ORANGE, Calif., 11 de noviembre de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Es un tema que muchas personas conocen muy bien: la enfermedad periodontal (de las encías). Casi la mitad de los adultos estadounidenses mayores de 30 años tienen alguna clase de esta enfermedad, según los Centros para el Control de Enfermedades.

Video: http://www.youtube.com/v/f8aqBbEtsz0  

Western Dental & Orthodontics, uno de los líderes del país en atención odontológica accesible, asequible y de alta calidad, conoce muy bien cómo tratar la enfermedad periodontal, una infección bacteriana causada por la acumulación de bacterias tóxicas dentro de las bolsas de las encías, el área entre las encías y los dientes.

La enfermedad periodontal abarca desde una simple inflamación de las encías hasta una enfermedad grave que puede llevar a daños importantes del tejido blando y los huesos que soportan los dientes. En el peor de los casos se pierden los dientes y la enfermedad da lugar a problemas de salud más graves. Sin embargo, en todos los casos la enfermedad de las encías puede tratarse y, si se detecta temprano, puede revertirse.

Nuestras encías son un depósito que puede albergar bacterias, toxinas y productos inmunológicos destructivos. Cuando las encías se infectan, estos agentes nocivos entran en el torrente sanguíneo y viajan por todo el cuerpo hasta órganos vitales como el corazón, los riñones, el páncreas, etc.

"Western Dental es proactivo cuando se trata de la enfermedad periodontal. Educamos a todos nuestros pacientes sobre el tema y las ramificaciones de lo que puede pasar si no se tiene el cuidado apropiado de los dientes y las encías", dijo el Dr. John Luther, jefe de Odontología de Western Dental. "La enfermedad de las encías puede mejorar o empeorar. Todo depende de si va al odontólogo y recibe tratamiento y qué tanto sigue las recomendaciones del odontólogo sobre el cuidado diario de los dientes y las encías en el hogar".

Western Dental clasifica el tratamiento periodontal en cuatro etapas.

Etapa 1: Encías saludables

Síntomas: Las encías son de color rosado y los tejidos de las encías están bien ceñidos a los dientes.

Tratamiento: No hace falta ningún tratamiento, salvo limpiezas habituales cada seis meses.

Etapa 2: Gingivitis

Síntomas: Aparición temprana de la gingivitis (enfermedad leve de las encías). Las encías están rojas, blandas y apenas inflamadas. Las bacterias comienzan a multiplicarse dentro de la placa y hay acumulación en la superficie de los dientes. Si la gingivitis no se trata, puede avanzar a la etapa 3, una forma más agresiva de esta enfermedad.

Tratamiento: Se realiza la limpieza básica sobre la línea de las encías y después se irrigan las encías con yodo, se pulen los dientes y se aplica barniz de fluoruro. Los pacientes reciben un kit con productos para el cuidado bucal en el hogar que incluye pasta dental con fluoruro, enjuague bucal y un cepillo de dientes eléctrico. La placa debe quitarse todos los días con el cepillado de dientes y el uso del hilo dental.

Etapa 3: Enfermedad moderada de las encías

Síntomas: Encías blandas e hinchadas que sangran con facilidad. Las bacterias invaden el tejido gingival y se propagan a los huesos que soportan los dientes. Las encías pueden sangrar durante la exploración y estar hinchadas.

Tratamiento: El tratamiento recomendado puede incluir la limpieza y el alisado radicular (un tipo de limpieza profunda), seguidos de una irrigación con yodo, pulido dental y aplicación de barniz de fluoruro. Los pacientes reciben un kit con productos para el cuidado bucal en el hogar, que es una parte esencial del programa de mantenimiento.

Etapa 4: Enfermedad avanzada de las encías

Síntomas: Los dientes se aflojan, aparecen espacios entre los dientes y las raíces quedan expuestas a medida que se produce más pérdida ósea. Las bacterias y sus toxinas ahora invaden los vasos sanguíneos en el tejido gingival y viajan por los órganos vitales del cuerpo, lo que puede causar otros problemas de salud. Tal vez sea necesario extraer algunos dientes.

Tratamiento: Incluye la limpieza y el alisado radicular debajo de la línea de las encías. Normalmente se usa irrigación con yodo, un tratamiento con antibióticos, pulido dental (si el odontólogo lo recomienda) y aplicación de barniz de fluoruro, junto con productos para el cuidado bucal en el hogar para un mantenimiento continuo. Los pacientes necesitan volver de tres a cuatro semanas después para una cita de "tratamiento extendido" y se los evalúa para ver si es necesario derivarlos a un periodoncista para recibir más tratamiento.

Para conocer más sobre los cuidados periodontales o preguntar sobre una consulta en el centro odontológico Western Dental de su comunidad, visite www.westerndental.com o llame al 1-800-6-DENTAL.

 

Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20151202/292693LOGO

Fuente : Western Dental & Orthodontics