Coalición para el Logro Estudiantil convoca a tomar medidas audaces en el...

Coalición para el Logro Estudiantil convoca a tomar medidas audaces en el uso del estímulo federal para reformas de la educación

Varias organizaciones se unen para garantizar que los fondos del gobierno contribuyan al logro de mejoras sin precedentes para los estudiantes de la nación


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 16 de abril /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — En la medida que los estados y distritos están comenzando a recibir miles de millones de dólares en fondos de estímulo federal para la educación, una amplia representación de organizaciones dedicadas a transformar las escuelas de la nación se ha unido para apoyar las reformas. La Coalición para el Logro Estudiantil (Coalition for Student Achievement) creada recientemente, está convocando a los líderes federales, estatales y locales a garantizar que la Ley de Recuperación y Reinversión Americana (American Recovery and Reinvestment Act, ARRA) proporcione mucho más que un estímulo económico a corto plazo, y alcance también ganancias a largo plazo y sin precedentes en el rendimiento escolar.

En una carta enviada hoy a Arne Duncan, Secretario de Educación, la Coalición, que representa a más de 30 organizaciones diversas filantrópicas, de la educación, los negocios y los derechos civiles, y sigue creciendo en membresía; enfatizó en que “la velocidad y eficiencia no deben ir en detrimento de la reforma y el perfeccionamiento”. La Coalición expresó además su compromiso a trabajar con la administración del presidente Obama, así como con los estados y distritos escolares, para fortalecer las escuelas de los Estados Unidos, perfeccionar la efectividad de los maestros, incrementar los niveles de calidad, y preparar mejor a la juventud con vistas a los estudios universitarios y la vida profesional. Asimismo, se comprometió a seguir con detenimiento el progreso de estados y distritos en la asignación de fondos e implementación de las reformas. (Para obtener una copia de la carta de la Coalición al Secretario Duncan, visite el sitio Web www.coalitionforstudentachievement.org).

“El presidente Barack Obama y su administración han demostrado un liderazgo audaz, al dejar claro que una recuperación económica significativa debe traer consigo significativas mejoras en la educación”, expresó Arthur J. Rothkopf, vicepresidente principal de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. “Nos hemos unido para trabajar con los líderes federales, estatales y locales, a fin de garantizar que las reformas conectadas con los fondos de estímulo para la educación sean reales. Exhortamos al Presidente y al Secretario Duncan a usar su autoridad, a fin de garantizar que los estados y distritos usen esta oportunidad en el fomento de reformas duraderas que cambiarán fundamentalmente nuestro sistema de educación pública, y asegurarán el poder económico a largo plazo”.

La Ley de Recuperación, firmada por el presidente Obama en febrero pasado, consiste en la asignación de aproximadamente $100 mil millones en nuevos gastos federales para la educación. A principios de este mes, se puso a disposición de los estados la primera ronda de financiamiento. Para recibir estos fondos, los estados deben estar de acuerdo en implementar reformas basadas en evidencias y proporcionar más detalles acerca de las mismas, con vistas a obtener más financiamiento en el verano. A finales de año, los estados y distritos serán elegibles para participar en varios programas de subvenciones competitivas como “Race to the Top” (Carrera hasta la cumbre) e “Invest in What Works and Innovation” (Invertir en lo que funciona y en la innovación). El Departamento de Educación ha dado a conocer orientaciones para los funcionarios estatales y locales con respecto a estos fondos, y se esperan normativas adicionales.

“La necesidad crítica de transformar la educación en los Estados Unidos no podía ser más clara ni más urgente”, aseguró Michael Wotorson, director ejecutivo de la Campaña por la Igualdad en la Enseñanza Secundaria (Campaign for High School Equity). “Más de dos quintas partes de la población estudiantil hispana, y cerca de la mitad de la afroamericana e indígena norteamericana, no terminan a tiempo sus estudios secundarios. Para que ocurra una recuperación económica real, todos nuestros jóvenes deben graduarse de la enseñanza secundaria preparados para cursar estudios universitarios, e integrarse con éxito a la fuerza laboral”.

Durante años, los miembros de la Coalición han trabajado en la creación de métodos probados de reforma que respaldan el éxito estudiantil: altas expectativas, normativas claras, robustos sistemas de datos, y maestros y líderes escolares efectivos. Gran parte de esos métodos cuentan con un gran potencial para alcanzar una reforma significativa a largo plazo, y están incluidos en las cláusulas de la Ley de Recuperación, como los siguientes:

— Creación de un robusto sistema de datos P-16 para analizar el rendimiento individual del estudiante y fomentar el perfeccionamiento continuo;

— Creación de normativas conducentes a la preparación del alumno para la educación superior y la vida profesional;

— Creación e implementación de evaluaciones del aprendizaje del estudiante que tengan un alto nivel de calidad;

— Perfeccionamiento de la efectividad del maestro, y ubicación de nuestros mejores maestros en las escuelas más necesitadas;

— Intervención efectiva en las escuelas con bajo rendimiento crónico.

“No hay dudas de que quienes no se gradúan de la enseñanza secundaria, y aquellos que no obtienen un título universitario con posterioridad a los estudios secundarios, son los más afectados por la pobreza y el desempleo”, afirmó el gobernador Bob Wise, presidente de la Alianza por una Educación Excelente (Alliance for Excellent Education). “Mientras que otros países logran ganancias significativas en este frente, Estados Unidos está perdiendo terreno”.

“Exhortamos a otras organizaciones del país con el compromiso de garantizarles una educación excelente a todos nuestros jóvenes, que se unan a la Coalición para el Logro Estudiantil”, añadió Judith Rizzo, directora ejecutiva del Instituto James B. Hunt Jr. de Liderazgo y Política Educacional (James B. Hunt, Jr. Institute for Educational Leadership and Policy). “Unidos, podremos trabajar en la creación de la voluntad pública y política para apoyar a los líderes estatales y locales que desean el progreso de la reforma. Tenemos que estar muy atentos para garantizar que los fondos de estímulo para la educación se utilicen prudentemente”.

La Coalición para el Logro Estudiantil está compuesta por las organizaciones siguientes:

Alliance for Excellent Education

America’s Promise Alliance

American Youth Policy Forum

The Bill and Melinda Gates Foundation

The Business Coalition for Educational Excellence at the New Jersey Chamber of Commerce

Business Roundtable

Campaign for High School Equity

Carnegie Corporation of New York

Center for American Progress

The Center for Reinventing Public Education

Citizens’ Commission on Civil Rights

The Commission on No Child Left Behind

ConnCAN

Council of the Great City Schools

Democrats for Education Reform

Education Equality Project

Eli and Edythe Broad Foundation

Hope Street Group

The James B. Hunt, Jr. Institute for Educational Leadership and Policy

The Joyce Foundation

League of United Latin American Citizens

Massachusetts Business Alliance for Education

Mexican American Legal Defense and Educational Fund

National Alliance for Public Charter Schools

National Council of La Raza

National Public Education Support Fund

Partnership for Learning (Washington)

The Policy Innovation Education Network

The Prichard Committee for Academic Excellence (Kentucky)

The Rodel Foundation of Delaware

Texas Institute for Education Reform

Thomas B. Fordham Institute

United States Chamber of Commerce

Para obtener más información acerca de la Coalición para el Logro Estudiantil, visite el sitio Web www.coalitionforstudentachievement.org.

FUENTE Coalition for Student Achievement

Coalición para el Logro Estudiantil convoca a tomar medidas audaces en el uso del estímulo federal para reformas de la educación