Consumer Reports: Dos tercios de los pollos analizados contienen bacterias peligrosas

Consumer Reports: Dos tercios de los pollos analizados contienen bacterias peligrosas

Pollos broiler orgánicos "enfriados por aire" entre los más limpiosPerdue, la marca más limpia; Tyson y Foster Farms, las más contaminadasDepartamento de Agricultura de EE.UU. debe hacer que sea menos riesgoso comer pollo; los consumidores no deberían tener que jugar a la ruleta con las aves de corral


COMPARTE ESTA NOTA

YONKERS, Nueva York, 1 de diciembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El último análisis realizado por Consumer Reports de pollos broiler enteros frescos comprados en 22 estados revela que las dos terceras partes de las aves analizadas contenían salmonella y/o campylobacter, las principales causas bacterianas de enfermedades transmitidas por alimentos. La información aparece en la edición de enero de 2010 de Consumer Reports y también está disponible gratuitamente en línea en www.ConsumerReportsenespanol.org.

Consumer Reports mide la contaminación en pollos comprados en tiendas desde 1998. El análisis reciente muestra una leve mejora desde enero del 2007, cuando la revista encontró estos agentes patógenos en 8 de cada 10 pollos broiler, pero las cifras siguen siendo demasiado elevadas. Los hallazgos sugieren que las medidas de seguridad de la mayoría de las compañías son insuficientes. Consumer Reports también halló que la mayoría de las bacterias causantes de enfermedades de las muestras de los pollos contaminados eran resistentes por lo menos a un antibiótico, lo que hace que cualquier enfermedad resultante sea potencialmente más difícil de tratar.

“Los consumidores aún tienen que ser muy cuidadosos al manipular pollos, que habitualmente están contaminados con bacterias causantes de enfermedades”, sostiene la Dra. Urvashi Rangan, directora de Políticas Técnicas de Consumers Union, editora sin fines de lucro de Consumer Reports. “Nuestros estudios muestran que el campylobacter está muy difundido en los pollos, incluso en marcas que controlan la salmonella. Mientras una marca, Perdue, y la mayoría de los pollos enfriados por aire estaban menos contaminados que otros, esta sigue siendo una industria muy sucia que necesita mejores prácticas y supervisión gubernamental más estrecha”.

Para su último análisis, Consumer Reports hizo que un laboratorio externo examinara 382 pollos comprados la última primavera en más de 100 supermercados, tiendas gourmet, tiendas de alimentos naturales y comercializadores masivos de 22 estados. Algunas conclusiones:

— Se halló campylobacter en el 62% de los pollos, salmonella en el 14% y ambas bacterias en el 9%. Solo el 34% de las aves estaban libres de ambos agentes patógenos. Este porcentaje duplica el de aves limpias que Consumer Reports encontró en su informe del 2007, pero sigue siendo muy inferior al 51% del informe del 2003.

— Entre los más limpios en general estaban los pollos broiler “enfriados por aire” (un proceso en el que los animales muertos se refrigeran y pueden ser vaporizados, en vez de sumergidos en agua clorurada fría). Alrededor del 60% estaba libre de ambos agentes patógenos.

— Perdue fue la marca de pollos más limpia: el 56% estaba libre de ambos agentes patógenos. Esta es la primera vez desde que Consumer Reports empezó a analizar pollos que una marca importante tuvo un desempeño significativamente superior al de las demás en general.

— Los pollos de Tyson y Foster Farms resultaron los más contaminados; menos del 20% estaba libre de ambos agentes patógenos.

— Los pollos orgánicos de marcas genéricas no contenían salmonella, pero solo el 43% de esas aves también estaba libre de campylobacter.

— Entre todas las marcas y tipos de pollos broiler analizados, el 68% de la salmonella y el 60% de los organismos de campylobacter analizados mostraron resistencia a uno o más antibióticos. Todos los antibióticos resultaron eficaces contra el 32% de las muestras de salmonella y el 40% de las de campylobacter, en comparación con solo 16% y 33% en el 2007.

Aunque en nuestros análisis los pollos Perdue estaban más limpios que los de otras grandes marcas, y la mayoría de las aves orgánicas “enfriadas por aire” estaban especialmente limpias, los estudios de Consumer Reports son una fotografía instantánea en el tiempo, y ningún tipo fue consistentemente bajo lo suficiente en patógenos para recomendarlo sobre todos los demás. Comprar pollos más limpios puede mejorar las posibilidades de los consumidores si no preparan el pollo cuidadosamente.

Según estimaciones de los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) nacionales, cada año la salmonella y el campylobacter de los pollos y otras fuentes alimenticias infectan a por lo menos 3.4 millones de estadounidenses, envían a 25,500 al hospital y matan a unas 500 personas. Mientras se sabe que tanto la salmonella como el campylobacter provocan dolores intestinales, el campylobacter puede provocar meningitis, artritis y síndrome de Guillain-Barré, un trastorno neurológico grave.

El U.S. Department of Agriculture (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos; USDA, según su sigla en inglés) exige el Hazard Analysis and Critical Control Point (Análisis de riesgo y control del punto crítico; HACCP, según su sigla en inglés), una protección primaria del consumidor contra la contaminación en los pollos. El HACCP exige a las empresas identificar los puntos de contaminación potenciales y adoptar medidas para su eliminación. La USDA tiene una norma que exige que los productores de pollos hagan análisis de salmonella, pero aún tiene que establecer una norma para el campylobacter.

Hace mucho tiempo que Consumers Union ha pedido a la USDA que fije límites tanto para el porcentaje de muestras de pollos que pueden estar contaminadas con campylobacter como para los niveles de ese agente patógeno que pueden contener. La USDA ha dicho que habría una evaluación de riesgo de campylobacter y un borrador de estándares de desempeño para fin de año. Sin embargo, que una norma propuesta se convierta en regulación definitiva y entre en vigencia podría llevar meses, un año o más.

“La USDA ha estado considerando nuevas normas para reducir la difusión de bacterias en los pollos durante más de 5 años, pero todavía tiene que actuar”, afirma Jean Halloran, directora de Iniciativas de Políticas de Alimentos en Consumers Union. “Los consumidores no deberían tener que jugar a la ruleta con las aves de corral; la USDA debe hacer que comer pollo sea menos riesgoso”.

Hasta que los pollos sean más limpios, la mejor defensa de los consumidores incluye seguir los siguientes procedimientos en tiendas y cocinas:

— Para evitar que se filtren jugos, ponga el pollo en una bolsa de plástico como las de los supermercados.

— Elija pollos bien empacados y del fondo de la caja, donde la temperatura es más fría. Compre el pollo a último momento antes de dirigirse a la caja.

— Si va a cocinar el pollo dentro de un par de días, almacénelo a 40 grados F o menos. De lo contrario, congélelo.

— Descongele el pollo helado en un refrigerador, dentro de su envase y sobre un plato, o sobre un plato en un horno microondas. No lo descongele nunca sobre un mostrador: cuando el interior sigue congelado, el exterior puede calentarse y ofrecer un campo de cultivo para las bacterias. Cocine el pollo congelado en un horno microondas inmediatamente.

— Cocine el pollo por lo menos a 165 grados F. Aun cuando ya no se vea rosado, puede contener bacterias, por lo tanto, use un termómetro para carnes.

— No vuelva a poner la carne cocinada en el plato en el que estuvo cruda.

— Refrigere o congele las sobras dentro de las 2 horas de la cocción.

Para ver más formas de asegurar que su alimento sea seguro, visite www.BuySafeEatWell.org. La edición de enero de Consumer Reports estará a la venta el 1 de diciembre en los puestos de venta de revistas.

DICIEMBRE 2009

Consumer Reports(R) es publicado por Consumers Union, una organización sin fines de lucro independiente y experta cuya misión es la de trabajar por un mercado honrado, justo y seguro para todos los consumidores, y fortalecerlos para que puedan protegerse. Para lograr esta misión, hacemos pruebas, informamos y protegemos. Para mantener su independencia e imparcialidad, Consumers Union no acepta publicidad externa ni muestras de pruebas gratuitas, y su única preocupación son los intereses de los consumidores. Consumers Union se mantiene mediante la venta de sus productos y servicios de información, contribuciones individuales y unas pocas subvenciones no comerciales.

FUENTE Consumer Reports

Consumer Reports: Dos tercios de los pollos analizados contienen bacterias peligrosas