Casi uno de cada tres niños hispanos o latinos en los Estados...

Casi uno de cada tres niños hispanos o latinos en los Estados Unidos vive en una familia que recibe asistencia alimentaria de la red de Feeding America

Los hallazgos confirman índices relativamente bajos de recepción del SNAP (anteriormente conocido como Food Stamp Program) entre los hogares clientes latinos con niños-


COMPARTE ESTA NOTA

CHICAGO, 5 de octubre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Casi uno de cada tres niños latinos, más de cuatro millones, en los Estados Unidos vive en una familia que recibe asistencia alimentaria de emergencia privada, por ejemplo, de un comedor público o de beneficencia. En el caso de los niños blancos, esa relación es de uno de cada diez, de acuerdo con el estudio cuatrienal Hunger in America 2010 (Hambre en Estados Unidos 2010) de Feeding America. Además, los niños de familias latinas atendidos por los bancos alimentarios solicitan menos beneficios del Supplemental Nutrition Assistance Program (Programa de Asistencia Alimentaria Suplementaria; SNAP, según su sigla en inglés), piedra angular de la red federal de seguridad de nutrición, que los niños blancos o afroamericanos. Fundamentalmente, el hallazgo de que el 31% de los niños a los que la red de Feeding America presta servicios son latinos indica una creciente necesidad de una entrega de servicio culturalmente adecuada.

(Foto: http://photos.prnewswire.com/prnh/20101005/DC76675)

(Foto: http://www.newscom.com/cgi-bin/prnh/20101005/DC76675)

La recolección de datos para Hunger in America 2010 llevada a cabo a comienzos del año 2009 es el primer estudio de investigación exhaustivo que captura la conexión entre la reciente depresión económica y las mayores necesidades de alimentación de emergencia.

ConAgra Foods Foundation, socia de liderazgo de Feeding America en la lucha contra el hambre infantil, patrocinó dos informes del Urban Institute sobre el uso de asistencia alimentaria de emergencia y los programas federales de nutrición entre niños latinos o hispanos de bajos recursos. Los informes del 2010, “Emergency Food Assistance Helps Many Low-Income Hispanic Children” (La asistencia alimentaria de emergencia ayuda a muchos niños hispanos de bajos recursos) y “Low-Income Hispanic Children Need Both Private and Public Food Assistance” (Los niños hispanos de bajos recursos necesitan asistencia alimentaria privada y pública), ambos realizados por los investigadores Michael Martinez-Schiferl y Sheila R. Zedlewski, sugieren que, en general, la asistencia alimentaria de emergencia de proveedores privados ofrece una tabla de salvación para muchas familias latinas cuyas necesidades no son satisfechas por sus propios recursos o por la red federal de seguridad de nutrición.

Los siguientes son algunos de los resultados fundamentales de los informes:

— Las familias hispanas tienen menos probabilidades de recibir beneficios del SNAP que las familias pertenecientes a otros grupos demográficos. Solo el 41% de las familias hispanas atendidas por la red de Feeding America accede al SNAP, porcentaje significativamente inferior al de las familias negras (56%) y blancas (61%).

— La menor recepción de los beneficios del SNAP en las familias latinas atendidas por la red de Feeding America sugiere que las familias hispanas de bajos recursos pueden estar en un mayor riesgo nutricional que otros grupos demográficos.

— Los niños latinos atendidos por la red de Feeding America tienen más probabilidades de vivir en hogares con adultos en edad laboral (63%) que los niños caucásicos (51%) o afroamericanos (40%). Aun así, es mucho más probable que los niños hispanos en los Estados Unidos sean pobres: el 30% de los niños hispanos vivió en la pobreza durante el año 2008.

“Durante esta depresión económica, la red de seguridad social necesita ser más fuerte para ayudar a evitar que las familias de bajos recursos se hundan más aún en el hambre y para asegurar que los niños hispanos tengan los recursos necesarios para llegar a ser adultos productivos”, afirma Vicki Escarra, presidenta y CEO de Feeding America. “El hambre infantil es un problema que exige atención permanente y apoyo, y necesita de manera crítica acceso a programas federales de nutrición”.

Martinez-Schiferl y Zedlewski señalan: “La mayoría de los hogares con niños que recurren a bancos de alimentos reciben ayuda múltiples veces a lo largo del año, lo cual refleja altos índices de pobreza extrema — por debajo de la mitad del nivel federal de pobreza — e inseguridad alimentaria”.

Feeding America, el Urban Institute y un grupo de expertos nacionales distinguidos harán hoy una transmisión en vivo por Internet, “When the Pantry Is Bare: Emergency Food Assistance and Hispanic Children” (Cuando la despensa está vacía: la asistencia alimentaria de emergencia y los niños hispanos), en http://www.visualwebcaster.com/event.asp?id=72475, desde el mediodía hasta la 1:30 p.m. hora del Este, para hablar de la necesidad económica entre las familias hispanas y el papel de la asistencia alimentaria privada para complementar la red de seguridad nutritiva del gobierno.

Acerca de Feeding America

Feeding America ofrece a las personas y las familias de bajos recursos el combustible necesario para sobrevivir e incluso prosperar. Como principal entidad benéfica nacional de lucha contra el hambre, nuestra red de miembros suministra alimentos a más de 37 millones de estadounidenses cada año, incluidos 14 millones de niños y 3 millones de ancianos. Presta servicios en todos los Estados Unidos, y más de 200 bancos de comida miembros respaldan a 61,000 entidades que enfrentan el hambre en todas sus formas. Para más información sobre cómo puede luchar contra el hambre en su comunidad y en todo el país, visite http://www.feedingamerica.org. Búsquenos en Facebook en facebook.com/FeedingAmerica o siga nuestras noticias en Twitter en twitter.com/FeedingAmerica.

Acerca del Urban Institute

El Urban Institute (www.urban.org) es una organización de investigación de políticas y educación no partidaria y sin fines de lucro que examina los desafíos sociales, económicos y de gobierno que la nación enfrenta. Brinda información, análisis y perspectivas a los responsables de tomar decisiones públicas y privadas para ayudarlos a abordar estos problemas, y se esfuerza por profundizar la comprensión de los ciudadanos de los temas y los inconvenientes que enfrentan los responsables de la toma de decisiones.

ConAgra Foods Foundation

La ConAgra Foods Foundation, a través de su plataforma Nourish Today, Flourish Tomorrow, se dedica a despertar conciencia sobre los casi 17 millones de niños de los Estados Unidos que tienen riesgo de sufrir hambre y no disponen de alimentos suficientes para vivir una vida activa y saludable. Busca enérgicamente soluciones sustentables en la lucha contra el hambre infantil. Y la Fundación está comprometida con el desarrollo de una comunidad de personas que trabajen con fervor para asegurar que todos los niños tengan acceso a la comida y lo que necesitan comer nutritivamente mientras viven vidas equilibradas y tienen éxito en la escuela y la vida. La ConAgra Foods Foundation invierte en asociaciones nacionales y locales con organizaciones sin fines de lucro de alto impacto, tales como Feeding America, que adoptan un enfoque innovador para abordar las necesidades en áreas centrales de la educación sobre el hambre y la nutrición. Para más información, visite www.conagrafoodsfoundation.org o www.facebook.com/ConAgraFoodsFoundation. La ConAgra Foods Foundation es financiada exclusivamente por ConAgra Foods http://www.conagrafoods.com.

Contacto

Paula Thornton Greear

pgreear@feedingamerica.org

312.641.5663

FUENTE Feeding America

Casi uno de cada tres niños hispanos o latinos en los Estados Unidos vive en una familia que recibe asistencia alimentaria de la red de Feeding America