Muchas nuevas madres informan no haber recibido ningún consejo del médico sobre...

Muchas nuevas madres informan no haber recibido ningún consejo del médico sobre la posición de dormir para el bebé o sobre la lactancia materna

Encuesta financiada por los NIH encuentra que hay una falta de consejos médicos consistentes sobre las recomendaciones del cuidado infantil.



COMPARTE ESTA NOTA





Muchas nuevas madres informan no haber recibido ningún consejo del médico sobre la posición de dormir para el bebé o sobre la lactancia materna

Encuesta financiada por los NIH encuentra que hay una falta de consejos médicos consistentes sobre las recomendaciones del cuidado infantil.


BETHESDA, Maryland, 27 de julio de 2015 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Según un estudio realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), muchas madres no reciben consejos de sus médicos sobre temas relacionados con el cuidado infantil, como la posición para dormir del bebé, la lactancia materna (amamantar), las vacunas y el uso del chupete o chupón.

Varios grupos de profesionales de cuidados de la salud han dado recomendaciones y normas sobre estos aspectos del cuidado infantil. Estas recomendaciones están basadas en investigaciones que han encontrado que ciertas prácticas pueden prevenir enfermedades e incluso salvar vidas.

Los autores del estudio examinaron una muestra representativa a nivel nacional de más de 1,000 nuevas madres, preguntándoles sobre los consejos de cuidado infantil que recibieron de los médicos, enfermeras, miembros de la familia y los medios de comunicación.

Aproximadamente el 20 por ciento de las madres indicaron no haber recibido consejos de sus médicos sobre las recomendaciones actuales sobre la lactancia o sobre la importancia de poner a dormir al bebé boca arriba, una práctica que hace tiempo ha demostrado reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del bebé o SIDS, por sus siglas en inglés. Más del 50 por ciento de las madres informaron no haber recibido consejos sobre el lugar donde deben dormir sus bebés. La práctica recomendada para que el bebé duerma más seguro es compartir la habitación con los padres, pero no compartir la misma cama.

El estudio fue publicado en la revista Pediatrics y se llevó a cabo por investigadores del Centro Médico de Boston de la Universidad de Boston y la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

“Los estudios anteriores han demostrado que las nuevas madres escuchan a sus médicos”, dijo la Dra. Marian Willinger, de la Subdivisión de Embarazo y Perinatología del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés), que financió el estudio y forma parte de los NIH. “Esta encuesta muestra que los médicos tienen la oportunidad de ofrecer consejos muy necesarios a las nuevas madres sobre cómo mejorar la salud infantil e incluso salvar las vidas de los bebés”.

Había más probabilidad de que las mujeres afroamericanas e hispanas y las madres primerizas recibieran consejos de sus médicos que las mujeres blancas y las madres con dos o más hijos.

“Como médica, estos resultados hicieron que me detenga y que realmente me ponga a pensar sobre cómo comunicamos la información importante a los nuevos padres,” dijo la autora principal del estudio, la Dra. Staci R. Eisenberg, pediatra del Centro Médico de Boston. “Quizás necesitemos ser más claros y más específicos cuando les aconsejamos a las nuevas madres sobre las recomendaciones para un sueño seguro infantil. Desde la perspectiva de la salud pública, ésta es una verdadera oportunidad para involucrar a las familias y los medios de comunicación en la promoción de la salud infantil”.

Para un estudio sobre las actitudes y los factores que afectan las prácticas del cuidado infantil (Study of Attitudes and Factors Effecting Infant Care Practices), los investigadores inscribieron a nuevas madres al momento del parto en 32 hospitales en todo el país. Con el tiempo, un total de 1,031 mujeres formaron parte en el estudio. Los investigadores pidieron a las mujeres que cuando sus hijos tuvieran entre 2 y 6 meses de nacidos, llenaran un cuestionario sobre los consejos que recibieron del pediatra, las enfermeras del hospital donde nació el bebé, sus familiares y los medios de comunicación. Además de descubrir si estas fuentes habían o no ofrecido consejos sobre el cuidado infantil, otro objetivo del cuestionario era intentar determinar si los consejos recibidos eran consistentes con las recomendaciones de los grupos de profesionales.

Por ejemplo, la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda a las personas que cuidan a los bebés que siempre los pongan a dormir boca arriba, tanto por la noche como para las siestas. Se preguntó a las mujeres en el estudio si estaban de acuerdo o no con una serie de declaraciones sobre cómo poner a dormir al bebé: “Las enfermeras en el hospital donde nació mi bebé piensan que debo poner a dormir a mi bebé [boca arriba (de espalda), de lado o boca abajo (de barriga)]”. Si la mujer estaba de acuerdo con la afirmación de que el bebé debe ser puesto a dormir boca arriba, los investigadores clasificaban su respuesta como consistente con la recomendación de la AAP. Si estaban de acuerdo con las afirmaciones de poner al bebé de lado o boca abajo, se consideraba que sus respuestas eran inconsistentes con la recomendación.

Cuando los médicos daban consejos, éstos solían ser consistentes con las recomendaciones. Sin embargo, del 10 al 15 por ciento de los consejos sobre la lactancia materna y el uso de un chupete o chupón no eran consistentes con las recomendaciones. Mientras tanto, un poco más del 25 por ciento de sus recomendaciones sobre cómo poner a dormir al bebé no eran consistentes con las recomendaciones sobre la posición o el lugar de dormir de los bebés.

Curiosamente, el 85 por ciento de las mujeres que informaron haber recibido consejos de los médicos que no eran consistentes con las recomendaciones sobre la posición para dormir, reportaron haber recibido consejos de poner a dormir a su bebé boca arriba y por lo menos en una de las otras dos posiciones, generalmente de lado (lo que aumenta el riesgo del síndrome de muerte súbita del bebé en comparación con solo ponerlo boca arriba). En comparación, del grupo de más del 32 por ciento de las madres que informaron haber recibido consejos inconsistentes de su familia con respecto a cómo poner a dormir a sus bebés, el 51 por ciento recibió el consejo de poner a dormir a su bebé boca abajo (la posición de dormir boca abajo ha sido asociada con el mayor aumento en el riesgo del síndrome de muerte súbita del bebé).

Es posible que los médicos y otras personas que pudieran ofrecer consejos a las madres no lo hagan porque no saben acerca de las recomendaciones o porque no están de acuerdo con alguna recomendación, indicaron los autores del estudio. Los médicos también pueden ser reacios a dar una recomendación que ellos creen que es controversial o una que podría llevar a una larga conversación, sobre todo si tienen limitaciones de tiempo durante las horas de trabajo o de consultorio.

Periodistas que hablan español: tengan en cuenta que el estudio no tiene ningún autor que hable español. Si requieren una entrevista en español, programaremos una conferencia telefónica con un autor del estudio y un intérprete.

Sobre el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés): El NICHD apoya las investigaciones sobre el desarrollo antes y después del nacimiento; la salud materna, infantil y familiar; la biología de la reproducción y asuntos poblacionales; y la rehabilitación médica. Para obtener más información, visite el sitio web del Instituto: http://www.nichd.nih.gov/espanol.

Sobre los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés): Los NIH, la agencia de investigación médica de la nación, incluyen 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Son la principal agencia federal encargada de realizar y apoyar la investigación médica básica, clínica y translacional e investigan las causas, los tratamientos y las curas para enfermedades comunes y raras. Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite http://www.nih.gov.

NOTA A LOS REDACTORES: Imágenes de alta resolución están disponibles en: http://hispanicprwire.com/multimedia/


Muchas nuevas madres informan no haber recibido ningún consejo del médico sobre la posición de dormir para el bebé o sobre la lactancia materna