Consumer Reports: los platos de cristal calientes se pueden romper inesperadamente

Consumer Reports: los platos de cristal calientes se pueden romper inesperadamente

Consumers Union pide a la Comisión de Seguridad para Productos de Consumo de los Estados Unidos que investigue los platones refractarios de cristal para horno


COMPARTE ESTA NOTA

YONKERS, Nueva York, 7 de diciembre de 2010 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Una investigación de Consumer Reports de un año de duración revela que aunque cientos de millones de platones de cristal para horno se usan sin riesgo cada año, un platón refractario caliente se puede romper inesperadamente, causando a veces lesiones graves. El informe detalla varias historias de platones de cristal para horno que se rompieron y se hicieron añicos, entre ellas el relato de una abuela el Día de Acción de Gracias, que dijo que abrió el horno para rociar un jamón, y el refractario se rompió en pedazos que salieron volando con el jugo hirviendo de la carne.

Después de revisar una gran cantidad de informes de consumidores presentados a reguladores federales sobre platos refractarios que se rompieron inesperadamente, Consumers Union (CU), la organización sin fines de lucro que publica Consumer Reports, ha pedido a la Comisión para la Seguridad de Productos de Consumo (CPSC, por sus siglas en inglés) que realice un estudio minucioso de los platos de cristal en el mercado. CU también ha pedido a los fabricantes que impriman avisos que sean más claros y se destaquen más en sus platones para horno. “Parte del problema es que las advertencias en letra pequeña son diminutas y forman parte de la envoltura, así que muchas veces los consumidores las desechan”, dijo Andrea Rock, editora sénior de Consumer Reports.

El informe aparece en la edición de enero de Consumer Reports y en línea en http://www.ConsumerReports.org. En un año típico, los dos principales fabricantes de platones de cristal para horno, World Kitchen, el fabricante de Pyrex en los Estados Unidos, y su competidor, Anchor Hocking, hacen juntos en promedio más de 70 millones de unidades de lo que es sin duda un artículo básico en la mayoría de las cocinas y un popular utensilio de cocina al preparar comidas para las fiestas.

El informe contiene diez precauciones que pueden sorprender a los cocineros que usan platones de cristal para horno. Para minimizar las probabilidades de que los refractarios se rompan, los consumidores deben leer y guardar las instrucciones de seguridad de sus platones para horno y seguir las siguientes reglas de seguridad:

– Coloque siempre los refractarios calientes en una toalla o

portacazuela de tela seca.

– Nunca use platos de cristal para cocinar en los quemadores de la

estufa o bajo la parrilla o asador .

– Siempre precaliente bien el horno antes de poner los platones de

cristal en su interior.

– Cubra siempre el fondo del refractario con líquido antes de

cocinar carne o vegetales.

– No le agregue líquido a un refractariocaliente.

– Si está usando el platón en un horno de microondas, no use el

elemento para dorar, y evite calentar aceite y mantequilla demasiado.

– No saque los refractarios directamente del congelador al horno o

viceversa.

– Nunca ponga los refractarios calientes directamente en un

mostrador (o en una estufa de vitrocerámica), en una superficie de

metal, sobre una toalla mojada, en el fregadero, o en una superficie

fría o húmeda.

– Revise sus platos para ver si tienen roturas, rajaduras o

arañazos. Deseche los platos que tengan esos daños.

– Para evitar riesgos con los platones de cristal, considere usar

platones de metal para hornos convencionales y de convección.

Para averiguar más detalles sobre los platones de cristal para horno, Consumer Reports realizó una investigación en la que se hicieron pruebas en laboratorios de Consumer Reports y en laboratorios externos, y obtuvo información de fabricantes, agencias de gobierno, expertos y consumidores. Cuando Pyrex se comercializó por primera vez, en 1915, se hacía de un cristal resistente al calor llamado borosilicato, que anteriormente se usaba para evitar que se rompieran las linternas de vidrio de los ferrocarriles. Aunque los fabricantes norteamericanos tanto de Pyrex como de Anchor Hocking han sustituido el borosilicato por el vidrio de soda cal en sus refractarios, señala la revista, muestras de platones de cristal para el horno hechas en Europa obtenidas por Consumer Reports siguen siendo de borosilicato. Los fabricantes dicen que su vidrio de soda cal tiene ventajas y que es menos probable que se rompa si se cae o le dan un golpe. Aunque los resultados de las pruebas de Consumer Reports de impacto limitado fueron muy variables, algunas muestras de vidrio de soda cal mostraron la mayor resistencia a impactos.

Consumer Reports probó ambos tipos de cristal en su laboratorio para compararlos en condiciones extremas capaces de romper el cristal. Para probar los platos, Consumer Reports llenó cada sartén con arena seca (que se calienta mucho más que la comida) y después puso los platos en hornos graduados a distintas temperaturas. Los encargados de la prueba compararon entonces lo que sucedía cuando cada plato caliente se sacaba del horno y se ponía sobre un mostrador de granito húmeda, una situación con probabilidades de inducir un choque termal y que es contrario a las instrucciones de uso de cada fabricante. Consumer Reports señala que se fijó un nivel alto en las pruebas extremas porque es posible que los platos que se rayan o sufren daños no ofrezcan el mismo margen de seguridad que los platos nuevos, y los usuarios pueden ignorar o no estar al tanto de las instrucciones de uso. Diez de cada diez veces, el vidrio de soda cal se rompió después de hornear a 450 grados. Pero en las mismas condiciones, los platos europeos de borosilicato no se rompieron, aunque la mayoría se rompió después de hornear a 500 grados.

Algunos aspectos importantes de la investigación son los siguientes:

– En muchos casos los consumidores informaron de refractarios

que se rompieron inesperadamente, según documentos federales, documentos

de tribunales y entrevistas. Cuando Consumer Reports examinó en detalle

163 incidentes (152 de los cuales fueron de archivos de la CPSC), el

análisis reveló 42 informes de lesiones, desde cortadas y quemaduras

menores hasta lesiones que requirieron cirugía. Más de la mitad de los

incidentes ocurrieron, según se informó, mientras el platón estaba en el

horno, mientras casi una cuarta parte ocurrió cuando el refractario se

enfriaba en un mostrador o en la parte superior de una estufa.

– Cuando el platón de cristal para horno se quiebra, informan los

consumidores, puede romperse en pedazos filosos que salen volando, lo

que aumenta el riesgo de lesiones. Esto contradice las afirmaciones de

uno de los fabricantes, que dice que sus fuentes de cristal para horno

se rompen en “pedazos relativamente pequeños, que por lo general no

tienen bordes filosos”.

Consumers Union (CU), la organización sin fines de lucro que publica Consumer Reports, dice que los fabricantes deben imprimir avisos más claros y más destacados en sus platones de cristal para horno, no sólo en las envolturas que se desechan cuando se usan por primera vez. Aunque cientos de millones de refractarios son usados con seguridad cada año, CU cree que la situación es tan grave que ha pedido a la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) que realice un estudio minucioso de los platones de cristal para horno en el mercado, con particular atención a la diferencia entre los platones hechos de vidrio de soda cal y los de borosilicato. CU también exhorta a los consumidores que experimentan la rotura inesperada de un platón de cristal para horno que informen el incidente a la CPSC al 800-638-2772 o info@cpsc.gov.

ENERO DE 2011

El material anterior está dirigido solamente a entidades legítimas de noticias; no se puede usar para fines de publicidad o promocionales. Consumer Reports(R) es publicado por Consumers Union, una organización experta, independiente y sin fines de lucro, cuya misión es trabajar por un mercado imparcial, justo y seguro para todos los consumidores, y para facilitar a los consumidores que se protejan. No aceptamos publicidad ni pagamos los productos que probamos. No estamos vinculados a ningún interés comercial. Nuestro ingreso se deriva de la venta de Consumer Reports(R), ConsumerReports.org(R) y nuestras otras publicaciones y productos, servicios y cargos de información, y contribuciones y donaciones no comerciales. Nuestras Clasificaciones e informes tienen como único propósito que los usen nuestros lectores. Ni las Clasificaciones ni los informes se pueden usar en publicidad ni con cualquier otro propósito comercial sin nuestro permiso. Consumers Union tomará todas las medidas de que disponga para evitar el uso comercial de sus materiales, su nombre o el nombre de Consumer Reports(R).

FUENTE Consumer Reports

Consumer Reports: los platos de cristal calientes se pueden romper inesperadamente