Nuevo método de medicina de precisión para tratamiento del cáncer es prometedor...

Nuevo método de medicina de precisión para tratamiento del cáncer es prometedor en la eliminación de la brecha de desigualdades por cáncer

por el Instituto Nacional del Cáncer


COMPARTE ESTA NOTA

BETHESDA, Maryland, 23 de septiembre de 2015 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — La persona que es diagnosticada hoy con cáncer podría recibir de ordinario tratamiento para su enfermedad según el tipo de cáncer que tenga. Por ejemplo, hay tratamientos específicos, convencionales, para pacientes con cáncer de seno o con cáncer colorrectal o de próstata.

Logo – http://photos.prnewswire.com/prnh/20110316/MM66939LOGO

Esa estrategia está evolucionando ahora gracias a un nuevo método de medicina que se enfoca no en la ubicación del cáncer en el cuerpo sino en lo que hay dentro del mismo tumor.  En enero de 2015, el presidente Obama presentó al público este nuevo método de atención del paciente, que se conoce como medicina de precisión, y anunció una iniciativa de USD 215 millones destinada a acelerar el progreso en este campo de investigación. 

La Iniciativa de Medicina de Precisión, como se llama, está incluida en la  Propuesta Presupuestaria del Presidente para 2016.  Aunque los fondos apoyarán la investigación que se aplica a una gama de enfermedades y padecimientos, su enfoque inicial se pondrá en el cáncer, en donde ya se ha establecido el movimiento hacia la medicina de precisión, debido no en una pequeña parte al apoyo financiero federal sostenido y sustancial para investigación oncológica. Este apoyo ha permitido que el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) haya avanzado en forma significativa en la última década en campos como la genómica y la formulación de terapias dirigidas molecularmente. 

En el fondo, como explica el director interino del NCI, doctor Doug Lowy, la medicina de precisión trata de encontrar la afinidad de la prevención, del diagnóstico y del tratamiento con las características individuales de cada paciente.

En oncología, el tratamiento ya toma en cuenta algunas características de cada paciente. En la actualidad, los tratamientos pueden basarse en la presentación específica de una enfermedad en cada paciente (¿está solo en el órgano en donde empezó o se ha extendido?), en si el tumor está influenciado por ciertas hormonas  (como puede ser el caso en el cáncer de próstata o de seno), en si la persona tiene otros padecimientos de salud que pudieran influir en su habilidad para tolerar el tratamiento, así como en otros factores.  Sabemos de algunos casos en que el tipo de tumor también tiene importancia. Aun cuando un paciente tenga una anomalía molecular asociada con una respuesta a un cierto fármaco  en un tumor diferente, no significa necesariamente que su tumor (diferente) se reducirá de tamaño cuando ambos reciban tratamiento con el mismo fármaco.  Ahora tenemos las herramientas para tratar de empezar a distinguir en cuáles tumores es más probable que haya una buena respuesta.

La medicina de precisión se adelanta varios pasos más. En oncología, por ejemplo, los factores como en qué parte del cuerpo se originó un cáncer pueden ser menos importantes que las alteraciones moleculares – cambios que ocurren en los genes de una persona – que se cree están impulsando el crecimiento de un tumor. Hay varios fármacos para el cáncer que se están usando hoy, y varios más en preparación, que están diseñados específicamente para dirigirse a las células que tienen esas mutaciones y para destruirlas. 

Al seguir este método, una paciente con cáncer de seno y un paciente con cáncer de estómago pueden ser candidatos para el mismo tratamiento, si un análisis de sus tumores muestra que la misma alteración molecular está alimentando su cáncer.

La medicina de precisión puede aplicarse también a la prevención y a los exámenes de detección para los primeros indicios de cáncer, dice el doctor Lowy. “La medicina de precisión se usa ahora en exámenes de detección de cáncer de cuello uterino”, explica él. Virtualmente todos los casos de cáncer de cuello uterino son causados por una infección por el virus del papiloma humano, o VPH. Y, según los resultados de varios estudios, continúa el doctor Lowy, “estamos viendo ahora la transición de la prueba tradicional de Papanicolaou como examen de detección de cáncer de cuello uterino a pruebas que buscan la presencia de VPH que, los estudios han mostrado, pueden ser aún más efectivas para reducir el número de mujeres diagnosticadas con cáncer de cuello uterino”.

La comunidad oncológica de investigación dio recientemente un paso importante al hacer que la medicina de precisión sea una realidad para más gente. Al principiar el verano, el NCI lanzó un estudio clínico nacional de vanguardia llamado NCI-MATCH. En este estudio clínico, los investigadores están analizando los tumores de pacientes para determinar si contienen anomalías moleculares específicas para las que ya hay una terapia dirigida y para asignar tratamientos según la anomalía, más que su tipo de cáncer.

El estudio se inició en agosto de 2015 para adultos de 18 años y mayores con tumores sólidos avanzados y linfomas que ya no responden (o que nunca respondieron) al tratamiento convencional y que han empezado a crecer.  El estudio NCI-MATCH está abierto a pacientes en hospitales y clínicas del país, lo que significa que los pacientes pueden no necesitar viajar lejos de casa para inscribirse en el estudio. 

Este estudio clínico y otras iniciativas de medicina de precisión están ayudando a los investigadores del NCI a aprender lo efectivo que pueden ser los tratamientos de medicina de precisión en pacientes con una variedad de tipos de cáncer y de un amplio rango de edades y de antecedentes raciales y étnicos.   La medicina de precisión tiene la posibilidad de transformar la atención del cáncer y reducir la brecha que existe hoy en desigualdades por cáncer, dice el doctor Lowy.

Para más información sobre la medicina de precisión y el cáncer visite http://www.cancer.gov/research/key-initiatives/precision-medicine.

El Instituto Nacional del Cáncer, NCI, dirige el Programa Nacional de Cáncer y el esfuerzo de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) para reducir significativamente la prevalencia del cáncer y mejorar las vidas de los pacientes con cáncer y de sus familias, por medio de la investigación sobre prevención y biología del cáncer, la creación de nuevas intervenciones y la capacitación y mentoría de nuevos investigadores. Para obtener más información sobre el cáncer, visite el sitio web del NCI en www.cancer.gov/espanol (o m.cancer.gov/es desde su dispositivo móvil) o llame al Servicio de Información sobre el Cáncer del NCI al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER). Más artículos y videos de Líneas Vitales, una serie culturalmente relevante, se encuentran en www.cancer.gov/lineasvitales.

Nuevo método de medicina de precisión para tratamiento del cáncer es prometedor en la eliminación de la brecha de desigualdades por cáncer