Consumer Reports: Siete medidas para controlar la deuda por estudios

Consumer Reports: Siete medidas para controlar la deuda por estudios

Además, cómo ir a la universidad sin pedir préstamos


COMPARTE ESTA NOTA

YONKERS, Nueva York, 3 de abril de 2012 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Hay más de 36 millones de personas acuciadas por deudas de préstamos federales, pero el deprimido mercado laboral hace que sea más difícil que en muchas décadas pagar los préstamos educativos. Consumer Reports identificó siete medidas que los prestatarios pueden adoptar para ayudarles a manejar su deuda. El informe completo, que también presenta consejos para ir a la universidad sin solicitar crédito, está disponible en la edición de mayo de Consumer Reports y en línea en http://www.ConsumerReports.org.

Siete pasos para controlar la deuda por estudios

1. Averigüe cuánto debe y a qué acreedores. Al momento de graduarse o lo antes que pueda, ordene todos sus préstamos educativos y determine quiénes son los administradores del crédito, los saldos, las tasas de interés, las opciones de repago y los períodos de gracia.

2. Elija una opción de repago. Analice su actual situación financiera y su potencial de ingreso en los próximos años. Ahorrará dinero y saldrá de sus deudas más rápido pagando sus préstamos con mayor tasa de interés lo más rápido posible, lo que puede hacer realizando los pagos más grandes que pueda solventar cada mes y aplicando una cantidad extra al monto capital de la deuda. Si su deuda total supera el ingreso que tendrá en su primer año después de graduarse, probablemente no podrá solventar pagos bajo el plan a 10 años estándar.

3. Explore sus opciones si no puede solventar los pagos. No reduzca ni se salte los pagos sin permiso o podría ser denunciado como moroso o en incumplimiento, lo que puede afectar su puntaje de crédito. Puede solicitar una prórroga o tolerancia para préstamos federales, pero la mayoría de los préstamos contraídos con privados no ofrecen esto y sus términos de tolerancia son limitados.

4. Considere programas de trabajo o voluntariado que califiquen para prórrogas o condonaciones. Ciertos empleos en el sector público, carreras del área sin fines de lucro como servicios de docencia, policía y bomberos, trabajar en derecho de interés público o en salud pública, o bien unirse a la milicia puede calificarlo para la cancelación de préstamos federales.

5. Analice la posibilidad de consolidar sus deudas. Un prestatario puede combinar las deudas que tenga en un pago, algo que constituye más una comodidad que ahorro de costos. Sin embargo, los préstamos educativos de instituciones privadas no se pueden consolidar con los préstamos federales para estudio.

6. Piénselo dos veces antes de volver a estudiar para evitar el desempleo. La matrícula en universidades aumenta durante las recesiones, pero contraer más deuda por estudios puede no redituar.

7. Comuníquese de inmediato con su institución de crédito si no puede pagar. Saltarse el pago de un préstamo educativo no resolverá el problema. La morosidad agregará comisiones por atraso y por gastos de cobranza al saldo pendiente de pago. Los padres o abuelos que deseen ayudar a los recién graduados deberían considerar la cooperación en el pago de préstamos en vez de entregar efectivo.

Cómo evitar endeudarse

Si su hijo va a la universidad y usted debe solicitar un préstamo para pagar el costo, Consumer Reports aconseja evitar recurrir a los préstamo de instituciones privadas salvo como último recurso, incluso si sus actuales tasas de interés son más bajas que las de préstamos federales. Aquí presentamos algunas opciones que pueden ayudar a minimizar los gastos:

— Opte por una universidad con carreras de dos años antes de pasar a una institución con carreras de cuatro años, o bien asista a una universidad pública en su estado.

— Para determinar su elegibilidad para asistencia basada en la necesidad que no tiene que reembolsarse, complete la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes lo antes posible, antes del 1 de enero.

— No tome préstamos para solventar gastos no esenciales como amoblado de habitación y entretenimiento; considere tomar un trabajo parcial para cubrir los gastos varios.

Para ver el informe completo sobre deuda estudiantil, consulte la edición de mayo de Consumer Reports disponible en kioscos el 3 de abril y en http://www.ConsumerReports.org.

Consumer Reports es la mayor organización independiente de examen de productos del mundo. Usando sus más de 50 laboratorios, su centro de pruebas, y centro de investigación de encuestas, la entidad sin fines de lucro evalúa miles de productos y servicios todos los años. Consumer Reports, fundado en 1936, tiene más de 8 millones de suscriptores a su revista, sitio web y otras publicaciones. Su división de defensa del consumidor, Consumers Union, trabaja por la reforma de la salud, la seguridad de los alimentos y productos, reforma financiera, y otros asuntos del consumidor en Washington, D.C., en los estados y en el mercado.

MAYO DE 2012

El material de arriba está dirigido solo a entidades noticiosas legítimas; no puede ser usado para fines publicitarios o promocionales. Consumer Reports® es una organización experta, independiente y sin fines de lucro cuya misión es trabajar en pos de un mercado justo, razonable y seguro para todos los consumidores, y empoderarlos para que puedan protegerse. No aceptamos publicidad de ningún tipo y pagamos por todos los productos que probamos. No nos debemos a ningún tipo de interés comercial. Nuestro ingreso proviene de la venta de Consumer Reports®, ConsumerReports.org® y nuestras otras publicaciones y productos informativos, servicios, honorarios y contribuciones no comerciales y donaciones. Nuestras Calificaciones e informes están destinados para el uso exclusivo de nuestros lectores. Ni las Calificaciones ni los informes pueden ser usados en publicidad o cualquier otro fin comercial sin nuestro consentimiento. Consumers Reports adoptará todas las medidas a su alcance para impedir el uso comercial de sus materiales, su nombre, o el nombre de Consumer Reports®.

FUENTE Consumer Reports

Consumer Reports: Siete medidas para controlar la deuda por estudios