1 de cada 4 infecciones asociadas a la atención médica (HAI) relacionadas con operaciones y con el uso de catéteres y sondas es causada por seis bacterias resistentes en los hospitales de cuidados a largo plazo

ATLANTA, 3 de marzo de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Estados Unidos está haciendo un mejor trabajo en la prevención de las infecciones asociadas a la atención médica (HAI, por sus siglas en inglés), pero se necesita hacer más, especialmente en la lucha contra las bacterias resistentes a los antibióticos. El más reciente informe Signos Vitales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) exhorta a los trabajadores de la salud a usar una combinación de recomendaciones para el control de infecciones con miras a proteger mejor a los pacientes contra estas infecciones.

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20151112/286865LOGO

"Nuevos datos muestran que demasiados pacientes se están infectando con peligrosas bacterias resistentes a los medicamentos en los entornos de atención médica", dijo el director de los CDC, Tom Frieden, M.D., M.P.H. "Los médicos y los establecimientos de atención médica tienen el poder de proteger a los pacientes y nadie debería enfermarse cuando está tratando de mejorarse", agregó.

Muchas de las bacterias resistentes a los antibióticos que se consideran las más graves y urgentes amenazan a los pacientes mientras reciben tratamiento para otras afecciones en centros médicos, y pueden causar septicemia o la muerte. En los hospitales de atención médica aguda, 1 de cada 7 HAI relacionadas con una operación o con el uso de catéteres o sondas puede ser causada por cualquiera de las seis bacterias resistentes a los antibióticos de la lista a continuación. Esa cifra aumenta a 1 de cada 4 infecciones en los hospitales de atención médica aguda a largo plazo, los cuales tratan a pacientes que por lo general están muy enfermos y permanecen internados, en promedio, más de 25 días.

Las seis bacterias resistentes a los antibióticos consideradas una amenazan son:

  • Enterobacterias resistentes a los carbapenemes (ERC)
  • Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina (SARM)
  • Enterobacterias productoras de BLEE (betalactamasas de espectro extendido)
  • Enterococos resistentes a la vancomicina (VRE)
  • Pseudomonas aeruginosa multirresistentes a los medicamentos
  • Acinetobacterias multirresistentes a los medicamentos

Los hospitales de los EE. UU. están mejorando en la prevención de la mayoría de las HAI

Los datos nacionales presentados en este informe de Signos Vitales, junto con los datos del más reciente informe anual del avance en la prevención de las HAI, de los CDC, muestran que los hospitales de atención médica aguda han logrado lo siguiente:

  • Un descenso del 50 por ciento en las infecciones del torrente sanguíneo relacionadas con el uso de vías centrales (CLABSI, por sus siglas en inglés) entre el 2008 y el 2014.
  • Una disminución del 17 por ciento en las infecciones del sitio operatorio (ISO) entre el 2008 y el 2014, con respecto a 10 procedimientos a los cuales se les hizo seguimiento en informes anteriores sobres los avances con respecto a las HAI.
    • 1 de cada 7 ISO restantes son causadas por bacterias resistentes a los antibióticos consideradas amenazas urgentes o graves.
  • No hubo cambio en el promedio de las infecciones de las vías urinarias relacionadas con el uso de sondas (CAUTI, por sus siglas en inglés) entre el 2009 y el 2014. Sin embargo, durante este tiempo hubo avances en los entornos que no eran de cuidados intensivos, avances en todos los entornos entre el 2013 y el 2014, y más notablemente, muchos más avances en todos los entornos hacia el final del 2014.
    • 1 de cada 10 CAUTI es causada por bacterias resistentes a los antibióticos consideradas amenazas urgentes o graves.

El informe de Signos Vitales también analiza los efectos del Clostridium difficile (C. difficile), el tipo de bacteria más común causante de las infecciones en los hospitales. El C. difficile causó casi 1 millón de infecciones en los Estados Unidos solo en el 2011. El informe anual del avance, de los CDC, muestra que se logró una reducción del 8 por ciento en las infecciones intrahospitalarias por C. difficile entre el 2011 y el 2014.

Junto con el informe anual del avance, los CDC lanzaron el Atlas de seguridad de los pacientes sobre la resistencia a los antibióticos, una nueva app con datos interactivos sobre las HAI causadas por bacterias resistentes a los antibióticos. Esta herramienta muestra mapas del país, las regiones y los estados con combinaciones de superbacterias y medicamentos, y sus porcentajes de resistencia con el paso del tiempo. El atlas usa datos reportados a la Red Nacional de Seguridad en la Atención Médica de los CDC desde el 2011 hasta el 2014 por más de 4000 establecimientos de atención médica.

Mensaje de los CDC a los proveedores de atención médica

Los CDC están haciendo un llamado a médicos, enfermeros, administradores de establecimientos de atención médica y a departamentos de salud estatales y locales para que continúen haciendo su parte a fin de prevenir las HAI. El informe recomienda que los médicos y enfermeros combinen tres esfuerzos cruciales para lograr los siguiente:

  • prevenir la propagación de bacterias entre los pacientes;
  • prevenir las infecciones relacionadas con las operaciones o con la colocación de catéteres o sondas; y
  • mejorar el uso de los antibióticos por medio de la vigilancia.

"Para los médicos, prevención significa aislar a los pacientes cuando sea necesario", dijo Clifford McDonald, M.D., director adjunto de Asuntos Científicos de la División de Promoción de la Calidad de la Atención Médica de los CDC. "También significa tener conocimiento de los patrones de resistencia a los antibióticos en sus establecimientos, seguir las recomendaciones para la prevención de las infecciones que pueden ocurrir después de las operaciones, o por las vías centrales y los catéteres o sondas que se colocan en el cuerpo, y prescribir antibióticos correctamente", agregó.

Los esfuerzos de los CDC, sumados a los de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS), la Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica (AHRQ), y los mandatos estatales de notificación pública de las HAI, han contribuido al avance nacional en la mejora de la transparencia, la responsabilidad y la calidad con relación a la seguridad de los pacientes.

"La buena noticia es que estamos previniendo las infecciones intrahospitalarias, lo cual ha salvado miles de vidas", dijo Patrick Conway, M.D., M.Sc., subadministrador y director médico de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid. "El reto pendiente es cómo ayudamos a prevenir la resistencia a los antibióticos al igual que las infecciones. Estamos usando incentivos, cambios en la prestación de atención, y transparencia para mejorar la seguridad y la calidad para los pacientes", añadió.

El Congreso ha reconocido la necesidad urgente de combatir la resistencia a los antibióticos. Para el año fiscal 2016, el Congreso asignó $160 millones en nuevos fondos para que los CDC implementen las actividades listadas en el Plan de Acción Nacional para Combatir las Bacterias Resistentes a los Antibióticos. Con estos fondos, los CDC combatirán la propagación de la resistencia a los antibióticos mediante lo siguiente:

  • acelerar la detección y prevención de brotes en cada estado;
  • mejorar el seguimiento de los mecanismos de resistencia y las infecciones resistentes;
  • apoyar las investigaciones innovadoras para abordar las brechas actuales en el conocimiento; y
  • mejorar el uso de antibióticos.

Como parte del esfuerzo actual para mejorar la seguridad de los pacientes, los CDC y otros socios federales participarán en la Semana Nacional de Concientización sobre la Seguridad de los Pacientes del 2016, del 13 al 19 de marzo.

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por un error humano o por un ataque deliberado, los CDC tienen el compromiso de responder a los retos de salud más apremiantes en los Estados Unidos.

Fuente : Centers for Disease Control and Prevention

Site Preview