23,500 bebés menos nacieron en forma prematura

23,500 bebés menos nacieron en forma prematura

La cantidad de bebés prematuros baja a 523,033


COMPARTE ESTA NOTA

WHITE PLAINS, Nueva York, 8 de diciembre de 2010 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — En 2008, más de 23,500 bebés se evitaron las graves consecuencias para la salud que significa un nacimiento prematuro, de acuerdo a nuevos datos divulgados hoy por el Centro Nacional para Estadísticas de Salud.

De acuerdo al Informe Nacional de Estadísticas Vitales, en 2008 los Datos finales de nacimientos indicaban que en dicho año nacieron en forma prematura – antes de las 37 semanas de embarazo – 523,033 bebés, cifra menor a los 546,602 de 2007.

El reporte federal contiene información nacional de natalidad detallada acerca de una serie de cuestiones de salud materno-infantil. Por primera vez, el informe ofrece datos acerca del porcentaje de recién nacidos que se incluye dentro del área gris de “término temprano”. Estos bebés, que nacen entre las 37 y 38 semanas de embarazo no son prematuros y tampoco cumplen los criterios de “a término” ya que nacen antes de las 39 semanas de embarazo. Sin embargo, estos bebés de “término temprano” tienen índices de muerte más altos y tienen más probabilidad de tener problemas de salud que los nacidos “a término” (39 a 41 semanas de embarazo). De acuerdo al informe, en 2008 cerca del 28% de los bebés calificaron en la categoría de “término temprano” y solamente el 54% nació “a término”.

“Cada semana de embarazo es importante para la salud del bebé y las últimas semanas resultan críticas ya que muchos órganos importantes, incluyendo al cerebro, no se encuentran completamente desarrollados”, afirma la Dra. Jennifer L. Howse, Presidente de la Fundación March of Dimes. “El hecho de que 23,500 bebés menos hayan nacido en forma prematura resulta alentador y confiamos en que sea el comienzo de una tendencia, ya que aún hay más de medio millón de bebés que nacen cada año prematuramente en EE.UU. y el parto prematuro es la causa principal de las muertes en recién nacidos”.

De acuerdo al Institute of Medicine, el nacimiento prematuro es un grave problema de salud que cada año le cuesta a Estados Unidos más de $26,000 millones. Los bebés que sobreviven a un parto prematuro a menudo enfrentan el riesgo de padecer problemas de salud tales como dificultades respiratorias, parálisis cerebral, discapacidades intelectuales y otras, a lo largo de toda su vida. Incluso los bebés nacidos con unas pocas semanas de anticipación tienen índices más altos de hospitalización y problemas de salud que los nacidos a término.

Luego de tres décadas de aumentos en el índice de nacimientos prematuros, en 2008 el país asistió a la primera caída de dos años, un 4% de descenso con respecto a 2006. El índice final de nacimientos prematuros en 2008 cayó hasta el 12.3%, en comparación con el índice final de 2006, que fue del 12.8%. De acuerdo al informe, las caídas en los índices de nacimientos prematuros se dieron en todos los grupos raciales y étnicos.

La March of Dimes es la organización sin fines de lucro líder para el embarazo y la salud del bebé. Con subsidiarias en todo el país, la Fundación March of Dimes trabaja para mejorar la salud de los bebés a través de la prevención de los defectos de nacimiento, los nacimientos prematuros y la mortalidad infantil. Para obtener los últimos recursos y más información, visite marchofdimes.com o nacersano.org. Para obtener estadísticas perinatales detalladas del ámbito nacional, estatal y local, visite PeriStats en marchofdimes.com/peristats. Encuéntrenos en Facebook y síganos en Twitter.

FUENTE March of Dimes

23,500 bebés menos nacieron en forma prematura