas contra 55 vendedores minoristas de productos de tabaco mediante el envío de las primeras cartas de advertencia por vender estos productos recién regulados, como cigarrillos electrónicos, líquidos para cigarrillos electrónicos y puros, a menores. Estas medidas llegan un mes después de que la FDA comenzará a aplicar las nuevas normativas federales que prohíben la venta a nivel nacional de cigarrillos electrónicos, puros, tabaco de cachimba y otros productos de tabaco recién regulados a los menores de 18 años de edad, tanto en persona como a través de Internet, y a solicitar que los vendedores comprueben las identificaciones con fotografía de todas las personas de menos de 27 años de edad, entre otras restricciones.

"Al imponer restricciones que prohíben la venta de productos de tabaco a los menores de edad —incluidos cigarrillos electrónicos, líquidos para cigarrillos electrónicos y puros— estamos ayudando a proteger la salud de los jóvenes estadounidenses. Los vendedores desempeñan una función vital a la hora de evitar que los productos de tabaco nocivos y adictivos caigan en manos de los menores, y les instamos a tomarse esa responsabilidad en serio", declaró Mitch Zeller, J.D., el director del Centro de Productos de Tabaco de la FDA. "Como resulta evidente a partir de estos controles iniciales de cumplimiento, es necesaria una aplicación federal estricta de estas importantes restricciones de acceso para las personas jóvenes".

Durante los controles de cumplimiento que se llevaron a cabo en las principales cadenas nacionales, tiendas especializadas de tabaco y vendedores minoristas en Internet, los menores de edad fueron capaces de comprar algunos de estos productos de tabaco recién regulados en una variedad de sabores atractivos para las personas jóvenes, como chicle, algodón de azúcar y gominola.

Antes de que se promulgara la regla definitiva que ampliaba la autoridad de la FDA a todos los productos de tabaco, incluidos cigarrillos electrónicos, puros, tabaco de cachimba y tabaco para pipas, entre otros, no había ninguna prohibición federal sobre la venta de estos productos a los menores, lo que contribuyó a que su consumo se disparara entre los jóvenes. Los datos de la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) muestran que el uso de los cigarrillos electrónicos entre los estudiantes de secundaria aumentó más del 900% entre 2011 y 2015, y el uso de la pipa de agua o cachimba también aumentó considerablemente durante este período. Además, los datos indican que el consumo de puros entre los estudiantes masculinos de secundaria es igual que el de cigarrillos. La regla, que entró en vigor el 8 de agosto, permite a la FDA proteger a las generaciones futuras de los peligros del consumo de tabaco a través de disposiciones dirigidas a restringir el acceso de los jóvenes.

Como parte de la Ley de Control del Tabaco y Prevención Familiar del Tabaquismo de 2009, la FDA vigila atentamente el cumplimiento de las leyes y los reglamentos federales sobre el tabaco y toma medidas correctivas cuando se producen incumplimientos. La dependencia, por si misma o mediante contratos, realiza inspecciones en 56 Estados y territorios. Cuando se detectan incumplimientos, la dependencia normalmente envía cartas de advertencia antes de tomar medidas de imposición, incluidas sanciones económicas de tipo civil y órdenes de prohibición de venta de productos de tabaco. Desde 2009, la FDA ha llevado a cabo más de 660,000 inspecciones de establecimientos minoristas dedicados a la venta de productos de tabaco, ha enviado más de 48,900 cartas de advertencia a vendedores minoristas por incumplimiento de la ley y ha iniciado más de 8,290 procedimientos de sanción económica de tipo civil.

El programa de cumplimiento y aplicación de las leyes sobre el tabaco de la FDA trabaja para garantizar que la industria y los comerciantes acaten las leyes diseñadas para proteger la salud pública. Para ayudar a los vendedores minoristas de productos de tabaco a comprender cómo cumplir con las normativas federales, la FDA les ofrece oportunidades de capacitación y formación sobre cumplimiento.

Los consumidores y otras partes interesadas pueden reportar los posibles incumplimientos de la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos en relación con el tabaco, incluida la venta de productos de tabaco a menores, mediante el Formulario para comunicar posibles incumplimientos de las leyes sobre los productos de tabaco de la FDA.

La FDA, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la protección, eficacia y seguridad de los medicamentos tanto veterinarios como para los seres humanos, las vacunas y otros productos biológicos destinados al uso en seres humanos, así como de los dispositivos médicos. La dependencia también es responsable de la protección y seguridad de nuestro suministro nacional de alimentos, los cosméticos, los suplementos dietéticos, los productos que emiten radiación electrónica, así como de la regulación de los productos de tabaco.

Información para los medios de comunicación: Gloria Sánchez-Contreras, 301-796-7686, gloria.sanchez-contreras@fda.hhs.gov

Información al consumidor: 888-INFO-FDA

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20151222/317925LOGO

Fuente : U.S. Food and Drug Administration

Site Preview