Consumer Reports encuentra costos ocultos en los servicios de pago mediante teléfono...

Consumer Reports encuentra costos ocultos en los servicios de pago mediante teléfono celular y billetera digital

Encuesta encuentra que los norteamericanos todavía no están desesperados por pagar con sus teléfonos celulares


COMPARTE ESTA NOTA

YONKERS, Nueva York, 2 de agosto de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Aunque los norteamericanos todavía dependen mucho de dinero en efectivo, cheques, tarjetas de crédito y tarjetas de débito para pagar sus facturas, están emergiendo métodos electrónicos nuevos, como el pago mediante teléfono celular o las billeteras digitales. Pero antes de lanzarse de lleno, los consumidores deben estar enterados de las disparidades en cuanto a responsabilidad por pérdida y protecciones al consumidor, según Consumer Reports.

La más reciente investigación de CR sobre estas nuevas opciones de pago encontró que los bancos y las compañías de tecnología están peleando por una cuota mayor de los $50,000 millones anuales en cargos generados por las transacciones diarias. Algunos servicios ofrecidos por PayPal, Obopay, Square, Zong, y FaceCash ya le permiten pagar las compras usando su teléfono celular, pero los llamados servicios de billetera digital también llegarán pronto al mercado. Para información adicional visite http://www.ConsumerReportsenEspanol.org.

Google dijo en mayo que planeaba lanzar su versión este verano. Para finales de este año y en 2012 está previsto el lanzamiento de al menos tres billeteras digitales competidoras: la de Visa en asociación con más de una docena de bancos; Isis, una empresa conjunta de AT&T Mobility, T-Mobile, y Verizon Wireless; y la tecnología de punto de venta de PayPal Mobile.

“Según aumente la popularidad de estas nuevas formas de pago, los consumidores deben preocuparse por entender los costos, y las disparidades en las protecciones asociadas con la promesa de nueva conveniencia”, dijo Jeff Blyskal, editor sénior de Consumer Reports.

A pesar de tanto despliegue publicitario, al parecer los consumidores todavía no están desesperados por pagar con sus teléfonos móviles. Según una reciente encuesta representativa a nivel nacional realizada por el Consumer Reports National Research Center, solo el 5 por ciento de los encuestados han usado su teléfono celular para pagar por compras diarias en el mes anterior. Un número ligeramente superior (10 por ciento) usa otras formas de pago relativamente novedosas, entre ellas la facturación a su cuenta telefónica en el hogar o celular.

La mayoría de las nuevas opciones de pago electrónico están vinculadas a tarjetas de crédito y de débito, por tanto, cualquier costo que los consumidores incurren al usar sus tarjetas se transferirán a los nuevos métodos. Pagar mediante teléfono móvil no les ahorrará dinero. Los cargos por transacción de Google Wallet a los comerciantes son los mismos que los cargados en los pagos usando tarjetas, y algo idéntico se espera que ocurra con la billetera digital de Visa. Square y PayPal Mobile cargan a los comerciantes incluso más que los cargos promedio de un banco grande, 2.75 y 2.9 por ciento del monto de la transacción, respectivamente.

Entre los procesadores de pagos estudiados por Consumer Reports, solo Obopay carga a los consumidores (no a los comerciantes) un cargo explícito fijo de 50 centavos por pagos superiores a $10. Puede transferir fondos de forma gratuita desde una cuenta bancaria a su cuenta Obopay, pero si vincula una transacción a una tarjeta de débito o de crédito, pagará un cargo de 1.5 por ciento. Es decir, en un pago de $100, los cargos pueden ir de 50 centavos a $2.

Las tarjetas de débito prepagadas pueden ser especialmente costosas, lo mismo si las usa como tal que si las vincula a un método de pago alternativo. Muchas tarjetas de débito prepagadas contemplan cargos por activación y por mantenimiento de las cuentas, además de por transacciones, preguntas sobre saldo, y recarga.

Cuando se procesan diariamente 300 millones de pagos sin uso de efectivo, hay muchas posibilidades de que las cosas salgan mal. En la encuesta de Consumer Reports, uno de cada cuatro norteamericanos dijo que había tenido un cargo no autorizado, error de facturación, pago no acreditado, u otro problema durante el pasado año al pagar por sus compras o pagar las facturas.

El derecho de un consumidor a que le devuelvan su dinero cuando algo sale mal—errores, artículos no entregados según lo prometido, fraude— varía dependiendo de la opción de pago usada. Nuevamente, el método de pago subyacente vinculado a su dispositivo móvil regulará sus derechos en tales casos. Los servicios de pago mediante teléfono celular y billetera digital vinculados a una tarjeta de crédito ofrecen la mayor protección a los consumidores. Sin embargo, existe una gran disparidad en la protección para servicios que están vinculados a tarjetas de débito prepagadas y a facturación directa a la cuenta telefónica del consumidor.

Las tarjetas prepagadas ofrecen a los consumidores protecciones no garantizadas contra transacciones no autorizadas. Las tarjetas pueden incluir ciertas protecciones en sus contratos, pero son en lo esencial voluntarias y pueden ser rescindidas en cualquier momento. Los titulares de tarjetas prepagadas Visa y MasterCard pueden recibir garantías por parte de las políticas de cero responsabilidad de esas marcas, las cuales les protegen contra uso no autorizado y requieren que los bancos emisores otorguen crédito provisional por pérdidas debidas a uso no autorizado dentro de los cinco días laborables siguientes luego de la notificación. Pero esas políticas tienen lagunas legales. La de Visa no cubre transacciones en cajeros automáticos (ATM) o usando el número de identificación personal (PIN) que no sean procesadas por la red de Visa. La política de MasterCard no ofrece protección si un consumidor reportó dos o más eventos no autorizados en los últimos 12 meses, y no cubre transacciones en ATM o con PIN.

En el caso de los consumidores que optan por cargos directos a su factura telefónica, sus derechos en esta área están nebulosos. Cualquier protección que exista se basa en el contrato de la compañía telefónica móvil, y estos contratos varían considerablemente. Consumers Union revisó los contratos de 18 compañías telefónicas móviles para encontrar qué tipo de protecciones básicas incluían; ninguno de los contratos brindaba protecciones para transacciones de pago móviles que fueran tan sólidas como aquellas garantizadas por la ley cuando los consumidores usan una tarjeta de crédito o de débito.

Los consumidores pueden tener determinados derechos según las leyes estatales o las normas de la agencia que regula a las empresas de servicios públicos, pero estos también varían según el estado. Hasta el momento, solo la California Public Utilities Commission brinda a los residentes en el estado el derecho de cancelar cargos no autorizados. Los consumidores en California también pueden prohibir a terceras partes que pongan cargos en su cuenta telefónica.

En pocas palabras—Consumer Reports ofrece estos consejos a aquellos pensando en comenzar a usar cualquier forma nueva de servicio de pago digital:

— Antes de inscribirse en un método de pago nuevo, lea la letra chica y revise los costos por transacciones.

— Pague mediante tarjeta de crédito para conseguir las mejores protecciones, lo mismo si está comprando en línea o pagando con el teléfono celular, haciendo una compra importante en una tienda, o si le preocupa que el vendedor pudiera no entregar de la forma prometida. Evite las tarjetas de débito prepagadas y la facturación a su cuenta telefónica. Pida a su compañía telefónica que bloquee cargos de terceros a su teléfono fijo y a su teléfono celular.

— No se crea al pie de la letra las afirmaciones acerca de conveniencia. Tenga en cuenta las nuevas alternativas de pago, pero separe los verdaderos beneficios de la estridencia publicitaria. Mantenga sus herramientas para compras móviles separadas de cualquier billetera digital de marca que pudiera elegir.

— Puede controlar el riesgo de pérdida si conoce las amenazas inherentes a cada forma de pago y adopta las medidas para protegerse a sí mismo. No comparta su identificación personal e información de cuenta, use software y procedimientos de seguridad para su comercio electrónico, y mantenga siempre el efectivo y las tarjetas de pago en un lugar seguro.

Puede encontrar el reporte investigativo completo, incluyendo más información sobre esta conveniencia que está desarrollándose y los problemas de fraude y seguridad que rodean a estas nuevas formas de pago en http://www.consumerreports.org o en el ejemplar de septiembre de Consumer Reports, a partir del 2 de agosto, dondequiera que se venda la revista.

SEPTIEMBRE DE 2011

El material anterior está dirigido exclusivamente a entidades noticiosas legítimas; no puede ser utilizado para fines publicitarios o promocionales. Consumer Reports® es una publicación de Consumers Union, una organización experta, independiente y sin fines de lucro, cuya misión es trabajar por un mercado imparcial, justo y seguro para todos los consumidores, y empoderar a los consumidores para que se protejan a sí mismos. No aceptamos publicidad y pagamos por todos los productos que probamos. No estamos vinculados a ningún interés comercial. Nuestros ingresos provienen de la venta de Consumer Reports®, ConsumerReports.org® y nuestras demás publicaciones y productos informativos, servicios, cargos, y contribuciones y subvenciones no comerciales. Nuestras clasificaciones y nuestros informes están destinados exclusivamente al uso de nuestros lectores. Ni las clasificaciones ni los informes pueden usarse para publicidad ni para otros propósitos comerciales sin nuestra autorización. Consumers Union adoptará todas las medidas a su alcance para impedir el uso comercial de sus materiales, su nombre, o el nombre de Consumer Reports®.

FUENTE Consumers Union

Consumer Reports encuentra costos ocultos en los servicios de pago mediante teléfono celular y billetera digital