La terapia del comportamiento se recomienda antes que los medicamentos para los niños pequeños con TDAH.

ATLANTA, 4 de mayo de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Más niños pequeños de 2 a 5 años de edad que reciben atención para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) se podrían beneficiar de servicios sicológicos, incluido el recomendado tratamiento de terapia del comportamiento. El más reciente informe de Signos Vitales, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), urge a los proveedores de atención médica a que remitan a los padres de niños pequeños con TDAH a capacitación en terapia del comportamiento, antes de recetar medicamentos para tratar el trastorno.

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20151112/286865LOGO

El TDAH es un trastorno biológico que causa hiperactividad, impulsividad y problemas de atención. Cerca de 2 millones de los más de 6 millones de niños con TDAH recibieron el diagnóstico antes de los 6 años. Los niños a los cuales se les diagnostica el TDAH a una edad temprana tienden a tener los síntomas más graves y se benefician de un tratamiento temprano. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que antes de recetarle medicamentos a un niño pequeño, los proveedores de atención médica remitan a los padres a capacitación en terapia del comportamiento. Sin embargo, según el informe de Signos Vitales, cerca del 75 % de los niños pequeños en tratamiento para el TDAH recibió medicamentos, y solo cerca de la mitad recibió algún tipo de servicio sicológico que podría haber incluido terapia del comportamiento.

"Los padres pueden sentirse abrumados con las decisiones sobre el tratamiento para el TDAH de su hijo, pero los proveedores de atención médica, los terapeutas y las familias pueden trabajar juntos para ayudar al niño a desarrollarse bien", dijo Anne Schuchat, MD (RADM, USPHS), subdirectora principal de los CDC. "Los padres de niños pequeños con TDAH pueden necesitar apoyo y la terapia del comportamiento es un primer paso importante. Esta terapia ha demostrado ser tan eficaz como los medicamentos, pero sin el riesgo de los efectos secundarios. Todavía estamos aprendiendo acerca de los posibles efectos inesperados del uso a largo plazo de medicamentos para el TDAH en niños pequeños. Hasta que sepamos más, la recomendación es primero remitir a los padres de niños menores de 6 años con TDAH a capacitación en terapia del comportamiento antes de recetar medicamentos", agregó.

El informe analiza datos de solicitudes de rembolso de atención médica de al menos 5 millones de niños pequeños (de 2 a 5 años) con seguro de Medicaid para cada año (2008-2011) y de cerca de 1 millón de niños pequeños con seguro patrocinado por un empleador para cada año (2008-2014). En ambos grupos, un poco más del 75 % de los niños pequeños con diagnóstico de TDAH recibió medicamentos para el trastorno. Solo el 54 % de los niños pequeños con Medicaid y el 45 % de los niños pequeños con seguro patrocinado por un empleador (2011) recibieron algún tipo de servicio sicológico anualmente, lo cual podría haber incluido la capacitación de los padres en terapia del comportamiento. El porcentaje de niños con TDAH que reciben servicios sicológicos no ha aumentado con el tiempo.

"Muchas familias se beneficiarían de la terapia del comportamiento. Sin embargo, en algunos casos, los medicamentos pueden ser lo adecuado", dijo Georgina Peacock, MD, directora de la División de Desarrollo Humano y Discapacidades en el Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo, de los CDC. "Cuando los proveedores de atención médica y las familias conocen los riesgos y beneficios de todos los tratamientos disponibles, están mejor preparados para elegir el tratamiento más adecuado para los niños pequeños con TDAH", afirmó.

Los padres no causan el TDAH de su hijo, pero pueden tener un rol clave en el tratamiento del trastorno. En la terapia del comportamiento, los padres son capacitados por un terapeuta durante ocho sesiones o más, en las cuales aprenden estrategias para fomentar el comportamiento positivo, desalentar los comportamientos negativos, mejorar la comunicación y fortalecer la relación con su hijo. Cuando se aplican, estas destrezas pueden ayudar al niño en la escuela, la casa y en sus relaciones, al mejorar el comportamiento, el autocontrol y la autoestima. Aprender y practicar la terapia del comportamiento requiere más tiempo, esfuerzo y recursos que tratar el TDAH con medicamentos; sin embargo, las investigaciones muestran que hay beneficios duraderos que hacen que la inversión valga la pena.

En la terapia del comportamiento, los terapeutas ayudan a los padres a desarrollar destrezas para guiar el comportamiento de su hijo. Estas destrezas pueden incluir lo siguiente:

  • Comunicación positiva: Cuando los padres les prestan toda la atención a sus hijos y repiten lo que los niños les han dicho utilizando las mismas palabras, los niños saben que los están escuchando y que a sus padres les importa lo que tienen que decir.
  • Refuerzo positivo: Elogie al niño cuando haga algo bien. Mientras más elogien los padres un comportamiento, más probabilidades hay de que el niño vuelva a comportarse de esa manera.
  • Estructura y disciplina: Los niños se comportan mejor cuando su mundo es predecible. Establezca rutinas y horarios para ayudar al niño a saber qué esperar todos los días. Responda al comportamiento del niño de la misma manera todo el tiempo para ayudarlo a aprender más rápidamente.

Mensaje de los CDC a los proveedores de atención médica

Los CDC les hacen un llamamiento a los médicos, al personal de enfermería y a los profesionales de la salud aliados, que tratan a niños pequeños con TDAH, a que apoyen a los padres al explicarles los beneficios de la terapia del comportamiento y al remitirlos a capacitación en este tipo de terapia. Este informe recomienda que los proveedores de atención médica:

  • Sigan las directrices clínicas (de la Academia Estadounidense de Pediatría y de la Academia Estadounidense de Siquiatría Infantil y de Adolescentes) para el diagnóstico y tratamiento del TDAH en niños pequeños.
  • Hablen con los padres sobre los beneficios de la terapia del comportamiento y por qué deberían capacitarse.
  • Identifiquen a los proveedores de capacitación para padres en el área y remitan a los padres de niños pequeños con TDAH a capacitación en terapia del comportamiento primero, antes de recetar medicamentos.

El informe destaca las oportunidades que se pierden los niños pequeños con TDAH de beneficiarse de la terapia del comportamiento. Aumentar las remisiones y la disponibilidad de servicios adecuados podría ayudar a muchas familias con niños pequeños que tienen TDAH.

"Reconocemos que estas no son decisiones de tratamiento fáciles de tomar para los padres", dijo la Dra. Schuchat. "Sabemos que la terapia del comportamiento es eficaz y que las destrezas que los padres aprenden pueden ayudar a toda la familia a tener éxito. Desarrollar estas destrezas en los padres y los niños empodera a las familias y ayuda a los niños pequeños con TDAH a que alcancen su máximo potencial", agregó.

Para obtener más información, visite www.cdc.gov/ADHD o help4ADHD.org.

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por un error humano o por un ataque deliberado, los CDC tienen el compromiso de responder a los retos de salud más apremiantes en los Estados Unidos.

Fuente : Centers for Disease Control and Prevention

Site Preview