CRS hace un llamado para un cambio revolucionario: evitar los desastres provocados por el hombre

BALTIMORE, 17 de mayo de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Al final del mes, durante la Cumbre Humanitaria Mundial en Estambul, del 23 al 24 de mayo, y posteriormente en la cumbre del G-7 en Japón, los líderes mundiales abordarán algunos de los retos más apremiantes de nuestro tiempo.

La Cumbre Humanitaria Mundial de las Naciones Unidas, considerada como un "llamado mundial a la acción", pide a los gobiernos, donantes y agentes internacionales y nacionales de ayuda y desarrollo a comprometerse con acciones que fortalezcan nuestra respuesta colectiva a las situaciones de emergencia y crisis prolongadas. En la cumbre del G-7 unos días más tarde, algunos de los países más ricos del mundo – los Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá y Japón – van a lidiar con temas que van desde la crisis de refugiados de Siria a la crisis en Ucrania.

Sean Callahan, director de operaciones de Catholic Relief Services con sede en Baltimore, estará presente en la Cumbre Humanitaria Mundial y dice:

"La Cumbre Humanitaria Mundial es una excelente oportunidad, pero sólo funcionará si los gobiernos y la ONU muestran la voluntad política para encontrar soluciones significativas a las crisis a largo plazo, incluyendo una solución negociada al conflicto sirio. Los gobiernos, así como las Naciones Unidas, tienen que venir a la mesa—en ambas cumbres—con compromisos reales. Los compromisos humanitarios son grandiosos, pero no son suficientes".

"Los componentes clave del sistema humanitario están ausentes. Debemos presionar a nuestros líderes para mostrar la voluntad política y moral que se necesita para hacer frente a las causas provocadas por el hombre detrás de algunos de los mayores desastres del mundo".

"Ciertamente las personas están sufriendo y necesitan ayuda en este momento, pero lo que realmente necesitan, lo que el mundo realmente necesita, es el fin de las razones por las que están sufriendo. Eso no significa detener las tormentas o los terremotos, significa detener las guerras, poner fin al cambio climático, eliminar la corrupción y fomentar el buen gobierno".

En la Cumbre Humanitaria Mundial, Catholic Relief Services se une a una red de organizaciones de los Estados Unidos haciendo compromisos especiales a través de la alianza InterAction. Los compromisos de CRS se basan en un enfoque integral que proporciona asistencia vital urgente centrado en la recuperación total. Esto incluye fondos adicionales; el fortalecimiento de la capacidad de las organizaciones locales; la inversión en programas que ayuden a las comunidades a prepararse mejor para los desastres; apoyo para el uso de dinero en efectivo en la ayuda por desastres de modo que las personas puedan comprar los artículos que más necesitan; mejorar la respuesta y los sistemas evaluación, y una mayor flexibilidad para moverse entre la respuesta humanitaria, la recuperación y el desarrollo a largo plazo.

"Invertir en la capacidad de las organizaciones locales es fundamental, ya que están mejor posicionadas para movilizar grandes redes de personal y voluntarios para proporcionar ayuda inmediata, incluyendo dinero en efectivo cuando sea apropiado. Las organizaciones locales, con acceso directo a los necesitados, están en mejores condiciones para asegurar que sus voces sean escuchadas. Un mayor enfoque en el fortalecimiento de la disposición de nuestros socios locales será un elemento de cambio para la manera en que prestamos asistencia humanitaria – de una manera que fomente la capacidad de recuperación a una escala mucho mayor".

"Actualmente, más de 60 millones de personas se encuentran desplazadas a causa de conflictos y la persecución – el número más alto registrado en la historia. Millones más se ven afectados por los desastres naturales cada año. Mientras que el financiamiento del gobierno de los Estados Unidos para la respuesta a emergencias en todo el mundo y la recuperación ha aumentado de forma constante a través del tiempo, aún no ha seguido el ritmo de las necesidades cada vez mayores. El gobierno de los Estados Unidos tiene que financiar de manera sólida los programas que ayudan a las comunidades a estar mejor preparadas y capaces de responder en caso de desastre".

Catholic Relief Services es la agencia oficial de la comunidad católica en los Estados Unidos para ayuda humanitaria internacional. La agencia alivia el sufrimiento y ofrece asistencia a personas necesitadas en más de 100 países, sin importar raza, religión o nacionalidad. El trabajo de CRS de ayuda y desarrollo se logra mediante programas de respuesta a emergencias, al VIH, salud, agricultura, educación, microfinanzas y construcción de la paz. Para mayor información, por favor visite www.crs.orgwww.crsespanol.org y siga a Catholic Relief Services en las redes sociales: Facebook, Twitter en @CatholicRelief, @CRSnews y @CRSnoticias, Instagram, Pinterest y YouTube.

Fuente : Catholic Relief Services

Site Preview