Sean Callahan, De Crs, Conoció A La Mujer Que Está A Punto De Convertirse En Santa

BALTIMORE, Maryland, 30 de agosto de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Sean Callahan recuerda cómo era trabajar con la Madre Teresa. "En aquellos días mi vocabulario se limitaba a dos palabras: 'Sí, Madre; Sí Madre; Sí Madre'", dice el director de operaciones de Catholic Relief Services (CRS) y vicepresidente de Cáritas Internacionalis.

Foto - http://photos.prnewswire.com/prnh/20160829/402330 

El 4 de septiembre de 2016, la beata Madre Teresa se convertirá en Santa Teresa de Calcuta. Callahan la conoció cuando era director regional de CRS para la India Oriental en Kalkota (entonces llamada Calcuta), a partir de 1994. Él continuó una larga relación entre CRS y la Madre Teresa que se había iniciado unos pocos años después de que ella y sus Misioneras de la Caridad comenzaran a llevar atención y amor a personas enfermas, pobres y moribundas, a principios de los años cincuenta.

"Ella era muy pequeña y hablaba en voz muy baja, así que yo estaba siempre doblado para poder oír lo que decía", dice Callahan, quien tiene una foto de la Madre Teresa, galardonada con el Premio Nobel de la Paz en 1979, en su escritorio en la sede mundial de CRS en Baltimore. "A menudo tomaba tus manos entre las suyas y te mantenía ahí mientras te hablaba".

Cuando Callahan llegó a Calcuta había tres millones de personas viviendo en las calles, un millón de las cuales eran niños.

"En aquel momento, la necesidad de ayuda en Calcuta era inmensa", dice Callahan. "Con tantas personas viviendo en las calles, por todas partes se veía desesperación y enfermedad. La Madre Teresa puso en marcha la Casa del moribundo porque no podía permitir que estas personas vivieran los últimos momentos de su vida en soledad".

CRS comenzó su trabajo en la India en 1946 para ayudar a la Iglesia local en Bombay a proporcionar alimentos a las personas que se recuperaban de la Segunda Guerra Mundial. Una década más tarde, Mons. Alfred Schneider, entonces director de CRS en la India, oyó hablar de una monja dedicada a servir a los pobres en Calcuta. Poco después conoció a la Madre Teresa en una escuela informal apoyada por CRS y visitó la Casa del moribundo, instalado en unos almacenes. Schneider luego recaudó dinero para la primera ambulancia de la Madre Teresa e hizo los arreglos para que ella hablara a un grupo de mujeres católicas en los Estados Unidos, lo que constituyó su primera instancia de publicidad internacional.

Enseguida CRS comenzó a trabajar con las Misioneras de la Caridad en programas de alimentación infantil y ayuda a familias en Calcuta. Esta relación se desarrolló más a medida que las Misioneras de la Caridad se convirtieron en el mayor colaborador de CRS en la India Oriental. Se asignaron hermanas para trabajar con CRS.

"Recuerdo un día en el que al llegar a una reunión con la Madre Teresa le hablé de un hombre que había visto en el medio de la calle, con un aspecto verdaderamente desvalido, sin ropa y muy débil", dice Callahan. "Su reacción inmediata fue preguntarme dónde estaba ese hombre y cuándo lo había visto para enviar la ambulancia. Luego me dio un número de teléfono y me dijo que si alguna vez veía algo parecido, llamara a ese número. Así es como trabajaba ella y yo me sentí aliviado de saber que podría llevar ayuda a algunas de las personas necesitadas que encontraba frecuentemente en aquella época".

"En otra ocasión, recibí una llamada de la Madre Teresa que se había enterado que había una inundación en Bangladesh y me preguntó si yo podía llevar camiones de suministros al lugar del desastre porque las hermanas de ahí los habían pedido", recuerda. "Le expliqué que se necesitaban permisos especiales del gobernador del estado para cruzar la frontera con alimentos y suministros de emergencia. Ella preguntó: '¿Qué tengo qué hacer?' y le dije que necesitaba obtener los permisos. 'Muy bien', respondió. 'Usted consigue los camiones y yo consigo los permisos. Nos vemos en dos horas'".

"Y eso es lo que pasó. Ella no simplemente enviaba a alguien – ella hacía el trabajo ella misma. Así que, efectivamente, cruzamos la frontera con nuestros suministros, llevando como pasajeras a las hermanas de las Misioneras de la Caridad", dijo.

En 1995, Callahan se vio obligado a abandonar la India a causa de una enfermedad. Mientras estaba preparando su partida, habló con la Madre Teresa y ella le dijo que quería visitarlo durante un próximo viaje a los Estados Unidos. Tras reorganizar un itinerario minuciosamente planeado, ella llegó a la sede mundial de CRS en mayo de 1996, el año antes de que muriera.

"Sentimos que estábamos ante la presencia de una santa", dijo Callahan. "Ella dio su vida para ayudar a la gente en sus condiciones más difíciles y creó una misión para que religiosos y laicos siguieran sus pasos".

Catholic Relief Services es la agencia oficial de la comunidad católica en los Estados Unidos para ayuda humanitaria internacional. La agencia alivia el sufrimiento y ofrece asistencia a personas necesitadas en más de 100 países, sin importar raza, religión o nacionalidad. El trabajo de CRS de ayuda y desarrollo se logra mediante programas de respuesta a emergencias, al VIH, salud, agricultura, educación, microfinanzas y construcción de la paz. Para más información, por favor visite crsespanol.org o crs.org o siga a CRS en las redes sociales:  Facebook, Twitter en @CatholicRelief,@CRSnews y @CRSnoticias, InstagramPinterest y YouTube.

Recursos multimedia para periodistas y editores:

Galería de fotos en alta resolución de la Madre Teresa, con pies de fotos:http://photos.crs.org/callahanmotherteresa contraseña: photos

Videos de entrevistas de miembros del personal de CRS que trabajaron con la Madre Teresa:http://bit.ly/MotherTeresa_CallahanVideos (en inglés)

Herramientas en línea: Centro de medios en línea de CRS: crs.org/media-center en inglés y aquí en español.

Para recursos adicionales, por favor póngase en contacto con: Anna Ruiz, anna.ruiz@crs.org, o 410-951-7238 o Susan Walters, susan.walters@crs.org

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20160405/351601LOGO

Fuente : Catholic Relief Services

Site Preview