CPSC recuerda a los padres los peligros de ahogamiento dentro del hogar;...

CPSC recuerda a los padres los peligros de ahogamiento dentro del hogar; se reportan casi 100 muertes de niños en cubos



COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 30 de septiembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El agua en cualquier lugar puede constituir un posible riesgo de ahogamiento. Si bien las piscinas son un riesgo obvio, los padres no deben bajar la guardia con respecto a otros peligros tales como bañeras y cubos. La U.S. Consumer Product Safety Commission (CPSC, Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos) advierte a los padres que los niños deben estar supervisados en las inmediaciones de estos peligros de ahogamiento, comunes pero a menudo ocultos.

Después de en las piscinas, se ahogan más niños en las bañeras que en ningún otro producto, en el interior y en los alrededores de la casa. Desde el 2002 hasta fines del 2004, la CPSC ha recibido informes (http://www.cpsc.gov/library/foia/foia08/os/buckets.pdf) de 221 niños menores de 5 años que se ahogaron en incidentes relacionados con la bañera. La mayor parte de estos niños tenía menos de 2 años de edad. A menudo estos incidentes involucran casos en los que las personas que los cuidan los dejan momentáneamente en la habitación para atender el teléfono o la puerta, o para buscar algo como, por ejemplo, una toalla. En otros incidentes, se había dejado a un niño más pequeño al cuidado de un hermano mayor.

Los incidentes de ahogamiento comunicados a la CPSC confirman otro peligro de ahogamiento: los cubos. La CPSC tiene informes de 94 ahogamientos o muertes por inmersión relacionadas con cubos desde 1999 hasta fines del 2006. Salvo uno, todas estas muertes fueron de niños menores de 2 años.

“Un niño puede ahogarse muy rápidamente en una pocas pulgadas de agua”, comentó la Presidenta Interina de la CPSC, Nancy Nord. “Las bañeras, cubos y otros recipientes que se encuentran dentro y en los alrededores de la casa representan peligros de ahogamiento durante todo el año.”

La CPSC recomienda a padres y cuidadores que sigan estos consejos de seguridad cuando los niños están cerca de las bañeras, cubos, spas o lagunas o fuentes decorativas:

— Jamás deje a los niños pequeños solos ni por un momento cerca del agua. Los niños pequeños pueden ahogarse incluso en pequeñas cantidades.

— Mantenga a los niños pequeños siempre al alcance de la mano en una bañera. Si debe salir, lleve al niño con usted. Jamás lo deje para contestar el teléfono o la puerta, para buscar una toalla ni por ninguna otra razón.

— No deje a un bebé o niño pequeño en la bañera al cuidado de otro niño.

— Nunca pierda de vista un cubo que contenga incluso una pequeña cantidad de líquido. Los niños pequeños pueden caer de cabeza en un cubo y ahogarse. Después de usar un cubo, vacíelo siempre y guárdelo donde los niños pequeños no puedan alcanzarlo. No deje cubos en el exterior, donde podrían recoger agua de lluvia.

— Evite que los niños accedan a spas o hidromasajes cuando no están en uso; protéjalos siempre con cubiertas de seguridad y barreras.

— Aprenda las técnicas de resucitación cardiopulmonar. Pueden salvar la vida cuando sólo se tienen segundos para actuar.

La U.S. Consumer Product Safety Commission está encargada de proteger al público de riesgos irrazonables de lesiones graves o muerte provocados por miles de productos para el consumidor bajo jurisdicción de esta dependencia. Las muertes, lesiones y los daños a la propiedad por incidentes con productos para el consumidor le cuestan al país más de $800,000 millones por año. La CPSC tiene el compromiso de proteger a los consumidores y las familias de los productos que representan un peligro de incendio, eléctrico, químico o mecánico. El trabajo de la CPSC para garantizar la seguridad de los productos para el consumidor, tales como juguetes, cunas, herramientas eléctricas, encendedores de cigarrillos y sustancias químicas para el hogar, ha contribuido en forma significativa a la disminución en el índice de muertes y lesiones asociadas con productos para el consumidor en los últimos 30 años.

Para denunciar un producto peligroso o una lesión relacionada con un producto, llame a la línea permanente de la CPSC al (800) 638-2772 o al teléfono TTY de la CPSC al (800) 638-8270, o visite el sitio web de la CPSC en www.cpsc.gov/talk.html. Los consumidores pueden obtener este comunicado e información sobre retiro de productos del mercado en el sitio web de la CPSC, en http://www.cpsc.gov.

CPSC, línea permanente de retiro de productos: (800) 638-2772

CPSC, contacto con los medios: (301) 504-7908

CPSC recuerda a los padres los peligros de ahogamiento dentro del hogar; se reportan casi 100 muertes de niños en cubos