St. Louis, MO--(HISPANIC PR WIRE – METRO SERVICES)--13 de noviembre de 2003--Como las ideas tradicionales acerca de la raza, los prejuicios y los valores sociales fueron puestas en tela de juicio en los años sesenta, se ha producido un crecimiento estable de las relaciones y de los nacimientos de niños interraciales en los Estados Unidos. El Buró del Censo indica que la cantidad de niños que proceden de familias multirraciales ha aumentado en las últimas dos décadas. Hay un estimado de 700,000 familias multiculturales y aproximadamente 5 millones niños multiculturales en los Estados Unidos, según estadísticas del Programa de Ciencias de la Familia y el Consumidor de la Universidad del Estado de Ohio.

Tal diversidad puede traer abundantes beneficios para los niños que conviven con dos culturas en sus propios hogares. Sin embargo, la mayoría de los padres son muy intransigentes en lo referente a cómo desean criar a sus hijos, y cómo éstos deben comportarse, lo cual puede crear situaciones tensas para los padres de procedencias diferentes.

“[Recuerda que] tu esposa o esposo en la parentela también tiene su antecedente cultural, y puede tener tradiciones diferentes. La combinación de perspectivas culturales para educar a los hijos es un componente importante en la formación de una familia”, afirma Jane Kostelc, especialista de desarrollo infantil en el Parents as Teachers National Center (Centro Nacional de Padres-Maestros) un programa de educación de los padres para la crianza de niños pequeños con sede en Saint Louis.

“Es necesario enriquecer las vidas de los niños con tradiciones culturales. Dichas tradiciones son lo que vinculan una familia a su herencia, reflejando los antecedentes étnicos, raciales o nacionales. Según Parents as Teachers, el conocimiento de la herencia cultural familiar puede dar a los niños una noción de identidad que se extiende más allá de los límites de la familia inmediata, ayudándolos a reconocer que forman parte de una comunidad más amplia. Y la ayuda a los niños en la comprensión de su propia herencia constituye el primer paso para enseñarles a ser tolerantes con los demás. “Las celebraciones tradicionales son una oportunidad y un contexto para la realización de esas conexiones culturales”, añade Kostelc.

Es esencial que sus hijos comprendan las tradiciones de ambos padres, por lo cual es importante que se haga un esfuerzo por integrar las dos culturas al hogar. Una forma simple de incorporar dos tipos de tradiciones diferentes en la vida del niño es la lectura de cuentos populares de ambas culturas, y el comentario de lo aprendido con cada cuento. La conexión con los abuelos o parientes de más edad es otra forma magnífica para promover el desarrollo social y emocional del niño.

Además, hay que buscar oportunidades para que el niño forme parte de las tradiciones de otras culturas dentro de la comunidad, y comentar con éste las diferencias entre las celebraciones. La temporada navideña es una ocasión idónea para la búsqueda de actividades culturales en la comunidad, pero recuerde que el aprendizaje cultural se puede llevar a cabo en cualquier época del año.

La combinación de perspectivas culturales puede ser compleja, pero la práctica de las tradiciones de ambos padres hará más amplio el mundo del niño, y le brindarán recuerdos que durarán toda su vida. Parents as Teachers National Center le ofrece información gratuita acerca de cómo compartir las tradiciones culturales en el sitio http://www.patnc.org o en el teléfono (866) PAT4YOU.

Cinco formas de compartir las tradiciones culturales con los niños:

Cuando practique tradiciones culturales, hará surgir recuerdos que el niño atesorará para siempre, y disfrutará del vínculo especial que se produce gracias a esas prácticas. Parents as Teachers le sugiere cinco formas de compartir las tradiciones culturales con los pequeños:

1. Cantarle canciones de cuna tradicionales al bebito.

2. Participar en celebraciones culturales en cuanto nazca el niño.

3. Aprender cuentos folclóricos de su cultura, y narrárselos al niño.

4. Visitar con frecuencia a los parientes de mayor edad. Estimúlelos a compartir con ustedes las prácticas culturales de su niñez.

5. Haga un álbum de fotografías familiares que ilustre las tradiciones culturales, y véalo a menudo en compañía del niño.

--30--

CONTACTO:
Metro Editorial Services
Megan Wolf
(917) 339-0575

Fuente :