Cambios en Medicaid de NYS: ¿Sabe si su medicamento podría no estar...

Cambios en Medicaid de NYS: ¿Sabe si su medicamento podría no estar disponible para usted el 1 de octubre?

Con importantes cambios para millones de neoyorquinos -- GHLF ofrece asesoramiento y consejos para los residentes en esta transición


COMPARTE ESTA NOTA

NUEVA YORK, 27 de septiembre de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — En menos de una semana cambiarán las reglas para millones de residentes de Nueva York que tienen Medicaid y dependen de medicamentos recetados para el tratamiento de enfermedades debilitantes y que ponen sus vidas en peligro, y muchos de ellos pueden no estar preparados para la transición.

Como parte del plan de rediseño de Medicaid del gobernador Andrew Cuomo, los beneficios para medicamentos recetados a través de Medicaid pasan a formar parte del sistema de atención médica administrada en forma privada el 1 de octubre. Para casi 3 millones de residentes de Nueva York, eso significa que los planes de atención médica administrados tienen la capacidad de restringir los medicamentos ofrecidos a los residentes que están inscritos en esos planes y muchos medicamentos ya no estarán disponibles para ellos.

Por ejemplo, el 1 de octubre, los beneficiarios de Medicaid que sufren de fibromialgia, una forma frecuentemente debilitante de artritis, y están inscritos en FidelisCare, ya no tendrán acceso irrestricto a medicamentos como Cymbalta, Lyrica o Savella. Otros planes de atención de la salud están adoptando enfoques restrictivos similares con respecto a lo que estará disponible para los pacientes el 1 de octubre.

La Global Healthy Living Foundation (Fundación Global para la Vida Saludable) y otras organizaciones de defensa de los pacientes están preocupadas porque debido a una falta de difusión por parte del estado, y de la transición de Medicaid hacia el sector privado, muchos pacientes pueden no estar preparados para manejar el nuevo sistema.

El presidente de GHLF Seth Ginsberg expresó: “El cambio que se va a producir para millones de neoyorquinos no tiene precedentes. Sin información y planificación adecuadas, los residentes que tengan Medicaid podrían enfrentarse con importantes obstáculos para recibir medicinas que los mantienen trabajando y saludables. Más allá de los inconvenientes y de la pérdida de ingresos que esto podría causar, existe el peligro de consecuencias y problemas médicos para esta población vulnerable.”

Global Healthy Living Foundation ofrece estos consejos para ayudar a los residentes a prepararse para navegar el proceso de administración de sus recetas:

Verifique ahora con su plan de atención médica administrado:

Muchos de los 21 planes de atención médica administrados que dispensarán medicamentos a los residentes han publicado información actualizada en sus sitios web acerca de cuáles medicamentos estarán disponibles. Ingrese ahora para verificar si el medicamento que toma en la actualidad será cubierto después del 1 de octubre. Muchos planes están enviando cartas, también, así que lea con atención lo que reciba de su compañía de atención médica administrada.

Hable con su médico:

Es imprescindible que los pacientes y los médicos tengan conversaciones antes del 1 de octubre sobre cualquier cambio que podría ocurrir con los medicamentos que un paciente está tomando actualmente. Si le cambian el medicamento, su médico necesita saberlo para garantizar que no se produzcan consecuencias médicas o resultados negativos que puedan afectar su salud.

No tenga miedo de hacer preguntas:

Llame a la compañía de atención médica administrada que le han asignado, llame al Departamento de Salud del Estado de Nueva York al 800-541-2831. Si vive en Nueva York, o su ciudad tiene el servicio 311, llámelo también.

Verifique con los grupos de apoyo locales:

Muchas organizaciones de defensa de los pacientes como la Patient Advocate Foundation trabajan con personas que tienen Medicaid para ayudarlas en esta transición. Se los puede llamar al 800-532-5274 o en http://www.patientadvocate.org. Los centros comunitarios de la vecindad, los hospitales y las clínicas también pueden ayudar. Verifique con estas organizaciones en su vecindad para ver qué recursos están disponibles para usted.

Informe a GHLF cuando se le nieguen fármacos o servicios:

Una manera de resolver los problemas que ocurrirán durante esta transición es hablar sin temor. La Global Healthy Living Foundation cuenta con un sitio web mejorado para privacidad donde las personas pueden enumerar los fármacos y servicios que se les han negado. GHLF utilizará estos datos para medir el éxito del programa y negociar con el estado y los aseguradores privados para una mejor atención médica. Es importante visitar http://fgvs.org/ y hacer clic en “I’ve been denied” (Me han negado) en la página principal.

“Medicaid del estado de Nueva York está en transición, y no es necesariamente bueno para los pacientes”, manifestó Ginsberg.

“Es importante que los pacientes continúen trabajando con sus proveedores de atención médica y su nueva compañía de atención médica administrada para asegurarse de que las condiciones de salud graves sean tratadas, aunque es probable que hacerlo representará un esfuerzo adicional.

“Contáctese con sus amigos, familia, grupos comunitarios e iglesias también. Ellos pueden contribuir a asegurar que usted reciba la atención médica que la ley del estado de Nueva York garantiza.”

Acerca de Global Healthy Living Foundation

La Fundación Global para la Vida Saludable (Global Healthy Living Foundation) es una organización 501 (c)(3) sin fines de lucro que se enfoca en el acceso a la atención médica para pacientes, personas encargadas de ayudar y médicos. Estamos situados en 515 N. Midland Ave, Upper Nyack, NY 10960. http://fgvs.org/ . Teléfono: 845-348-0400.

Experto en temas disponibles: Para obtener más información sobre el experto mencionado, haga clic sobre el vínculo correcto.

http://www.profnetconnect.com/seth_ginsberg

Contacto: Seth Ginsberg, Presidente, 845-348-0400 o sginsberg@ghlf.org

FUENTE Global Healthy Living Foundation

Cambios en Medicaid de NYS: ¿Sabe si su medicamento podría no estar disponible para usted el 1 de octubre?