La Academia Americana de Oftalmología revela la verdad cegadora sobre fuegos artificiales vendidos a los consumidores, y desmiente cuatro mitos antes del Día de la Recordación y del Cuatro de Julio 

SAN FRANCISCO, 24 de mayo de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Las ventas de fuegos artificiales comenzarán en todo el país este fin de semana del Día de la Recordación, hasta el Cuatro de Julio. Mientras los minoristas inician sus promociones, la American Academy of Ophthalmology (Academia Americana de Oftalmología) arroja luz sobre este dato explosivo: la cantidad de lesiones oculares causadas por fuegos artificiales ha aumentado más del doble en años recientes.

Video - http://youtu.be/BIu1jFLf5Qg
Foto - http://photos.prnewswire.com/prnh/20160524/371525 
Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20151114/287412LOGO

Las lesiones por fuegos artificiales causan aproximadamente 10,000 visitas a las salas de emergencia cada año, según datos de la U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos) [1]. Las lesiones ocurren mayormente en las semanas antes y después del Cuatro de Julio. El informe más reciente de la CPSC sobre fuegos artificiales mostró que unas 1,300 lesiones oculares causadas por fuegos artificiales se trataron en salas de emergencia en los Estados Unidos en 2014, 600 más de las reportadas en 2011. Por eso es que varios oftalmólogos –médicos que se especializan en atención médica y quirúrgica– tienen que mantener salas de cirugía en alerta para tratar estas lesiones cada año.

Para evitar esas lesiones, la Academia está desmintiendo cuatro mitos sobre los riesgos de los  fuegos artificiales para consumidores:

  1. Pequeño no es lo mismo que seguro. Un culpable común de las lesiones con fuegos artificiales es la clase de fuego artificial que se da con frecuencia a niños, el clásico cohete chispero. Muchas personas creen erróneamente que los cohetes chisperos son inofensivos debido a su tamaño. Pero pueden alcanzar una temperatura hasta de 2,000 grados, tan alta que puede derretir ciertos metales. Aun los petardos o triquitraques diminutos pueden constituir un peligro. Un petardo que rebotó quemó partes de un ojo y un párpado de Nolan Haney cuando tenía 4 años de edad.
  2. Aunque parezca apagado, tal vez no lo esté. A los 16 años, Jameson Lamb fue golpeado de lleno en un ojo por una vela romana que creyó que se había extinguido. Ahora, a los 20 años, Lamb se ha sometido a varias operaciones, entre ellas un trasplante de córnea y un trasplante de célula troncal.
  3. El que usted no esté encendiendo o lanzando fuegos artificiales no significa que esté fuera de peligro. Un estudio internacional de lesiones oculares causadas por fuegos artificiales mostró que la mitad de los lesionados eran espectadores. Los investigadores también hallaron que una de cada seis de esas lesiones causaron una grave pérdida de visión[2].
  4. El Cuatro de Julio se puede celebrar sin usar fuegos artificiales para el consumidor. La Academia aconseja que la forma más segura de observar fuegos artificiales es ver un espectáculo profesional.

"Jugar con fuegos artificiales para el consumidor en estas fechas feriadas se ha convertido en una tradición tan querida que es fácil olvidar los peligros que representa, sobre todo para los ojos", dijo Philip R. Rizzuto, M.D., oftalmólogo y portavoz clínico de la Academia Americana de Oftalmología. "Esperamos que las personas tomen la ruta más segura para celebrar su independencia dejando este año los fuegos artificiales a los profesionales".

Si sufre una lesión ocular causada por fuegos artificiales:

  • Busque atención médica inmediatamente.
  • Evite frotarse o enjuagarse los ojos o aplicar presión.
  • No se saque ningún objeto del ojo, no se aplique ungüentos ni tome ningún medicamento para el dolor antes de buscar ayuda médica.

Para destacar los posibles peligros de los fuegos artificiales para los niños, la Academia ha creado un anuncio de servicio público con dibujos animados titulado "Fuegos artificiales: la verdad cegadora". Exhorta al público y a los medios a ver y compartir el anuncio de servicio público. Visite el sitio web EyeSmart® de la Academia para más información sobre los fuegos artificiales y la seguridad de los ojos.

Los miembros de los medios noticiosos que deseen hablar con oftalmólogos o pacientes que han sufrido lesiones con fuegos artificiales pueden dirigirse al Departamento de Relaciones Públicas de la Academia a media@aao.org.

Acerca de la American Academy of Ophthalmology
La American Academy of Ophthalmology (Academia Americana de Oftalmología) es la mayor asociación mundial de médicos y cirujanos oftalmológicos, una comunidad global de 32,000 médicos. Protegemos la vista y mejoramos vidas fijando las normas de la educación oftalmológica y defendiendo a nuestros pacientes y al público. Hacemos innovaciones para adelantar nuestra profesión y garantizar el cuidado de los ojos de la mayor calidad. Nuestro programa EyeSmart® proporciona al público la información más confiable sobre la salud del ojo. Para más información, visite aao.org.

[1] Informe Anual sobre Fuegos Artificiales de 2014 de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos 
[2] Trauma ocular por fuegos artificiales: una revisión sistemática de incidencias, gravedad, resultados y prevenciónBritish Journal of Ophthalmology, 2010

Fuente : American Academy of Ophthalmology

Site Preview