Consumer Reports investiga: Los servicios de “rentar para ser dueño” pueden tener...

Consumer Reports investiga: Los servicios de “rentar para ser dueño” pueden tener tasas de interés hasta de 311%

Los consumidores desprevenidos pueden terminar pagando hasta dos o tres veces más que si compran un artículo desde el principio


COMPARTE ESTA NOTA

YONKERS, Nueva York, 22 de junio de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Una investigación de Consumer Reports encontró que los consumidores que rentan electrónicos y otros electrodomésticos de Rent-A-Center y otros comerciantes de “rentar para ser dueño” podrían pagar intereses de hasta 311%.

Consumer Reports acaba de examinar ofertas de varios comerciantes de “rentar para ser dueño” y descubrió que se puede fácilmente acabar pagando dos o tres veces la cantidad que le hubiera costado comprar un artículo desde el principio de un minorista tradicional. Consumer Reports encontró ofertas que incluyen una computadora de $600 que hubiera costado casi $1,900 después de pagar menos de un año de pagos y un paquete de lavadora y secador de $1,000 que le saldría en $2,700 luego de dos años y medio de pagos con interés del 100%.

“Para las familias de bajos recursos, los tratos de “rentar para ser dueño” con bajos pagos en aparatos grandes como un televisor de pantalla plana, puede parecer muy atractivo, pero al final, acaban costando mucho más que comprar el artículo desde el principio”, nos dijo Anthony Giorgianni, Editor Asociado de Consumer Reports. “Si usted se encuentra entre ellos, busque alternativas, que incluyan posponer la compra hasta que esté en mejor situación de pagarla”.

El informe de “Consumer Reports Investiga ¿Pagaría usted el equivalente de 311% interés por un televisor de pantalla grande?” está disponible en http://www.ConsumerReportsenEspanol.org.

La industria de “rentar para ser dueño” tiene más de 4 millones de clientes, y hay aproximadamente 8,600 tiendas en los Estados Unidos y Canadá que generan $7,000 millones en ventas anuales. El gancho de las tiendas como Aaron’s y Rent-A-Center es que usted puede adquirir una lavadora, un televisor o una recámara completa de inmediato, y generalmente sin que le revisen su crédito y con pagos relativamente bajos por semana o por mes.

El acuerdo es por lo general semanal o mensual, y usted puede devolver un artículo y salir de la tienda sin pagar una multa o sin dañar su puntaje crediticio, como pasaría si se retrasara en el pago de un préstamo tradicional. Si usted hace todos los pagos, será dueño del artículo al final del periodo acordado. Pero hay un pequeño problema.

Algunas tiendas de “rentar para ser dueño” también han sido acusadas de estar involucradas en prácticas financieras sospechas que incluyen tácticas de cobro agresivas, no revelar daños a mercancía previamente rentada y de aconsejar a sus empleados que empiecen a hacer llamadas para cobrar aun antes de la primera fecha límite del primer pago. Estas preocupaciones acerca de las prácticas de esta industria ha hecho que la mayoría de los estados hayan decidido regular la industria, con el respaldo a ciertas leyes de la propia industria. La mayor parte de los estatutos exigen la divulgación de la información, prohiben cuotas exageradas, y la imposición de seguros obligatorios de protección o pérdida de la propiedad, y conceden a los clientes que se atrasan en los pagos el derecho de reinstaurar el acuerdo dentro de un cierto periodo.

La realidad de los números

Considere la oferta de una computadora laptop Toshiba de $612 que encontramos en una tienda de “rentar para ser dueño”. La estaban ofreciendo a $38.99 a la semana por 48 semanas por un total de $1,872, sin contar impuestos y otros cargos. Es lo mismo que comprar una laptop al precio sugerido por el fabricante y financiarla a una tasa de interés de 311%. Usted podría comprar tres computadoras portátiles para empezar a $1,872.

Aun una tarjeta de crédito con una tasa de interés muy alta es una opción mejor que “rentar para ser dueño”. Digamos que usted quiere financiar una laptop al 29.99% de interés, el interés más alto que pudimos encontrar, y que pague los mismos $38.99 a la semana. Terminaría ahorrando más de $1,000 comparado al escenario de “rentar para ser dueño” y sería dueño de su computadora en 20 semanas, en vez de en 48 semanas. Aún mejor, si pusiera $38.99 en el banco cada semana, solo tendría que esperar 4 meses para comprar la computadora. Se ahorraría: $1,260.

Otra buena razón para evitar las compras de “rentar para ser dueño”: Aun cuando usted tomara ventaja de la opción de compra temprana o “igual a efectivo” en su acuerdo de “rentar para ser dueño”, es muy probable que acabara pagando más porque el “precio al contado” en las tiendas de “rentar para ser dueño” es con frecuencia más alto que en otras tiendas minoristas.

Alternativas a “rentar para ser dueño”

Pagar el doble del precio del mercado o más por un artículo no tiene ningún sentido. Si puede darse el lujo de hacer el pago semanal o mensual en un acuerdo de “rentar para ser dueño”, mejor considere ahorrar esa cantidad. Usted será dueño de la mercancía más pronto, pagará mucho menos, y tal vez hasta gane un poco de interés. No caiga en la tentación de la gratificación instantánea por artículos que tal vez no necesite inmediatamente, como un televisor con pantalla gigante para reemplazar un modelo que todavía funciona bien.

Si es un artículo que necesita, como una computadora para la escuela o el trabajo, busque alternativas en que pueda ahorrar ese dinero como pedirle prestado a un amigo o vecino, o usar las computadoras en una biblioteca pública.

Otra buena opción es buscar si califica para financiamiento de un minorista. Muchas tiendas ofrecen un periodo de cero pagos, sin interés de financiamiento. Pero el interés se irá acumulando durante el periodo en que no pague y usted acabará enganchado si no puede pagar por el artículo antes del final de ese periodo inicial.

AGOSTO DE 2011

El material que arriba se incluye está dirigido exclusivamente a entidades noticiosas legítimas; no puede ser utilizado con fines publicitarios ni promocionales. Consumer Reports® es una publicación de Consumers Union, una organización sin fines de lucro independiente y experta cuya misión es la de trabajar por un mercado honrado, justo y seguro para todos los consumidores, y fortalecerlos para que puedan protegerse. No aceptamos publicidad ni pago de los productos que probamos. No mantenemos interés comercial alguno. Nuestros ingresos provienen de la venta de Consumer Reports®, ConsumerReports.org® y nuestras demás publicaciones y productos informativos, servicios, comisiones, y contribuciones y subvenciones no comerciales. Nuestras calificaciones y nuestros informes están destinados exclusivamente al uso de nuestros lectores. Ni las clasificaciones ni los informes pueden usarse para publicidad ni para otros propósitos comerciales sin nuestra autorización. Consumers Union adoptará todas las medidas disponibles para evitar el uso comercial de sus materiales, su nombre o el nombre de Consumer Reports®.

FUENTE Consumer Reports

Consumer Reports investiga: Los servicios de “rentar para ser dueño” pueden tener tasas de interés hasta de 311%