Confirmada en la Suprema Corte de Arizona la demanda por difamación de...

Confirmada en la Suprema Corte de Arizona la demanda por difamación de la Familia de Tiendas Bashas’ contra la UFCW

- El fallo constituye el primer paso positivo en procura de despejar el buen nombre de la cadena local de supermercados -


COMPARTE ESTA NOTA

PHOENIX, 5 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — La Familia de Tiendas Bashas’ puede seguir adelante con su demanda contra el sindicato de la Unión de Trabajadores de la Alimentación y el Comercio (UFCW, por sus siglas en ingles) y muchos de sus operativos, de acuerdo a una decisión tomada por la Suprema Corte de Arizona la semana pasada. El juez Douglas Rayes denegó la petición de la UFCW para desechar la demanda que había sido presentada en el pasado mes de diciembre. En la demanda se acusa a la UFCW, su Local 99 y a varios de sus agentes, de difamación, interferencia intencional en las operaciones comerciales, extorsión y traspaso a la propiedad privada.

La demanda menciona a la UFCW International; la UFCW Local 99 (incluyendo a la Coalición Hambre por Respeto, una organización paralela creada para desacreditar públicamente a la Familia de Tiendas Bashas’); a la estación de radio La Campesina (88.3 FM); a Michael Nowakowski, Miembro del Consejo de la Ciudad de Phoenix y Gerente General de La Campesina; a Alfredo Gutiérrez, activista comunitario devenido en portavoz contratado y anfitrión de un programa de entrevistas de La Campesina; a la Rev. Trina Zelle cuya organización se financia principalmente con los aportes de sindicatos; a William McDonough, Vicepresidente Ejecutivo y Director de Negociaciones de UFCW International; y a James McLaughlin, Presidente de la UFCW Local 99, entre otros.

“Este fallo es un primer paso positivo hacia la restauración del buen nombre de nuestra compañía”, manifestó Mike Proulx, Presidente y Director de Operaciones de Bashas’. “Por medio de esta demanda, confiamos en que de una vez por todas finalizarán las desagradables y maliciosas mentiras que la UFCW ha esparcido acerca de nuestra compañía y nuestros miembros (empleados) a través de su mañosa y negativa campaña”.

La Familia de Tiendas Bashas’ opera los supermercados Food City, AJ’s Fine Foods y Bashas’. La cadena de supermercados, seleccionada este año como uno de los “Mejores lugares para trabajar” por sus miembros, emplea a más de 13,000 personas, lo que la torna en un blanco atractivo para la UFCW (Si cada miembro de Bashas’ estuviera afiliado a la UFCW, los ingresos de dicho sindicato se incrementarían en más de $4 millones anuales).

El objetivo de la campaña de desprestigio de la UFCW contra la cadena de supermercados de propiedad y administración familiar es presionar a los directivos a firmar un contrato que eliminaría el derecho de los empleados de Bashas’ a elegir mediante voto secreto, si desean o no pertenecer a un sindicato.

“La UFCW ha manifestado sus intenciones de extorsionar a Bashas’ para que se rinda ante su campaña, o destruirla como negocio viable”, afirmó Mike Manning, el abogado que representa a Bashas’ en esta demanda. “Siguiendo este esquema, la UFCW y sus operativos han divulgado repetidamente afirmaciones falsas y difamatorias acerca del trato que Bashas’ da a sus miembros; la higiene y limpieza de sus supermercados; y la consideración y el trato de Bashas’ para con los clientes y empleados hispanos. Este fallo otorga a Bashas’ el derecho a protegerse de la extorsión por parte del UFCW”.

El juez también falló que la coalición de miembros del sindicato y activistas de la comunidad denominada Hambre por Respeto no podía ser demandada pues no se trata de una entidad legal definida. “Esto es lo que Bashas’ ha estado diciendo todo el tiempo: que Hambre por Respeto no es nada más que una organización pantalla de la UFCW”, afirmó Manning.

La campaña de difamación de la UFCW ha incluido la promoción de una demanda grupal en la que se presentaron cargos ante el Consejo Nacional de Relaciones Laborales (National Labor Relations Board); distribución de folletos, colgantes para puertas y correspondencia negativos; redacción, distribución y publicación de informes incendiarios y falsos; acusaciones contra la compañía de vender productos expirados, y la colocación de productos vencidos en los estantes de los supermercados; presentación de informes falsos a las agencias gubernamentales alegando violaciones al código sanitario y otras infracciones operacionales; organización de protestas públicas dentro y fuera de los supermercados, con el propósito de interrumpir y desalentar las ventas; organización de reuniones estilo “cabildo abierto” para atacar públicamente a Bashas’; envío de miles de correos basura a las familias de Arizona diseminando mentiras acerca de Bashas’ y Food City; el pago a medios de comunicación prominentes y reconocibles para difamar a Bashas’; financiamiento arteramente a algunas personas para que actuaran como portavoces en contra de Bashas’; y visitas en persona a los hogares para alentar a los compradores a boicotear a los supermercados Bashas’ y Food City.

Bashas’ fue fundada hace 76 años por los hermanos Ike y Eddie Basha, Sr. Desde entonces, se ha convertido en el supermercado local y de propiedad familiar más grande de Arizona, y el 8vo empleador más grande en el estado. Bashas’ ocupa el 15o lugar entre las cadenas privadas de supermercados más grandes del país. Bashas’ es propietaria y operadora de más de 160 supermercados en Arizona, California y Nuevo México. Desde su fundación, la cadena de supermercados ha contribuido más de $100 millones a las comunidades que sirve. Si desea obtener más información, visite http://www.bashas.com o http://www.foodcitycontigo.com .

Confirmada en la Suprema Corte de Arizona la demanda por difamación de la Familia de Tiendas Bashas’ contra la UFCW