AAA y expertos en protección de incendios publican aviso para contribuir a...

AAA y expertos en protección de incendios publican aviso para contribuir a prevención de un cuarto de millón de incendios vehiculares



COMPARTE ESTA NOTA

Hialeah, FL–(HISPANIC PR WIRE)–13 de octubre de 2005–La AAA (Triple A), en unión de la Asociación Nacional de Protección Contra Incendios (NFPA, por sus siglas en inglés), y un grupo de bomberos profesionales, dio a conocer en el día de hoy un aviso nacional al consumidor, pidiendo la ayuda del público en la prevención de los incendios de automóviles en los Estados Unidos.

Según los resultados de una investigación concluida recientemente por la NFPA, los departamentos públicos de incendios de los Estados Unidos respondieron a un estimado de 266,500 llamadas de auxilio en casos de incendios vehiculares de autopista durante el año 2004. Dichos incendios cobraron las vidas de 520 personas, provocando además 1,300 lesiones, y aproximadamente mil millones de dólares por concepto de daños a la propiedad. Además, ese tipo de siniestros de carretera conformó el 17 por ciento de los reportes totales de incendios, y el 13 por ciento del total de fallecimientos de civiles. Los incendios vehiculares de carretera pueden incluir automóviles, camiones, motocicletas y otros vehículos que transitan regularmente por vías urbanas o autopistas, y ocurren en su mayoría a causa de desperfectos mecánicos o eléctricos.

“En el 2004, los incendios vehiculares de carretera causaron más muertes que los siniestros en apartamentos”, explicó James M. Shannon, Presidente de la NFPA. “Es necesario que el público tome más conciencia de este serio problema de seguridad, y adopte medidas para disminuir el riesgo de un incidente de ese tipo”.

Por su parte, Robert L. Darbelnet, Presidente de la AAA, añadió: “Las dimensiones y seriedad del problema de los incendios vehiculares en los Estados Unidos ha hecho que la AAA advierta a todos los conductores que estén alertas con respecto a los diversos problemas de mantenimiento que pudieran provocar incendios; y que conozcan las medidas que deben tomar en caso de que el automóvil se incendie”.

“Aunque los conductores pudieran pensar que las colisiones son las principales responsables de los incendios, eso no es cierto. La mayoría surge por fallas en componentes del vehículo que podrían haber sido objeto de mantenimiento o reparación antes de ocasionar o acelerar un siniestro. Por tal razón, la AAA y la NFPA exhortan a los propietarios de vehículos a que coordinen una inspección integral de mantenimiento de sus automóviles este otoño, si no han realizado ninguna en los últimos 12 meses”, puntualizó Darbelnet.

Los propietarios de vehículos y los técnicos encargados de la inspección de los mismos deben prestar especial atención a cablerías dañadas o conexiones eléctricas sueltas, así como a tuberías desgastadas o abultadas y conexiones con filtración, así como componentes de frenaje con desgaste severo, y daños en los protectores contra el calor, especialmente los que cubren los convertidores catalíticos, tubos de escape y otras fuentes generadoras de altas temperaturas, advirtió la AAA (Triple A).

Según estadísticas de la NFPA, más de dos terceras partes de los incendios vehiculares de carretera son provocados por desperfectos o mal funcionamiento de sistemas mecánicos o eléctricos. Asimismo, las colisiones o vuelcos sólo provocaron el 3% de ese tipo de siniestros, pero el 57% de los fallecimientos asociados con los mismos. Para reducir aún más los riesgos vinculados a incendios vehiculares, es necesario que los consumidores conozcan lo que se puede hacer—y lo que deben evitar—en caso de que el automóvil se incendie. Otto Drozd, Jefe del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Hialeah, Florida, advierte lo siguiente: “Si se produce un incendio en el vehículo, hay que detener la marcha, salir del mismo, y pedir ayuda lo antes posible. Cualquier intento de combatir el siniestro por cuenta propia puede conducir a lesiones serias o la muerte, por lo que debe evitarse a todo costo”.

Drozd recomienda las medidas siguientes:

DETENGASE – Si es posible, estacione al costado de la vía, y apague la ignición. El estacionamiento fuera de la carretera permite que todos los ocupantes puedan salir sin peligro del vehículo. Apague la ignición para detener el flujo de corriente eléctrica y de gasolina. Coloque la palanca de velocidades en “Park” (estacionamiento) o active el freno de emergencia, para impedir que el vehículo se mueva después que salga del mismo. No abra el capó, ya que, al hacerlo, una mayor cantidad de oxígeno podría aumentar las proporciones del incendio, y exponerlo a usted al peligro de una llamarada súbita.

SALIDA DEL VEHICULO – Asegúrese de que todos los ocupantes abandonen el automóvil, pero no pierda tiempo ni aumente el riesgo de quemaduras y lesiones tratando de recuperar sus pertenencias o efectos personales. Ubíquense a unos 100 pies de distancia, teniendo en cuenta el flujo de tráfico, y manteniéndose todos juntos. Recuerde que no sólo se corren riesgos a causa del incendio, sino también de los vehículos que transitan por esa zona.

PEDIR AYUDA – Llame al 911 o el número de emergencia del departamento de incendios de su localidad. Los bomberos están adiestrados especialmente para combatir incendios vehiculares. No regrese al automóvil para intentar apagar el siniestro por su cuenta, ya que el fuego puede ser imprevisible y difícil de dominar, incluso hasta para los bomberos. Los componentes a presión pueden reventarse o estallar, derramando o atomizando líquidos altamente inflamables, o expulsar proyectiles que pueden provocar serias lesiones.

Para reducir los riesgos de incendio vehicular, la AAA (Triple A) le ofrece las recomendaciones siguientes:

— El vehículo debe ser inspeccionado al menos una vez al año por un técnico adiestrado y profesional. La AAA, como servicio público, inspecciona y aprueba miles de instalaciones de reparación de automóviles en los Estados Unidos y Canadá, como parte del Programa de Reparación Automotriz Aprobada de AAA. Los nombres y direcciones de los talleres de reparaciones aprobados por la Triple A están a su disposición en el sitio Web http://www.aaa.com.

— Preste atención a filtraciones de líquidos bajo el vehículo, así como mangueras rajadas o abultadas, o cablerías sueltas, con metales al descubierto o recubrimiento rajado. En caso de detectar alguno de estos desperfectos, haga que lo inspeccionen y reparen lo antes posible.

— Manténgase alerta con respecto a los cambios en el sonido de su vehículo cuando está en marcha, o de cualquier columna de humo que salga del tubo de escape. Un tono de escape más alto de lo usual, la salida de humo por el tubo de escape, o una explosión o ignición prematura, pueden ser avisos de problemas o daños en el sistema de control de emisiones y escapes de alta temperatura del vehículo. Si sospecha que tal sistema es el afectado, haga que lo inspeccionen y reparen lo antes posible.

— Conduzca respetando los límites de velocidad establecidos y otras reglas del tránsito. Esté alerta todo el tiempo para detectar cualquier cambio en las condiciones de la vía.

Este aviso conjunto con referencia a los incendios vehiculares de la AAA (Triple A) y la NFPA, se hace público en el marco de la Semana Nacional de Prevención de Incendios—9 al 15 de octubre—y el Mes del Cuidado del Vehículo de la AAA.

La NFPA ha sido un líder mundial en proporcionar al público seguridad en materia de incendios, electricidad, edificaciones y protección para la vida desde el año 1896. La misión de esta organización internacional sin fines de lucro es reducir la carga que los incendios y otros peligros imponen sobre la calidad de vida en todo el mundo, ofreciendo y defendiendo códigos y normativas de consenso, así como investigación, adiestramiento y educación. Para más información, visite el sitio Web http://www.nfpa.org.

La AAA (Triple A), la mayor organización automovilística y de viajes de placer de Norteamérica, presta servicios financieros, de viajes, de seguros, automotrices y de ahorros sólo para afiliados a sus más de 48 millones de integrantes. Desde su fundación en 1902, la AAA, asociación sin fines de lucro y aporte tributario total, ha sido líder y defensora de la seguridad y el bienestar de los viajeros. Los clubes de la AAA se pueden visitar en Internet en el sitio Web: http://www.aaa.com.

AAA y expertos en protección de incendios publican aviso para contribuir a prevención de un cuarto de millón de incendios vehiculares