‘Charge for Harm’, la tarifa de mitigación por los daños causados por...

‘Charge for Harm’, la tarifa de mitigación por los daños causados por el alcohol, se merece el apoyo de las pequeñas empresas de San Francisco



COMPARTE ESTA NOTA

SAN FRANCISCO, 12 de julio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Se alienta a las pequeñas empresas de San Francisco afectadas por el exceso de consumo de alcohol a que apoyen la propuesta que impone una nueva tarifa al alcohol para ayudar a mitigar los costos relacionados con el consumo de alcohol. La propuesta ley “Charge for Harm” (“Cargo por daños”), introducida el 22 de junio por el Supervisor John Avalos, es coauspiciada por los Supervisores Maxwell y Mirkarimi. La Comisión de Pequeñas Empresas realizará una audiencia a las 5:30 p.m. en el Municipio de San Francisco, el lunes 12 de julio para debatir la propuesta de ley; mientras que el Directorio de Supervisores retomará el tema semanas despues.

(Logo: http://www.newscom.com/cgi-bin/prnh/20100329/DC77689LOGO)

(Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20100329/DC77689LOGO)

La propuesta ley está respaldada por un “estudio nexo”, comisionado por la Contraloría de la ciudad de San Francisco. El estudio halló US$17.7 millones en gastos directos no reintegrados correspondientes a la ciudad y al condado causado por problemas relacionados con el consumo de alcohol, y que afectan los servicios de salud, el transporte médico de emergencias del departamento de bomberos, el Hospital General de San Francisco y el departamento del Bomberos.

“Todos los residentes y las pequeñas empresas de San Francisco cargan injustamente el peso de los costos gubernamentales por los problemas relacionados con el alcohol”, dijo Michele Simon, JD, MPH, directora de investigaciones y políticas del órgano que vigila a la industia alcoholica, Instituto Marin. “Esta tarifa relativamente pequeña asegurará que los mayoristas y los importadores de alcohol -no los bares ni los restaurantes- paguen lo que les corresponde para mitigar los tremendos costos económicos de los daños causados por el alcohol en San Francisco”.

El nuevo ingreso generado por la tarifa sólo podrá ser usado para mitigar los daños que el consumo de alcohol causa en la ciudad. Los daños relacionados con el alcohol a menudo se ven reflejados en los servicios de tratamiento, prevención y de ambulancia del condado, y en la causa de enfermedades relacionadas con el alcohol, tales como cirrosis hepática y diversas formas de cáncer. Se recuperarán más de US$11 millones para costos de tratamientos para residentes, muchos de los cuales son empleados en pequeñas empresas en la ciudad de San Francisco. El Departamento de Bomberos de San Francisco recuperará US$4 millones en transporte de emergencia de personas ebrias y de heridos a causa del consumo de alcohol. La tarifa sólo cargará los costos directamente en las empresas mayoristas que obtienen sus ganancias del alcohol.

La tarifa de mitigación por los daños causados por el alcohol no podrá superar los costos que se estipulan en el estudio nexo, y se impondrán principalmente en los mayoristas regionales. La mayor parte de la cerveza es producida por corporaciones extranjeras que fácilmente podrían soportar algo de la tarifa.

“Las pequeñas empresas en San Francisco no deberían permitir que la gran industria del alcohol (Big Alcohol) los asuste y los lleve a ponerse en contra”, dijo Bruce Lee Livingston, director ejecutivo del Marin Institute. “Les pedimos a las pequeñas empresas que presten su apoyo, ya que se le cobrará a los mayoristas del alcohol por los daños, en lugar de cobrárselos a los contribuyentes y a todas las pequeñas empresas”. Livingston continuó diciendo: “Todos hemos estado pagando los costos de emergencia, desintoxicación y tratamiento del alcohol, pero esta tarifa inteligente pone los costos hacia las corporaciones de la industria alcoholica y sus mayoristas”.

Para obtener más información acerca de los programas Cargo por Daños (Charge for Harm), visite MarinInstitute.org.

FUENTE Marin Institute

‘Charge for Harm’, la tarifa de mitigación por los daños causados por el alcohol, se merece el apoyo de las pequeñas empresas de San Francisco