Consumer Reports Health: ¿Cuántos años tiene su corazón y en quién puede...

Consumer Reports Health: ¿Cuántos años tiene su corazón y en quién puede confiar para que se haga cargo de él?

Investigación de Consumer Reports Health encuentra uso excesivo de exámenes y tratamientos; alarmante abuso de la angioplastia


COMPARTE ESTA NOTA

YONKERS, Nueva York, 2 de agosto de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Una investigación de Consumer Reports Health revela que la curación de enfermedades cardíacas se ha convertido en un negocio muy lucrativo que con demasiada frecuencia prefiere las ganancias sobre la ciencia. El informe arroja una luz sobre el uso excesivo de exámenes y tratamientos, y hace énfasis en el abuso de la angioplastia. Para ayudar a los consumidores a tomar decisiones con conocimiento de causa acerca de su atención cardíaca, Consumer Reports Health está poniendo a disposición del consumidor varias herramientas, entre ellas las clasificaciones de 323 grupos quirúrgicos que realizan cirugía de revascularización cardíaca en Estados Unidos, las clasificaciones de los chequeos cardíacos, y un evaluador de riesgo cardíaco.

El informe de 11 páginas constituye el tema de portada de la edición de septiembre de la revista Consumer Reports. También está disponible en línea en http://www.ConsumerReportsenEspanol.org.

El informe destaca la omnipresencia del marketing de chequeos cardíacos usando alta tecnología, y que el mismo es promocionado por algunos hospitales, centros médicos y otros grupos para sacar provecho de los temores de los consumidores. Los nacidos durante el boom de la natalidad están llegando a los 60 años y la cardiopatía sigue siendo la causa principal de muertes de personas adultas en Estados Unidos, por tanto no es de extrañar que los norteamericanos estén preocupados por sus corazones envejecidos.

“Los consumidores deben estar en guardia debido a posible explotación”, señaló el Dr. John Santa, M.P.H., director del Consumer Reports Health Ratings Center. “Los norteamericanos tienen razón con estar preocupados acerca de su salud cardíaca pero están siendo bombardeados con mensajes confusos, y en muchos casos engañosos, por parte de vendedores tratando de aprovecharse de sus temores. Los consumidores deben tomar con escepticismo toda publicidad o promoción que reciban de parte de organizaciones o individuos que proveen exámenes o tratamientos cardíacos”.

Demasiados exámenes, demasiados tratamientos

Se están administrando demasiados exámenes a personas saludables. Una encuesta reciente de Consumer Reports Health encontró que cerca de la mitad (44 por ciento) de las personas sin factores de riesgo o síntomas de enfermedades cardíacas informaron haberse sometido a algún chequeo específico para el corazón como electrocardiograma, pruebas de esfuerzo con ejercicio físico, o ultrasonido de las arterias carótidas, a pesar de que dichos exámenes no están recomendados para personas saludables.

Los exámenes inadecuados pueden a su vez conducir a tratamientos innecesarios como la angioplastia, un procedimiento invasivo para eliminar oclusiones en las arterias coronarias, cuando cambios en la dieta y ejercicios, además de medicamentos, serían tan efectivos y mucho más seguros. “Estamos viendo como hospitales y centros cardiológicos en Estados Unidos están usando comercialización masiva con respecto a la angioplastia”, dijo Santa. “Es un método que puede salvar la vida en medio de un ataque cardíaco pero puede ser riesgoso e inefectivo en personas sin síntomas de consideración”.

Esta presión hacia el uso excesivo de exámenes y tratamientos relacionados con enfermedades cardíacas, explica el informe, proviene en parte de conceptos desactualizados que ven a la enfermedad como si fuera un problema de plomería. Los médicos acostumbran a indicar exámenes para detectar oclusiones y luego las eliminan con angioplastia. “La medicina no cambia rápido u fácilmente”, señala el doctor Steven Nissen, presidente del departamento de medicina cardiovascular de la Cleveland Clinic.

Nissen dice que el sistema de atención médica no resulta de ayuda porque tiende a favorecer procedimientos caros. “Los médicos reciben mucho más dinero por una angioplastia que toma 20 minutos que por una hora de deliberaciones. Esos incentivos financieros indefectiblemente afectan las decisiones clínicas. Es por eso que los pacientes tienen que hacer las investigaciones que sean necesarias para obtener la mejor atención”, señala Nissen.

Si los exámenes revelan oclusiones, puede que se requiera angioplastia o cirugía de revascularización. Pero incluso así, un paciente debe sopesar sus opciones, y de ser posible buscar una segunda opinión. Si usted es un paciente con una enfermedad cardíaca y necesita un cirujano cardíaco, dice Santa, hay datos fiables que puede consultar. Este año Consumer Reports Health está agregando más de 100 grupos de cirugía cardíaca a sus clasificaciones. Los pacientes que están considerando un determinado grupo quirúrgico deben revisar para comprobar si dicho grupo está clasificado por Consumer Reports Health. Si no lo está, lo mejor es preguntar si el grupo presenta informes ante la Sociedad de Cirujanos Torácicos (STS, por sus siglas en inglés), que reúne información sobre más del 90 por ciento de los aproximadamente 1,100 grupos quirúrgicos que practican cirugía cardíaca en Estados Unidos.

Herramientas para ayudar a los consumidores a tomar decisiones informadas

Para ayudar a los consumidores a tomar decisiones informadas sobre cuidados cardíacos, Consumer Reports Health ha creado varias herramientas nuevas, entre ellas:

Clasificaciones de cardiocirujanos: Mediante una colaboración con la Sociedad de Cirujanos Torácicos (STS), CRH puede ofrecer clasificaciones para 323 grupos quirúrgicos que realizan cirugía de revascularización cardíaca.

“Durante la pasada década, se ha visto una reducción considerable en la mortalidad entre pacientes de cirugía cardíaca, y mucha de esa mejora se ha debido a la disposición de los cirujanos de dar seguimiento a su propio desempeño. La participación en la Base de Datos Nacional de la STS brinda a los cirujanos información actualizada que les ayuda a comparar sus resultados locales con los estándares nacionales”, dijo el Dr. Fred H. Edwards, quien ayudó a establecer dicha base de datos en 1989 y en la actualidad es el director del Centro de Investigaciones de la Sociedad de Cirujanos Torácicos.

(Haga clic en la ficha Doctors & Hospitals (Médicos y hospitales) en http://www.ConsumerReportsHealth.org.)

Clasificaciones de los chequeos cardíacos: Existe una amplia gama de exámenes cardíacos, algunos de los cuales son novedosos y emplean tecnología avanzada. Para comprender mejor estos exámenes y determinar cuáles son los adecuados, los consumidores pueden consultar clasificaciones concebidas específicamente para cada persona, teniendo en cuenta la edad, el sexo y el nivel de riesgo. Consumer Reports Health subraya que todas las personas deben asegurarse de que se les mida la presión sanguínea y se les pese cada vez que tengan una consulta médica. (http://www.ConsumerReportsHealth.org/hearttests)

Evaluador de riesgo cardíaco: Una herramienta interactiva en línea que permite a una persona calcular la edad de su corazón mediante el suministro de información clave sobre su salud. La herramienta, similar a una aplicación, también estima el riesgo de sufrir un infarto o un derrame cerebral durante los próximos diez años. (http://www.ConsumerReportsHealth.org/heartrisk)

SEPTIEMBRE DE 2011

El material anterior está dirigido exclusivamente a entidades noticiosas legítimas; no puede ser utilizado para fines publicitarios o promocionales. Consumer Reports® es una publicación de Consumers Union, una organización experta, independiente y sin fines de lucro, cuya misión es trabajar por un mercado imparcial, justo y seguro para todos los consumidores, y empoderar a los consumidores para que se protejan a sí mismos. No aceptamos publicidad y pagamos por todos los productos que probamos. No estamos vinculados a ningún interés comercial. Nuestros ingresos provienen de la venta de Consumer Reports®, ConsumerReports.org® y nuestras demás publicaciones y productos informativos, servicios, cargos, y contribuciones y subvenciones no comerciales. Nuestras clasificaciones y nuestros informes están destinados exclusivamente al uso de nuestros lectores. Ni las clasificaciones ni los informes pueden usarse para publicidad ni para otros propósitos comerciales sin nuestra autorización. Consumers Union adoptará todas las medidas a su alcance para impedir el uso comercial de sus materiales, su nombre, o el nombre de Consumer Reports®.

FUENTE Consumer Reports Health

Consumer Reports Health: ¿Cuántos años tiene su corazón y en quién puede confiar para que se haga cargo de él?