Consejos sencillos para un estilo de vida más saludable

Consejos sencillos para un estilo de vida más saludable

La buena alimentación y la actividad física son parte esencial de una vida sana


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 17 de julio de 2012 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Tener un estilo de vida saludable es más que comer frutas y verduras. Para tener una vida realmente sana hay que encontrar un equilibrio duradero entre los buenos hábitos de comida y la actividad física.

Comunicar este mensaje a todas las familias del país es el objetivo de ¡A moverse! (Let’s Move!), una campaña nacional del Gobierno federal que busca combatir la obesidad infantil en Estados Unidos (que se ha triplicado en las últimas décadas) y promover la buena salud de las personas de todas las edades.

Aquí hay algunos consejos sencillos para tener un estilo de vida más saludable:

— Comer cinco frutas y verduras al día. Las

frutas y verduras son fuentes importantes de

vitaminas esenciales para personas de

cualquier edad, y además ayudan a regular el

peso. Son más fáciles de incorporar a la dieta

de los niños cuando se mezclan con otras

comidas (brócoli en el arroz o verduras en el

sándwich). Pero también se pueden combinar y

hacer un jugo nutritivo, lleno de sabor y 100%

natural.

— Preparar comidas bajas en grasas y azúcares.

Para tener un estilo de vida sano hay que

comprar productos como leche, yogurt y queso

bajos en grasas, y cereales u otros productos

con bajo contenido de azúcar. Además se

recomienda hornear o asar la comida en lugar

de freírla o usar aceite vegetal o de oliva en

lugar de manteca.

— Servir bocadillos saludables. Siempre es una

buena idea tener bocadillos saludables

preparados para los niños, incluyendo

zanahorias cortadas y fruta fresca picada como

fresas o manzanas. Para limitar los bocadillos

que contienen demasiada azúcar se recomienda

que los niños tengan que pedir permiso antes

de comerlos. Así los padres podrán controlar

la cantidad de bocadillos azucarados que comen.

— Cuidar el tamaño de las porciones. Las

porciones pueden influenciar cuánto come una

persona. Una sugerencia es servir platos más

pequeños para los niños y no obligarlos a

terminar toda la comida si ya están

satisfechos. Si los niños todavía tienen

hambre, pueden pedir una segunda porción.

— Apagar la televisión y salir a jugar. La

televisión no es el único aparato que promueve

el sedentarismo. Las computadoras, tabletas

electrónicas y los teléfonos inteligentes

ofrecen entretenimiento a toda hora. Para

aumentar la actividad física hay que guardar

estos aparatos y salir al parque o a andar en

bicicleta, correr o caminar. Los niños

deberían participar en actividades físicas

moderadas por un total de 60 minutos al día.

— Dormir lo suficiente. Dormir es esencial para

un estilo de vida saludable, especialmente

para los niños. Un estudio reciente señaló que

cada hora adicional que duerme un niño reduce

las probabilidades de que tenga sobrepeso o

sea obeso un nueve por ciento. Los niños

menores de cinco años necesitan dormir 11

horas por día, los niños entre 5 y 10 años, 10

horas por día; y los niños mayores de 10 años

nueve horas por día.

Para aprender más sobre salud y nutrición visita GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los Estados Unidos en español, que forma parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.

FUENTE: GobiernoUSA.gov/USA.gov

Consejos sencillos para un estilo de vida más saludable