California Alcohol Policy Alliance (CAPA) responsabiliza al gobernador Gavin Newsom por la...

California Alcohol Policy Alliance (CAPA) responsabiliza al gobernador Gavin Newsom por la fallida medida de considerar las bebidas alcohólicas como “producto esencial” en el marco del COVID-19

Se exhorta a la ciudadanía a enviar un texto a CAPA al 313131 para hacer llegar una carta al gobernador Newsom El consumo desenfrenado de alcohol frena el bienestar de las comunidades


COMPARTE ESTA NOTA

 

 

SAN FRANCISCO, 23 de julio de 2020 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Hoy, la organización California Alcohol Policy Alliance (Alianza para las Políticas sobre Consumo de Alcohol en California, CAPA) ofreció una conferencia de prensa en modalidad virtual para enunciar la fallida decisión del gobernador de California, Gavin Newsom, de considerar las bebidas alcohólicas esenciales en lugar de priorizar la salud y la seguridad públicas en el estado durante la pandemia del #COVID19. Durante el acto, se inició una campaña para enviar cartas a Newsom a fin de exigirle y exigir al Departamento de Control de Bebidas Alcohólicas de California (ABC) la eliminación de los puntos de venta de bebidas alcohólicas de la lista de servicios esenciales con el objetivo de proteger la salud y la seguridad públicas. Diversos grupos de jóvenes de todo el estado señalan que muchos de sus compañeros adolescentes se las ingenian para comprar alcohol y sí lo consiguen.

“En estos tiempos, los chicos se disfrazan de adultos mayores para comprar bebidas alcohólicas. Hay adolescentes participando en este desafío en TikTok y es más crucial que nunca vigilar el cumplimiento de las políticas del ABC; más importante aún es que nuestras autoridades atiendan las problemáticas detrás del auge en el índice de consumo de alcohol entre adolescentes, esa debería de ser la prioridad. Necesitamos reformas duraderas que obstaculicen la continuidad de este patrón de comportamiento durante la pandemia y después de la pandemia”, dijo Eric, estudiante del último año de preparatoria y miembro de la Coalición para la Salud Juvenil del Condado de Contra Costa

Las personas que tomaron la palabra durante el evento presentaron una serie de problemáticas surgidas a medida que el coronavirus arrasa en California. El consumo de alcohol está aumentando y las formas de obtener alcohol se están facilitando. La organización CAPA está alarmada por el relajamiento de la normatividad en torno al alcohol y lo denomina “una amenaza inmediata a la salud y el bienestar de las comunidades”. Esto indica una grave falla por parte del gobernador de California y las principales autoridades del estado a su cargo al no reconocer y atender cuestiones de salud y seguridad públicas, e incluir el alcohol entre los artículos esenciales durante la pandemia. Los catastróficos daños anuales relacionados con el alcohol que ya asolan al estado no fueron tomados en cuenta, tal como se ignora la manera en que dichos perjuicios han aumentado ahora que el alcohol es considerado esencial.

“Es necesario que el Departamento de Control de Bebidas Alcohólicas de California considere el bienestar de la población del estado como esencial en lugar de priorizar el rescate de la gran industria de las bebidas alcohólicas. ¿Con qué artilugios van a justificar que el consumo de alcohol en espacios públicos sea esencial? Nadie puede beber con la mascarilla puesta”, dijo Gilbert Mora, copresidente de CAPA.

De acuerdo con un estudio publicado por el instituto de investigaciones sin fines de lucro RTI International, 35% de las personas encuestadas reportó un consumo excesivo de alcohol y 27% reportó haber juergueado en abril. Alrededor de 30% de las personas encuestadas afirmó beber más días al mes de los que bebía antes de la pandemia. El aumento se atribuye al estrés, el aburrimiento y la soledad durante el confinamiento obligatorio.

Algunos estados, entre ellos California, están facilitando conseguir alcohol. En todo el país, las ventas de bebidas alcohólicas crecieron 26% entre marzo y junio de este año en comparación con el mismo período el año pasado, según Nielsen Corp; el incremento se explica básicamente por los pedidos en línea que se dispararon hasta 243%.

En marzo, cuando se instauró la orden de quedarse en casa, el ABC otorgó permisos especiales para autorizar la venta de cocteles para llevar y la venta de alcohol a domicilio para impulsar al negocio de las bebidas alcohólicas. El 1 de julio, frente al repentino aumento de casos positivos y hospitalizaciones, el gobernador Newsom anunció otro cierre y la prohibición de consumir alimentos en espacios cerrados, haciendo que los locales de venta de alcohol dependan considerablemente de las compras para llevar y las entregas a domicilio.

“La concentración excesiva de negocios de alcohol ya constituye una epidemia en las principales ciudades de California. La organización Los Angeles Drug and Alcohol Policy Alliance (Alianza para las Políticas sobre Consumo de Drogas y Alcohol de Los Ángeles) reporta que 80% de las secciones censales de Los Ángeles acusan concentración excesiva y San Francisco revela una densidad aún mayor de permisos, al grado que los legisladores de San Francisco apelan al estado para solicitar todavía más permisos, pues los restaurantes nuevos no obtienen ingresos suficientes de la venta de alimentos y no pueden competir con negocios vecinos. Al dar acceso a cada tenedor de un permiso a las viviendas mediante la entrega a domicilio, prácticamente todas las secciones censales se saturan de manera masiva”, comentó Carson Benowitz-Fredericks, gerente de investigación de Alcohol Justice.

La prevalencia de eventos virtuales, como las llamadas horas felices del COVID, catas de vinos y bebidas alcohólicas durante el COVID, las fiestas en línea y las publicaciones en redes sociales que promueven nuevos nombres de cocteles como “cuarintinis” destacan el hábito de beber como una vía para evitar el aburrimiento. Todo ello constituye un peligro para la salud pública.

El sistema inmune de las personas dependientes del alcohol se encuentra debilitado y complica el combate del Covid-19. Incluso quienes no son adictos, pero beben más durante la pandemia, están en riesgo de incurrir en un consumo abusivo que favorece manejar en estado de ebriedad y aumenta la agresividad, la violencia en el hogar y los problemas financieros. Beber en exceso también aumenta el riesgo de padecer enfermedad del hígado, cáncer de mama, depresión, infarto cerebral e infarto cardíaco.

Además, hay un número desproporcionado de negocios de alcohol y publicidad de consumo de alcohol en comunidades de minorías de bajos ingresos que acentúa el potencial de problemas relacionados con el alcohol en zonas de por sí carentes de suficientes recursos.

Veronica de Lara/copresidenta de CAPA, dijo: “¿Por qué la reacción estatal ante el COVID-19 no tiene en cuenta el impacto del daño causado por el alcohol y su consumo excesivo? ¿Con qué artilugios se explica que el alcohol se considere esencial en una pandemia mundial? ¿Por qué estamos en un proceso de desregulación del consumo de alcohol? ¡Exigimos respuestas! Nuestras comunidades y familias demandan priorizar la salud y la seguridad públicas por encima de las ganancias económicas”.

Debido al alto potencial de incurrir en conductas de riesgo y en las consecuentes perturbaciones a la comunidad durante la pandemia, CAPA y sus socios locales exhortan decididamente al gobernador Newsom a eliminar el alcohol de la lista de negocios esenciales y a reinstaurar la normativa del ABC que restringen la venta para llevar, la entrega a domicilio y el consumo ampliado de alcohol en espacios públicos. De manera específica, CAPA solicita al gobernador:

  • Rescindir todo el repliegue “temporal” de los reglamentos y las normativas sobre el alcohol
  • Diseñar una normativa para una política estatal estándar en relación con el alcohol en el marco de las medidas ante el Covid-19
  • Atender el aumento desproporcionado del daño causado por el alcohol en comunidades de color de bajos ingresos
  • Aumentar los impuestos al alcohol y destinar los fondos así ahorrados a medidas de tratamiento y prevención
  • Retirar los permisos caducos/no utilizados de venta y consumo de alcohol

CAPA exhorta a la población del estado a enviar un mensaje de texto con la palabra CAPA al 313131 para hacer llegar al gobernador la petición de revaluar detalladamente la relación de California con la gran industria de las bebidas alcohólicas, reconocer que el consumo excesivo de alcohol ocupa el tercer puesto en la lista de causas evitables de muerte en el estado y considerar esencial la salud pública, no el alcohol. 

Actualmente, California registra más de 10,500 muertes relacionadas con el consumo de alcohol; 165,000 hospitalizaciones relacionadas con el consumo de alcohol y $35,000 millones en daños económicos derivados.

California Alcohol Policy Alliance (CAPA) agrupa a diversas organizaciones y comunidades californianas para proteger la salud y la seguridad, y evitar los daños relacionados con el alcohol mediante acciones en todo el estado.

Organizaciones que conforman CAPA

  • Alcohol Justice
  • Alcohol-Narcotics Education Foundation of California
  • ADAPP, Inc.
  • ADAPT San Ramon Valley
  • Bay Area Community Resources
  • Behavioral Health Services, Inc.
  • CA Council on Alcohol Problems
  • CASA for Safe & Healthy Neighborhoods
  • Center for Human Development
  • Center for Open Recovery
  • DogPAC of San Francisco
  • Dolores Huerta Foundation
  • Eden Youth & Family Center
  • Institute for Public Strategies
  • FASD Network of Southern CA
  • FreeMUNI – SF
  • Friday Night Live Partnership
  • Koreatown Youth & Community Center
  • Laytonville Healthy Start
  • L.A. County Friday Night Live
  • L.A. Drug & Alcohol Policy Alliance
  • L.A. County Office of Education
  • Lutheran Office of Public Policy – CA
  • MFI Recovery Center
  • Mountain Communities Family Resource Center
  • National Asian Pacific American Families Against Substance Abuse
  • National Council on Alcoholism & Drug Dependence – Orange County
  • Partnership for a Positive Pomona
  • Paso por Paso, Inc.
  • Project SAFER
  • Pueblo y Salud
  • Reach Out
  • San Marcos Prevention Coalition
  • San Rafael Alcohol & Drug Coalition
  • SAY San Diego
  • Saving Lives Drug & Alcohol Coalition
  • South Orange County Coalition
  • Tarzana Treatment Centers, Inc.
  • The Wall Las Memorias Project
  • UCEPP Social Model Recovery Systems
  • Women Against Gun Violence
  • Youth For Justice

Más información en: https://alcoholjustice.org/press-packets 

Contactos: 

Mayra Jimenez 323 683-4687

Jorge Castillo 213 840-3336

Michael Scippa 415 548-0492

 

California Alcohol Policy Alliance (CAPA) AlcoholPolicyAlliance.org

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1218513/CAPA___Take_Action.jpg
Logo – https://mma.prnewswire.com/media/469269/Califorina_Alcohol_Policy_Alliance_Logo.jpg

 

FUENTE California Alcohol Policy Alliance

California Alcohol Policy Alliance (CAPA) responsabiliza al gobernador Gavin Newsom por la fallida medida de considerar las bebidas alcohólicas como “producto esencial” en el marco del COVID-19