Con el Comienzo de la Campaña Nacional Para Imponer el Uso del...

Con el Comienzo de la Campaña Nacional Para Imponer el Uso del Cinturón de Seguridad, Nuevos Datos Resaltan el Impacto Mortal de no Adoptar las Leyes Primarias al Respecto

Más de 12,000 muertes desde 1995 debido a que los estados no ejercieron su influencia para la implementación de las leyes que han demostrado el incremento del uso del cinturón de seguridad


COMPARTE ESTA NOTA

Washington, D.C.–(HISPANIC PR WIRE – U.S. NEWSWIRE)–17 de noviembre de 2003–Con el inicio de una campaña nacional por el cumplimiento de leyes que imponen el uso del cinturón de seguridad y medidas de protección a niños que viajen en automóviles por parte de más 12,000 agencias del cumplimiento de la ley para las próximas celebraciones del Día de Acción de Gracias; un nuevo estudio demuestra que más de 12,000 personas han fallecido innecesariamente debido a que los estados no siguieron una recomendación hecha en 1995 por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) dictaminando el carácter obligatorio de las leyes del uso de cinturones de seguridad. Precisamente hoy la NTSB volvió a hacer el mismo llamado a los estados de la Unión.

“Una ley primaria para el uso del cinturón de seguridad salvaría más vidas que cualquier otra legislación a considerar por un estado. Esa es la razón por la cual la Junta de Seguridad [del Transporte] recomendó a los estados la adopción de esas leyes en 1995, y de porqué continuamos solicitando la promulgación de las mismas como una prioridad de la seguridad. Resulta trágico que 30 estados no hayan podido implementar esta contramedida de seguridad que no cuesta nada, pero podría salvar a tantos”, afirmó Ellen G. Engleman, Presidenta de la NTSB.

Las leyes primarias para el uso obligatorio del cinturón de seguridad permiten que los oficiales encargados del cumplimiento de la ley impongan multas a los conductores de vehículos basados sólo en una violación detectada a simple vista, tal y como se hace con cualquier otra ley del tránsito. Las leyes primarias cubren un 60 por ciento de la población estadounidense. En la actualidad, sólo 29 estados tienen leyes secundarias (Nueva Hampshire no posee ley de cinturón de seguridad para adultos), lo cual quiere decir que los agentes policiales sólo pueden hacer cumplir la ley del uso del cinturón si el conductor ha sido detenido en primera instancia por otro tipo de violación, como es el caso del exceso de velocidad.

Según el estudio publicado hoy por el Consejo Nacional para la Seguridad, los estados que han promulgado leyes primarias desde 1995 han experimentado un aumento de 15 puntos porcentuales en el uso del cinturón, el cual ha demostrado reducir el riesgo de heridas severas o muerte en un choque en un 45 por ciento. Asimismo, la investigación revela que se han perdido 12,177 vidas humanas desde 1995 porque 30 estados no han promulgado leyes más firmes al respecto.

“Tenemos una vacuna para la principal causa de muerte entre los estadounidenses de dos a 33 años: el cinturón de seguridad. Las leyes primarias para el uso del mismo son nuestra herramienta de política pública más efectiva. Si todos los estados hicieran lo posible para promulgarla, se podrían salvar 1,400 más vidas para el año próximo, solamente en lesiones de tránsito que se pueden prevenir”, aseguró el Dr. Jeffrey W. Runge, director de la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NTHSA)

El 13 de noviembre pasado, Engleman, en representación de la NTSB, envió una carta a los gobernadores y liderazgo político de los 29 estados con leyes secundarias, así como al de Nueva Hampshire, recordándoles la recomendación de la Junta y alentándolos a proseguir sus esfuerzos para la promulgación de una ley en sus territorios,

La Movilización Cinturón o Multa, que se extiende desde hoy 17 hasta el día 30 de noviembre, está basada en un modelo de salud pública el cual ha demostrado incrementar el uso del cinturón, y pone un énfasis especial en los adolescentes y jóvenes menos propensos a utilizarlo, y más tendentes a morir en un accidente vehicular.

Según la NTHSA, aproximadamente 4,530 adolescentes y jóvenes con edades entre los 16 y 19 perdieron la vida el año pasado en accidentes de tránsito, y otros miles sufrieron heridas y lesiones de todo tipo. De las 32,519 personas que murieron en accidentes en el año 2002, un 60 por ciento no tenía puesto el cinturón de seguridad.

El estudio, dirigido por Neil K. Chaudhary y David F. Preusser, ambos de PRG Research Group, Inc., estimó que si la situación continúa de manera similar al año 2002, el próximo año morirán otros 1,400 conductores (los resultados por estado están disponibles en el sitio de Internet http://www.nsc.org) .

“Las autoridades de todo el país están realizando una excelente labor salvando vidas, mediante la imposición del uso del cinturón, pero en 30 estados esto se está haciendo con una mano atada a la espalda. Salvaríamos muchas más vidas si los legisladores de aquellos estados con leyes secundarias respondieran a la abrumadora mayoría de votantes que apoyan las leyes primarias”, afirmó Chuck Hurley, Director Ejecutivo de la Campaña de Bolsas de Aire y Cinturones de Seguridad del Consejo Nacional para la Seguridad.

Una encuesta nacional realizada a 800 estadounidenses que realizara en mayo pasado Public Opinion Strategies para la Campaña de Bolsas de Aire y Cinturones de Seguridad, reveló que los residentes en estados con leyes secundarias están a favor de leyes primarias en una proporción de 2 a 1.

“Es especialmente trágico que jóvenes y adolescentes estén sufriendo el resultado de esta inacción del gobierno”, añadió Hurley. Este año, Illinois and Delaware pasaron a ser los estados 19 y 20 en aprobar una ley primaria, respectivamente.

“En el Centro de Seguridad Naval, nuestro trabajo es proteger a todos nuestros marineros, marines y civiles. Nuestra prioridad es garantizar un entorno laboral lo más seguro posible; identificar los peligros que enfrentamos en nuestras vidas personales y profesionales; educar a todos con respecto a la importancia vital del control de riesgos en todo lo que hacemos, y perfeccionar la presteza. En nuestra Fuerza, la responsabilidad de los líderes de cada comando de la Marina y los Cuerpos de Marines es promover la concientización y dar el ejemplo, porque la seguridad del tránsito es realmente una cuestión de vida o muerte”, destacó el Almirante de Retaguardia Richard E. Brooks.

Durante la Movilización, los agentes de la autoridad intensificarán la obligatoriedad del uso del cinturón y el cumplimiento de las leyes de seguridad de los niños en vehículos estableciendo puntos de control o patrullas de saturación en todo el país. Los violadores de la ley del uso del cinturón, y aquellos conductores que no aseguren debidamente a los niños en el vehículo serán multados.

El Día de Acción de Gracias es una de las festividades más peligrosas en las carreteras. El Consejo Nacional para la Seguridad ha previsto que 544 perderán la vida, y 28,300 personas sufrirán lesiones que les provocarán incapacidades como resultado de accidentes del tránsito durante el período de las fiestas mencionadas.

“El Día de Acción de Gracias es una festividad llena de alegría para muchos estadounidenses, pero también es, tradicionalmente, una de las más mortales en las carreteras. La conducción indebida y el incumplimiento de las leyes que establecen el uso del cinturón de seguridad son los factores primarios de muerte en accidentes automovilísticos, especialmente durante la temporada navideña”, dijo Lynne Goughler, Vicepresidenta de Política Pública de la asociación de Madres Contra la Conducción en Estado de Embriaguez (MADD).

Las Movilizaciones tienen lugar dos veces al año por parte de la Campaña de Bolsas de Aire y Cinturones de Seguridad del Consejo Nacional para la Seguridad, en conjunción con las agencias del cumplimiento de la ley, las oficinas de seguridad en las carreteras, la NHTSA, la Junta Nacional de Transporte y la MADD. Al culminar la Movilización en correspondiente al mes de mayo de este año, el uso del cinturón de seguridad alcanzó la cifra record del 79 por ciento, según estadísticas de la NHTSA.

La Campaña de Bolsas de Aire y Cinturones de Seguridad, un programa del Consejo Nacional para la Seguridad, es una asociación público/privada de fabricantes de automóviles, compañías de seguros, fabricantes de asientos de seguridad para niños, agencias gubernamentales y organizaciones para la seguridad y la salud infantil. El objetivo de la Campaña es incrementar el uso adecuado de los cinturones de seguridad y los asientos de seguridad para niños, e informar al público acerca de cómo elevar al máximo las capacidades de salvación de vidas de las bolsas de aire, y minimizar los riesgos.

–30–

CONTACTO:

John Chambers

202.338.8700

202.285.0448 cel.

Con el Comienzo de la Campaña Nacional Para Imponer el Uso del Cinturón de Seguridad, Nuevos Datos Resaltan el Impacto Mortal de no Adoptar las Leyes Primarias al Respecto