Estudio financiado por los NIH sugiere un nivel ideal para las mujeres embarazadas, especialmente las que son obesas

BETHESDA, Maryland, 13 de junio de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Los niveles adecuados de folato materno durante el embarazo pueden proteger a los niños de un riesgo futuro de obesidad, especialmente aquellos nacidos de madres obesas, según un estudio dirigido por investigadores financiados por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés).

"La nutrición de la madre durante el embarazo puede tener efectos a largo plazo sobre la salud del niño, así como la salud de la madre después del embarazo", dijo el investigador principal del estudio, Xiaobin Wang, M.D., M.P.H., Sc.D., de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore. "Nuestros resultados sugieren que el nivel adecuado de folato materno puede reducir el efecto de la obesidad de la madre sobre la salud de su hijo".

El estudio, publicado en línea en la revista profesional JAMA Pediatrics, fue financiado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés).

En los Estados Unidos, la obesidad en los niños y adultos es un problema grave de salud, que contribuye a problemas médicos tales como enfermedades del corazón, ataques al cerebro y diabetes tipo 2. Durante el embarazo*, la obesidad materna también aumenta el riesgo para una serie de complicaciones, tales como muerte fetal, defectos de nacimiento y parto prematuro. Además, los bebés nacidos de madres obesas tienen riesgos de salud a largo plazo, incluyendo un mayor riesgo de obesidad en la infancia.

El folato es una vitamina B esencial que reduce el riesgo de defectos del tubo neural. Estos son malformaciones que afectan al cerebro, la columna vertebral y la médula espinal. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que las mujeres en edad fértil tomen 400 microgramos de ácido fólico (una forma sintética del folato) todos los días para reducir el riesgo de que sus hijos nazcan con defectos del tubo neural. Sin embargo, no se conocía el papel de los niveles de folato maternos en el futuro riesgo de obesidad de un niño, sobre todo entre los nacidos de madres que estaban obesas durante el embarazo.

En el estudio, los investigadores examinaron los resultados en la salud de las madres y los niños (de 2 a 9 años de edad) en el Boston Birth Cohorts (estudio de cohortes de nacimientos en Boston), una población predominantemente minoritaria de bajos ingresos, con un alto número de casos de obesidad materna e infantil. Los investigadores analizaron los registros de salud de más de 1,500 pares de madres e hijos, incluyendo la información que se obtuvo antes, durante y después del embarazo. Para medir el nivel de folato de la madre durante el embarazo, los investigadores midieron el folato en las muestras de plasma almacenadas que se obtuvieron de dos a tres días después del parto.

Los investigadores encontraron una gran variedad de niveles de folato materno, pero observaron una relación "en forma de L" entre los niveles de folato de la madre y la obesidad infantil. En otras palabras, los niveles más bajos de folato estaban correlacionados con el mayor riesgo de obesidad infantil. Una vez que los niveles de folato alcanzaron aproximadamente 20 nanomoles por litro (nmol/L), lo cual está dentro del rango normal para adultos, aumentar más el nivel de folato no resultó en beneficios adicionales, lo que indica un nivel umbral o tope.

Según los investigadores, este umbral es más alto que el límite estándar para el diagnóstico de deficiencia de folato (menos de 10 nmol/L).

Las madres obesas en el estudio solían tener niveles más bajos de folato que las madres de peso normal. Sin embargo, cuando los investigadores examinaron solamente a las madres obesas, encontraron que los hijos de las madres obesas con niveles adecuados de folato (al menos 20 nmol/L) tenían un 43 por ciento menos riesgo de obesidad en comparación con los hijos de las madres obesas con niveles más bajos de folato (menos de 20 nmol/L). Los hijos de este último grupo tuvieron una puntuación z mayor del índice de masa corporal (IMC-z), una medida de la grasa corporal en los niños.

De acuerdo con los autores, establecer la concentración "ideal" en lugar de "mínima" de folato puede ser beneficioso para las mujeres que están planeando un embarazo, especialmente para las mujeres obesas.

"El folato es bien conocido para prevenir los defectos del cerebro y de la médula espinal en el feto en desarrollo, pero sus efectos sobre los trastornos metabólicos, como la diabetes y la obesidad se entienden menos", dijo Cuilin Zhang, M.D., Ph.D., investigador principal del NICHD y coautor del estudio. "Este estudio revela lo que puede ser un beneficio adicional del folato e identifica una posible estrategia para la disminución de la obesidad infantil".

El Boston Birth Cohort ha sido continuamente financiado por el NICHD desde el 2002 (R01 HD041702, R01 HD086013). La cohorte también recibió el apoyo del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental y del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, ambos de los NIH, así como de la Oficina de Salud Materna e Infantil de la Administración de Recursos y Servicios para la Salud, y la organización March of Dimes.

*Enlace con información en inglés.

Referencia:

Wang G, Hu FB, Mistry KB, Zhang C, Ren F, Huo Y, Paige D, Bartell T, Hong X, Caruso D, Ji Z, Chen Z, Ji Y, Pearson C, Ji H, Zuckerman B, Cheng TL, y Wang X. Associations of maternal prepregnancy BMI and plasma folate concentrations with child metabolic health. JAMA Pediatrics DOI: 10.1001/jamapediatrics.2016.0845 (2016)

Sobre el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés): El NICHD realiza y apoya investigaciones en los Estados Unidos y en otros países sobre el desarrollo del feto, el bebé y los niños; la salud materna, infantil y familiar; la biología de la reproducción y asuntos poblacionales; y la rehabilitación médica. Para obtener más información, visite el sitio web del NICHD.

Sobre los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés): Los NIH, la agencia de investigación médica de la nación, incluyen 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Son la principal agencia federal encargada de realizar y apoyar la investigación médica básica, clínica y translacional e investigan las causas, los tratamientos y las curas para enfermedades comunes y raras. Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite http://salud.nih.gov/.

Logo - http://photos.prnewswire.com/prnh/20160329/348862LOGO

Fuente : Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development, NIH

Site Preview