Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) lanza una...

Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) lanza una campaña para informar a la comunidad hispana acerca de los riesgos de la listeriosis debido al consumo de queso fresco

Varias muertes por consumo de quesos contaminados en diversas ciudades de los Estados Unidos exigen que se tomen medidas


COMPARTE ESTA NOTA

Los Ángeles, CA—(HISPANIC PR WIRE)–20 de abril de 2005–La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) está distribuyendo una advertencia a los hispanos, especialmente para mujeres embarazadas y recién nacidos, personas mayores y personas con sistemas inmunes debilitados, para que tomen precaución al consumir queso fresco dado que podrían correr el riesgo de contraer listeriosis.

Los consumidores hispanos deberían estar al tanto de que cualquier queso elaborado con leche sin pasteurizar puede ponerlos en riesgo de contraer listeriosis, una seria enfermedad causada por el consumo de alimentos contaminados con la bacteria llamada Listeria monocytogenes. Se descubrió que el queso fresco, que es un queso blando, blanco y húmedo, es uno de los tipos de queso que más consumen los hispanos y puede incluir otros estilos de queso como el panela y asadero, entre otros.

La FDA descubrió que muchos hispanos elaboran el queso fresco en sus casas con leche cruda para venderlo a los integrantes de su comunidad y/o transportan queso ilegalmente desde México. Consecuentemente, han habido varios casos de listeriosis en California, Washington y Carolina del Norte, donde 12 personas infectadas, todas hispanas, habían consumido queso fresco casero contaminado.

La ola de casos de listeriosis más reciente incluyó a 11 mujeres embarazadas. Estas infecciones resultaron en cinco nacimientos de bebés muertos, tres partos prematuros y dos recién nacidos infectados. Recientemente, los casos de tuberculosis en la Ciudad de Nueva York también han estado ligados al consumo de quesos del estilo del queso fresco. Un niño ha muerto y docenas de residentes de Nueva York han contraído tuberculosis entre 2001 y 2004, según anunciaron funcionarios municipales y federales en el mes de marzo.

Esta enfermedad es causada por la bacteria llamada Mycobacterium bovis y fue encontrada en quesos importados desde México. La brucelosis y salmonelosis también han estado ligadas al consumo de quesos del estilo del queso fresco.

Las olas de casos se han vuelto un tema muy serio en la comunidad hispana debido a una aparente preferencia por quesos elaborados con leche cruda y la costumbre cultural de elaborar quesos caseros tanto para el consumo propio como para la venta. La FDA advierte que esta práctica es muy peligrosa. Cualquier queso elaborado con leche cruda puede estar contaminado con listeria y otras bacterias dañinas dado que la leche no pasó por el proceso de pasteurización para destruir toda presencia de bacteria, que puede resultar en la enfermedad o la muerte.

La FDA además quisiera que la comunidad tenga conocimiento de que es ilegal la venta interestatal de leche cruda, aunque cada estado regula la venta de leche cruda dentro de su propia jurisdicción.

Las personas, particularmente aquellas con alto riesgo de contraer listeriosis, tales como mujeres embarazadas, recién nacidos, personas mayores o con sistemas inmunes debilitados, pueden desarrollar la enfermedad dentro de unos pocos días o hasta semanas después de consumir el queso contaminado. Los síntomas incluyen fiebre, escalofríos, dolores musculares, nauseas, diarrea o malestar estomacal. Si la infección se expande al sistema nervioso, la persona infectada además puede sufrir jaquecas, rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio o convulsiones.

La FDA aconseja a las mujeres embarazadas que deben evitar los quesos caseros durante todo el embarazo debido a que no pueden saber con seguridad si fue elaborado con leche sin pasteurizar o no. Consecuentemente, estarían poniendo sus vidas y la de sus fetos en peligro. Sólo son seguros para el consumo los quesos comprados en tiendas y que lleven una etiqueta profesional que indique “pasteurizado”.

La FDA trabajará en conjunto con los medios y las organizaciones de la comunidad en Winston-Salem, Carolina del Norte y Los Angeles además de El Paso y Houston para difundir información bilingüe sobre los riesgos de consumir este tipo de quesos. Se encuentra disponible para las organizaciones, sin costo alguno, un kit educativo que contiene un folleto, póster y demás materiales en español e inglés.

Para obtener más información sobre seguridad de productos alimenticios y listeriosis llame al 1-866-783-2645 (1-866-SU-FAMILIA), línea de atención telefónica para el cuidado prenatal en la familia hispana 1-800-504-7081, 1-888-SAFEFOOD (inglés solamente) o visite http://www.fda.gov (ingresar en la búsqueda: Listeriosis).

–30–

CONTACTO:

Especialista en asuntos públicos

Distrito Los Angeles

Rosario Quintanilla Vior

949-608-4407

Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) lanza una campaña para informar a la comunidad hispana acerca de los riesgos de la listeriosis debido al consumo de queso fresco