Con el retrazo de los FMAP, la recesión, la presión sobre los...

Con el retrazo de los FMAP, la recesión, la presión sobre los programas estatales de Medicaid, los ancianos afroamericanos e hispanos tienen mayores probabilidades de enfrentar problemas de acceso a cuidados en hogares de ancianos especializados

Nuevo análisis de Alliance halla que más del 40% de residentes minoritarios viven en hogares con altas cifras censadas de Medicaid; la crisis de recursos a largo plazo es más prevalente en hogares a través de los estados del sur y este


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 9 de junio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Con la urgente extensión del alivio federal de Medicaid (FMAP – Porcentajes Federales de Asistencia Médica) aún sin resolver, conjuntamente con la recesión nacional actual y la creciente presión sobre los presupuestos estatales de Medicaid, un nuevo estudio conducido por la Alliance for Quality Nursing Home Care (http://www.aqnhc.org) (Alianza para cuidados de hogares de ancianos especializados) del programa Medicaid de la nación halla que los residentes minoritarios de los hogares de ancianos especializados pueden ser impactados desproporcionadamente por el déficit en pagos de Medicaid, puesto que los afroamericanos y los hispanos tienen mayores probabilidades de vivir en hogares de ancianos especializados con altos porcentajes de residentes con Medicaid. La investigación aparece en la última versión de Care Context, un producto educativo de Alliance diseñado con apoyo analítico de Avalere Health, una firma independiente de consultoría de cuidados de salud.

El cuarenta por ciento de todos los residentes minoritarios de hogares de ancianos especializados viven en hogares con alto número de residentes con Medicaid. Agravando la ya desalentadora restricción de financiamiento acumulativo, un estudio reciente de Eljay halló que Medicaid financió insuficiente y acumulativamente el costo real de ofrecer cuidados en los hogares de ancianos especializados en un US$4,7 mil millones en 2009, bien así, subrayando la gravedad de las crisis fiscal estatal actual de los gobernadores y el desafío para el acceso a los cuidados que enfrentan los residentes de los hogares de ancianos especializados.

El nuevo Care Context (Concurso de cuidados), titulado “Apoyo de Medicaid para cuidados en los hogares de ancianos: En una encrucijada”, ilustra también las regiones geográficas. Los hogares clasificados en el nivel más bajo en base a recursos y las cifras de residentes con Medicaid son más prevalentes en el sur y este. Louisiana, Mississippi y Georgia tienen el mayor porcentaje de hogares con menores recursos (>36.63%). Los estados con el segundo porcentaje más alto de hogares con menores recursos (12.03% — 23.18%) incluyen Texas, Arkansas, Illinois, Kentucky, Tennessee, Carolina del Norte, Carolina del Sur, West Virginia, Pensilvania, Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts y Nueva Hampshire.

David Grabowski, prominente investigador de cuidados de la salud de Harvard University observó que la “calidad de los cuidados en los hogares de ancianos puede sufrir si los déficits de presupuesto obligan a los legisladores estatales a congelar o reducir las tarifas de los hogares de ancianos”. El nuevo Care Context señala que los “hogares con menos recursos pueden llegar a cerrar sus operaciones, lo que afectaría desproporcionadamente a los residentes no blancos que viven en comunidades marginales”.

“El aumento temporal de FMAP actualmente pendiente en le Congreso es decisivo para la protección del acceso permanente de toda persona de edad avanzada a los cuidados especializados en hogares de ancianos y rehabilitación que requieren y merecen”, dijo Alan G. Rosenbloom, presidente de Alliance. “Sin embargo también es fundamental que todo Miembro del Congreso tome medidas en base al hecho de que los pacientes de hogares de ancianos económicamente desaventajados, muchos de los cuales son minorías en áreas rurales y marginadas, necesitan que el Congreso agilice la aprobación del financiamiento FMAP, que marcaría una diferencia crítica en preservar la seguridad de los cuidados de salud en Estados Unidos”.

Ellen Lukens, un director de Avalere Health, y autor líder del análisis, señaló que mientras la agudeza del paciente aumenta y las tarifas de pagos de hogares de ancianos especializados disminuyen relativamente al costo de los cuidados, la investigación señala cada vez más la importancia de la relación entre la calidad y los niveles de tarifas de Medicaid. “Donde las tarifas son relativamente altas, muchos hogares de ancianos rinden mejor en medidas de resultados clave, tales como las tarifas de hospitalización”, dijo. “Las tarifas de Medicaid tienen implicaciones para los cuidados de los residentes, particularmente en los hogares con altas concentraciones de Medicaid donde hay oportunidad limitada de subsidios cruzados con fondos de otras fuentes, tales como Medicare o pagos privados. Donde hay capacidad limitada de subsidios cruzados debido a la alta concentración de residentes con Medicaid, los hogares pueden tener un rendimiento inferior en mediciones de calidad”.

Rosenbloom observó: “El dilema fundamental de políticas de salud que requiere una resolución es el hecho de que Medicaid depende casi en su totalidad de Medicare y otras fuentes de financiamiento para optimizar su creciente incapacidad de servir adecuadamente a las poblaciones vulnerables que necesitan cuidados. Conjuntamente con los recortes federales de Medicare y los cambios regulatorios que suman cerca de US$27 mil millones en reducciones de financiamiento durante diez años, no se ve una luz al final del túnel para los ancianos y los proveedores de sus cuidados”. La National Association of State Budget Officers (Asociación Nacional de Funcionaros del Presupuesto Nacional), indicó, recientemente reportó que los estados enfrentan un déficit colectivo de US$55,4 mil millones en el año fiscal 2011, y una cifra combinada de US$136,1 mil millones en déficits durante los años fiscales 2010-2012. “Esto no es simplemente una crisis de financiamiento de cuidados de ancianos que se puede disimular o relegar a segundo plano”, concluyó el líder de Alliance. “El Congreso debe tomar medidas sobre el FMAP, y hacerlo enseguida”.

Ediciones anteriores de Care Context centradas en rehospitalizaciones y su relación con los hogares de reposo especializados. Care Contexts están disponibles para descarga gratis en http://www.aqnhc.org.

FUENTE The Alliance for Quality Nursing Home Care

Con el retrazo de los FMAP, la recesión, la presión sobre los programas estatales de Medicaid, los ancianos afroamericanos e hispanos tienen mayores probabilidades de enfrentar problemas de acceso a cuidados en hogares de ancianos especializados