Accionistas Principales de Pollo Campero Continúan Fraude Mediante Propaganda

Accionistas Principales de Pollo Campero Continúan Fraude Mediante Propaganda

Después de ser encontrados responsables de fraude la familia Bosch-Gutiérrez lanza campaña de desinformación distorsionando la evidencia que prueba las actividades incorrectas de su Grupo Avícola


COMPARTE ESTA NOTA

MIAMI, 16 de septiembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Cuando la Corte Suprema de Bermuda emitió su decisión confirmando acusaciones de evasión fiscal pendientes por mucho tiempo en contra de los principales dueños de la cadena de restaurantes Pollo Campero entre muchos otros negocios. Observadores de los medios de prensa fueron sorprendidos y confundidos al leer que los demandados se declaraban “victoriosos”.

“El que los demandados celebren su derrota como si hubiese sido una victoria es como echar sal a las heridas — resulta difícil pensar que alguien celebre cuando una de sus empresas escapa responsabilidad sobre un fraude, mientras que la empresa que es el corazón de sus negocios, en este caso la Corporación Multi-Inversiones S.A., resulta ser quien es responsable y dirige el fraude”, dijo Robert Amsterdam, abogado de LISA, S.A., la demandante en una serie de acciones legales en contra de compañías controladas por Juan Luis Bosch y Dionisio Gutiérrez Mayorga, de los hombres más ricos y poderosos de Centro América. “Parece evidente que después de que fueran expuestas ante la ley sus actividades fraudulentas, ellos continúan con el mismo patrón de engaño ante el público al manipular y distorsionar la información para los medios de prensa”.

Por ejemplo, en un comunicado de prensa fechado 10 de septiembre, 2008, el equipo Bosch-Gutiérrez continúa promoviendo hechos inexactos con la intención de distraer la atención de asuntos de gran importancia pública no sólo en Guatemala, sino que gran parte de Latino América y los Estados Unidos. Estas son algunas de esas distorsiones:

— Los demandados intentan minimizar la importancia del fraude cometido al enfatizar repetidamente que los cerca de $2 millones de dólares otorgados en la sentencia son menores que su oferta inicial en 1998 y en la oferta que hicieran justo antes del juicio. Esto es incorrecto. Los hechos demuestran que la decisión del juez incluye intereses y penalidades por aproximadamente $1.8 millones de dólares más costos legales y honorarios de los abogados (monto a determinarse en una audiencia en unas semanas).

— Los demandados han regado información inexacta a los medios de prensa en un intento por argumentar que la demandante no logro probar que el Grupo Avícola efectuaba secretamente ventas de pollos vivos, naranjas y gallinaza dejándolas fuera de los libros de contabilidad. Esto es completamente falso. El juez Ian Kawaley escribió en su resolución que ejecutivos representantes de Bosch-Gutiérrez “claramente admitieron en una reunión que fuera grabada en secreto que una sustanciosa porción de los ingresos generados por el Grupo Avícola, en particular los fondos en efectivos generados por las ventas de pollos vivos, gallinaza y naranjas no fueron registrados en los libros de contabilidad sino que fueron utilizados para distribuir utilidades a los accionistas”.

— El objetivo de los demandados era desinformar al público sobre el resultado del juicio en Bermuda lo que queda claro cuando repiten que la corte “rechazó” las acusaciones de fraude en contra de Avícola Villalobos, una de las empresas que conforman el Grupo Avícola. En ningún momento en su resolución el juez que no se hubiese cometido fraude en esa empresa. La resolución se refirió a que compañía es realmente la mente que controla el fraude. El juez Kawaley escribió que “Esta constelación de hechos no sólo ilustra por qué la mejor evidencia disponible apunta claramente a que

Multi-Inversiones (y no AVSA) es quien controla a Leamington”.

El presentar esa decisión como una exoneración de cualquier tipo es una tremenda distorsión de los hechos, dijo uno de los abogados de la demandante. El hecho que el juez haya identificado a la Corporación Multi-Inversiones como la entidad que controla el fraude demuestra ante el público el nivel de corrupción de ese conglomerado.

“Por casi diez años hemos visto a los demandados diestramente distraer la atención pública para evadir las difíciles preguntas que provocarían las serias acusaciones en su contra, como por qué se rehusaron a permitir que su experto forense fuese examinado por los abogados de la demandante durante el juicio en Bermuda, o como la existencia de múltiples contabilidades contradicen las potencialmente manipuladas auditorías del Ministerio Público, o por qué tratan de distorsionar su responsabilidad disfrazándola de Inocencia”, dijo Juan Rodríguez, abogado de la demandante. “Ellos tienen un objetivo primordial, el cual es evitar la cobertura noticiosa a todo costo. Sólo una parte en esta disputa teme a los hechos. Invito a todos los interesados a revisar cuidadosamente la documentación para poder entender la duplicidad de estos inmensamente poderosos individuos”.

Para mas información sobre este caso, incluyendo copias de los documentos presentados ante la corte y resoluciones, por favor visite http://www.casogutierrez.com o comuníquese por correo electrónico con James Kimer a James.kimer@ksocialmedia.com.

Accionistas Principales de Pollo Campero Continúan Fraude Mediante Propaganda