La Academia Estadounidense de Oftalmología respalda iniciativa sobre la salud del consumidor destinada a proteger a los pacientes

WASHINGTON, 25 de abril de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- La Academia Estadounidense de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology) apoya una propuesta presentada recientemente en el Congreso cuyo objetivo es proteger la seguridad de millones de pacientes que necesitan recetas para lentes de contacto. La academia considera que la Ley de Salud del Consumidor de Lentes de Contacto (S. 2777) es una muy necesaria actualización de las leyes vigentes sobre recetas y es un avance significativo con miras a garantizar la seguridad del paciente. Combinaría sólidas protecciones a la salud del paciente con garantías de que los consumidores continuarán recibiendo sus lentes de contacto de manera oportuna.

Foto - http://photos.prnewswire.com/prnh/20160424/359257

La propuesta legislativa, presentada por el senador Bill Cassidy, republicano por Luisiana, mejoraría las formas de comunicación entre vendedores y médicos recetadores. También establecería nuevas vías para que los profesionales de la atención médica respondan a las solicitudes de verificación, entre ellas el correo electrónico. La propuesta también aumentaría las sanciones contra las personas que violen la ley al vender lentes sin receta, una práctica que con frecuencia pone en peligro la salud ocular de los estadounidenses.

La necesidad de regular más estrictamente a las personas que despachan recetas de lentes de contacto es muy real. Casi 41 millones de adultos estadounidenses usan lentes de contacto. Ello trae como resultado casi un millón de consultas médicas anuales por inflamación de la córnea o demás complicaciones de lentes. Ello le cuesta al sistema de atención médica de nuestro país $175 millones al año.

La academia apoya esta propuesta legislativa porque los médicos y cirujanos miembros cada año tratan a miles de pacientes con úlceras de la córnea que tienen el potencial de provocar ceguera. Muchos de estos casos son consecuencia de lentes de contacto inadecuados que han sido adquiridos gracias a lagunas en la ley vigente que permiten que sean vendidos sin verificar la receta.

"Durante mucho tiempo la academia ha buscado una adecuación legislativa de las leyes vigentes que pueda preservar la salud del paciente mediante políticas más estrictas sobre las recetas de lentes de contacto", expresó Michael X. Repka, doctor en Medicina, director médico para asuntos gubernamentales de la Academia Estadounidense de Oftalmología. "Esta propuesta mantiene el acceso a estos dispositivos médicos, pero también añade protecciones para el paciente contra lesiones oculares graves que pueden ocurrir si un lente de contacto no se prueba adecuadamente en el ojo".

Proporcionar lentes de contacto sin receta puede traer como consecuencia que el dispositivo no se pruebe bien, lo cual es un problema serio en la atención ocular. Todos los dispositivos médicos, que incluyen los lentes de contacto, deben tener una configuración o prueba única según cada paciente para asegurar rendimiento y seguridad óptimos.

La academia recomienda obtener una receta válida y un examen ocular ya sea de un oftalmólogo o de un optometrista.

"En mi clínica observamos directamente los problemas que los pacientes pueden sufrir debido a que el proceso para obtener lentes de contacto no es tan estricto como el de otros dispositivos médicos", sostuvo Thomas L. Steinemann, doctor en Medicina, representante de la academia en un grupo de trabajo sobre seguridad de los lentes de contacto que incluye la Administración de Alimentos y Medicamentos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y otros actores interesados. "Creemos que es imperativo que las personas cuenten con una receta de lentes de contacto exacta y actualizada, no solamente para la vista, sino también para la salud ocular general".

La ley actual únicamente exige que un vendedor de lentes de contacto obtenga la verificación de un profesional de la atención ocular durante un plazo de ocho horas. Cuando se acaba el plazo, el vendedor puede despachar la receta, inclusive si no se ha verificado.

Un análisis reciente realizado por la consulta del Dr. Steinemann en Cleveland resaltó la variedad de problemas existentes con las solicitudes de verificación de recetas de los vendedores por Internet. La gran mayoría de tales solicitudes tenían problemas. Muchas recetas o bien estaban incorrectas, o habían vencido o eran para pacientes que no se habían probado los lentes en esa clínica. Algunos pacientes nunca habían completado el proceso de prueba.

La Ley de Protección de Salud del Consumidor de Lentes de Contacto abordaría estas cuestiones. Les impediría a los vendedores despachar una receta si la persona que expide la receta plantea preocupaciones sobre salud y seguridad en el plazo de verificación de ocho horas. También les exigiría a los vendedores proporcionarles a los profesionales de la salud ocular una línea telefónica gratuita activa o una dirección de correo electrónico para que haya una comunicación más eficiente durante el proceso de verificación.

Acerca de la Academia Estadounidense de Oftalmología
La Academia Estadounidense de Oftalmología es la mayor asociación mundial de médicos y cirujanos oculares. Comunidad global conformada por 32,000 doctores en medicina, protegemos la vista y empoderamos vidas estableciendo los estándares de la educación oftálmica y defendiendo a nuestros pacientes y a la sociedad. Innovamos para promover nuestra profesión y para asegurar la prestación de atención ocular de la mayor calidad. Nuestro programa EyeSmart® le proporciona a la sociedad la información más confiable sobre la salud ocular. Para mayor información, visite www.aao.org.

Fuente : American Academy of Ophthalmology

Site Preview