Crisis de salud en Estados Unidos: Escasez de médicos NHMA insta a...

Crisis de salud en Estados Unidos: Escasez de médicos NHMA insta a líderes del país a financiar capacitación de médicos latinos, minorías para atender demanda de Baby Boomers mayores y aumento poblacional



COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE)–28 de septiembre de 2006–Dado que la población de Estados Unidos aumenta en 25 millones por década, una cifra considerable, un grupo nacional de médicos hispanos está dando la voz de alarma que a no ser que la nación reclute y capacite a más estudiantes de medicina ahora, los estadounidenses enfrentarán una grave escasez de médicos para el año 2020 cuando la generación del baby boom haya envejecido y requiera de más atención médica.

La crisis será particularmente aguda para los grupos cada vez más numerosos de hispanos y otras minorías, que tienden a acudir a médicos minoritarios. Dichos pacientes enfrentan una situación doblemente compleja: Al crecer la población y aumentar sus necesidades, el número de médicos que la atiende disminuye, y la situación empeorará aun más si el Congreso, prosigue con el recorte de los fondos del año 2007 para programas federales de reclutamiento y capacitación de estudiantes de medicina, dijo la doctora Elena Ríos, presidenta de la Asociación Nacional Médica Hispana (National Hispanic Medical Association o NHMA).

Este gran peligro será uno de los temas que líderes del Congreso y del campo de salud tratarán en la quinta serie de sesiones informativas para el Congreso sobre la salud hispana de la NHMA, “Una solución para la escasez de médicos en Estados Unidos: La diversidad en la educación médica”. La sesión tendrá lugar de 12 a 2 p.m. el jueves, 28 de septiembre en la sala B-345 del Rayburn Office Building Room en Washington, DC.

Queda poco tiempo para revertir la tendencia y aumentar el número de médicos para el futuro, según profesionales en el campo. “La capacitación de un médico toma 10 años, y ya existe una escasez, particularmente de doctores que puedan prestar servicios en las comunidades rurales”, dijo Ríos, cuyo grupo sin fines de lucro representa a 35,000 médicos latinos en Estados Unidos. Uno de cada cinco estadounidenses vive en entornos rurales o urbanos con un número tan reducido de médicos que el gobierno federal los clasifica como campos de servicios médicos precarios.

Richard Cooper, eminencia mundial en disponibilidad de médicos, pronostica una escasez de hasta 200,000 médicos en apenas 16 años debido al simple hecho de que los países pudientes y con mucha población anciana necesitan más atención médica. “Cuando 79 millones de miembros de la generación baby boom alcancen la edad de la jubilación, todos tendrán dificultad para encontrar un médico”, dijo Ríos.

“Los hispanos se verán particularmente afectados”, indicó. “Ya existe una falta de médicos hispanos, y sin medidas por parte del gobierno federal, no podemos reclutar a más médicos latinos para satisfacer la demanda actual, y mucho menos la futura”. La población hispana de Estados Unidos es de 43 millones, prácticamente el doble de la del año 1990; se proyecta que ascienda a 102.6 millones para el año 2050.

La sesión informativa, auspiciada por The California Endowment, se centrará en las formas en que los recortes de programas federales para estudiantes minoritarios de medicina afectarán negativamente a la nación y la atención médica de los estadounidenses. “Alentamos al Congreso a que reconozca que la escasez de médicos tendrá un impacto en la salud de todos los estadounidenses y a que responda con la debida política para solucionarlo”, dijo Robert K. Ross, MD, presidente y funcionario principal de The California Endowment. “Si actuamos ahora, podemos mejorar la salud de millones de estadounidenses y asegurar nuestro futuro”.

Entre los legisladores invitados a la sesión informativa están: El líder mayoritario del Senado Bill Frist (R-TN), y los representantes Hilda Solís (D-CA), presidenta del Congressional Hispanic Caucus Health Task Force; Donna Christensen (D-VI), presidenta del Congressional Black Caucus Brain Trust; Mike Honda (D-CA), presidente del Congressional Asian Caucus, y Frank Pallone (D-NJ), vicepresidente del Congressional Native American Caucus.

El Congreso controla la oferta de médicos al determinar el financiamiento federal de programas para estudiantes de medicina, entre ellos el programa para internos, un postgrado que se requiere de todos los médicos. Entre ellos están el Health Careers Opportunity Program (HCOP) y el Hispanic Centers of Excellence (HCE), para los cuales se tienen programados recortes drásticos –aproximadamente $65 millones– en el 2007, indicó Ríos. La Dirección de Recursos y Servicios Médicos (Health Resource and Services Administration) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos administra estos programas.

El senador Frist, que es médico, planea presentar un proyecto legislativo para salvar dichos programas. Ríos dijo que el proyecto de ley de Frist tiene como propósito aprobar una enmienda a la Ley de Servicios de Salud Pública (Public Health Service Act) para mejorar la salud y atención de minorías y otras poblaciones con atención médica insuficiente. La propuesta incluirá medidas para mejorar la capacidad de las facultades de medicina de reclutar, capacitar y retener estudiantes y profesores de minorías insuficientemente representadas, para que presten atención médica a minorías y poblaciones con insuficientes servicios médicos. “Consideramos que es la legislación del siglo a favor de las minorías”, aseguró Ríos.

“A medida que nuestra nación se vuelve cada vez más diversa, también deberían serlo nuestros proveedores de servicios médicos. Pero el hecho es que millones de latinos y miembros de otras comunidades de color enfrentan barreras culturales y lingüísticas para recibir atención médica”, dijo la representante Solís.

Se realizará una sesión de preguntas con líderes médicos después del informe. Entre los invitados se encuentran: María Soto-Greene, MD, presidenta, Hispanic-Serving Health Professions Schools; Susan Sloan, MD, presidenta, Association of American Indian Physicians; Albert Morris, MD, National Medical Association; Gem Daus, Asian & Pacific Islander Forum; Olveen Carasquillo, MD, M.P.H., Society of General Internal Medicine; Gloria Boone, M.P.H., American Medical Association; David Brunson, MD, American Dental Education Association; Renee Jenkins, MD, FAAP, presidenta, American Academy of Pediatrics; Larry S. Fields, MD, presidente, American Academy of Family Physicians, y un representante del American College of Physicians.

La NHMA, fundada en 1994 en Washington, DC, es una organización sin fines de lucro que representa a médicos hispanos diplomados en los Estados Unidos y su misión es mejorar la atención de salud para los hispanos y las personas subatendidas. Para mayor información, consulte http://www.nhmamd.org.

Crisis de salud en Estados Unidos: Escasez de médicos NHMA insta a líderes del país a financiar capacitación de médicos latinos, minorías para atender demanda de Baby Boomers mayores y aumento poblacional