Las tasas más bajas de mortalidad en los países de altos ingresos con los que se comparó sugieren que se puede mejorar

ATLANTA, 6 de julio de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- En los EE. UU. mueren aproximadamente 90 personas cada día por choques automovilísticos, lo cual representa la tasa de mortalidad más alta entre los 19 países de altos ingresos con los que se comparó. Nuestro país ha mejorado en cuanto a la seguridad vial y redujo 31 % la mortalidad por choques automovilísticos entre el 2000 y el 2013. Pero otros países de altos ingresos redujeron aún más la mortalidad por choques automovilísticos —un promedio de 56 % durante el mismo periodo—, según el más reciente informe de Signos Vitales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Las tasas más bajas de mortalidad en los países de altos ingresos con los que se comparó, así como la alta prevalencia de factores de riesgo en los Estados Unidos sugieren que podemos mejorar más en salvar vidas. En comparación con otros países de altos ingresos, los Estados Unidos tuvieron:

  • las tasas más altas de mortalidad por choques automovilísticos por cada 100 000 habitantes y por cada 10 000 vehículos registrados;
  • el segundo porcentaje más alto de mortalidad relacionada con el consumo de alcohol (31 %); y
  • la tercera tasa más baja de uso del cinturón de seguridad en el asiento delantero (87 %).

Si los Estados Unidos tuvieran la misma tasa de mortalidad por choques automovilísticos que Bélgica —el país con la segunda tasa más alta de mortalidad después de los Estados Unidos—, se habrían perdido aproximadamente 12 000 vidas menos y se habrían evitado gastos estimados de 140 millones de dólares en costos médicos directos en el 2013. Y si los Estados Unidos tuvieran la misma tasa que Suecia —el país con la tasa más baja de mortalidad por choques—, se habrían perdido aproximadamente 24 000 vidas menos y se habrían evitado gastos estimados de 281 millones de dólares en costos médicos directos en el 2013.

"Es importante que nos comparemos no con nuestro pasado sino con nuestro potencial. Al observar que la situación en otros países de altos ingresos es mejor, sabemos que nosotros también podemos mejorar", dijo la directora del Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones de los CDC, Debra Houry, M.D., M.P.H. "Las personas de nuestro país se merecen un transporte mejor y más seguro", agregó.

Para este informe de Signos Vitales, los CDC analizaron datos compilados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Los CDC determinaron la cantidad de muertes y la tasa de mortalidad por choques automovilísticos en los Estados Unidos y en otros 19 países de altos ingresos, y proporcionaron reportes sobre el uso del cinturón de seguridad a nivel nacional y el porcentaje de la mortalidad relacionada con la conducción bajo los efectos del alcohol o con el exceso de velocidad, por país, según los datos disponibles. Los países incluidos en el estudio fueron Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Israel, Japón, Noruega, Nueva Zelandia, Reino Unido, Suecia y Suiza.

Cada país incluido en el estudio era miembro de la OCDE, cumplió con la definición del Banco Mundial de altos ingresos, tenía una población de más de 1 millón de personas y proporcionó reportes sobre la cantidad anual de muertes por choques automovilísticos y de millas recorridas en vehículos. Además, la diferencia entre las tasas de mortalidad por choques automovilísticos reportadas por los países y las tasas estimadas por la OMS no podía exceder 1 muerte por cada 100 000 habitantes.

"Es inaceptable que 90 personas mueran en nuestras vías cada día, especialmente cuando sabemos qué es lo que funciona para prevenir los choques, las lesiones y las muertes", dijo la líder del equipo de seguridad vial del Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones de los CDC, Erin Sauber-Schatz, Ph.D., M.P.H. "Se podrían salvar cerca de 3000 vidas cada año si aumentáramos el uso del cinturón de seguridad al 100 %, y hasta 10 000 vidas si elimináramos la conducción bajo los efectos del alcohol".

Los investigadores recomiendan usar el cinturón de seguridad tanto en el asiento delantero como en el trasero, usar asientos de seguridad o asientos elevados para niños de la manera adecuada hasta que cumplan 9 años como mínimo, no manejar nunca después de haber bebido, respetar los límites de velocidad y eliminar la conducción con distracciones. Asimismo, los estados pueden usar estrategias de comprobada eficacia para apoyar estas medidas que salvan vidas, previenen lesiones y evitan gastos en costos relacionados con choques.

El Centro de Lesiones de los CDC trabaja para proteger la seguridad de todas las personas en los Estados Unidos, todos los días. Para obtener más información sobre la seguridad automovilística, visite www.cdc.gov/motorvehiclesafety.

Signos Vitales es un informe que típicamente se difunde el primer martes de cada mes como parte del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC. Esta publicación ofrece los datos y la información más recientes sobre indicadores de salud clave. Entre estos se encuentran la prevención del cáncer, la obesidad, el consumo de tabaco, la prevención de lesiones automovilísticas, las sobredosis por medicamentos recetados, el VIH/sida, el consumo de alcohol, las infecciones asociadas a la atención médica, la salud cardiovascular, los embarazos en la adolescencia y la seguridad de los alimentos.

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.

Los CDC trabajan de día y de noche para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Ya sean amenazas crónicas o agudas, causadas por el hombre o resultado de un desastre natural, un error humano o un ataque deliberado, globales o nacionales, los CDC son la agencia nacional de protección de la salud en los EE. UU.

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20151112/286865LOGO

Fuente : Centers for Disease Control and Prevention