Datos recientes muestran disminucion en el uso de antibioticos para el tratamiento...

Datos recientes muestran disminucion en el uso de antibioticos para el tratamiento de infecciones auditivas



COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE – US Newswire)–29 de abril de 2005–La proporción de niños a quienes se les administraron antibióticos específicamente para el tratamiento de la otitis media, condición auditiva comúnmente diagnosticada, disminuyó de un 14.4 por ciento en 1996 al 11.5 por ciento en el 2001, según nuevos datos proporcionados por la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad de los Cuidados de la Salud [AHRQ], adscrita al Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos [HHS]). Dichos datos también revelaron disminuciones en el porcentaje de niños con otitis media, y en el porcentaje de niños cuyos padres recurrieron al tratamiento de la condición.

La información, proveniente del Medical Expenditure Panel Survey (Encuesta del Panel de Gastos Médicos de AHRQ [MEPS]), indica que las campañas organizadas a mediados de los años noventa para la reducción del uso excesivo de antibióticos y la prevención de una infección resistente a los antibióticos, pueden haber sido efectivas en ese aspecto. Las campañas, emprendidas por los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades del HHS), la Academia Americana de Pediatría y otras instituciones, alertaron a padres y médicos de los peligros potenciales del abuso de antibióticos, y promovieron el uso apropiado de esos medicamentos.

La mayoría de los antibióticos recetados a los niños en los Estados Unidos se destinó al tratamiento de infecciones de vías respiratorias; mientras que el tratamiento de la otitis media compone aproximadamente la tercera parte de todos los antibióticos prescritos en casos de niños. Las infecciones de las vías respiratorias son provocadas por bacterias que pueden ser eliminadas con efectividad mediante el uso de antibióticos; o por un virus, caso en el cual los antibióticos no surten efecto.

“Aunque los antibióticos pueden ayudar en los casos de niños con infecciones en las vías respiratorias, puede ser difícil determinar quién se beneficiará con los medicamentos. Estos hallazgos del MEPS indican que las campañas educativas funcionan, y que en la actualidad los padres son más selectivos a la hora de buscar tratamiento médico y antibióticos para sus hijos”, afirmó la Dra. Carolyn M. Clancy, M.D., Directora de AHRQ.

Los datos también revelan que entre los años 1996 y 2001, el porcentaje de niños menores de 14 años que usaron antibióticos por alguna razón en los Estados Unidos durante un año determinado, disminuyó del 39 al 29 por ciento. Además, la cantidad promedio de recetas de antibióticos utilizadas por niños menores de 14 años durante este período experimentó un descenso, de 0.9 a 0.5 por niño.

Los investigadores del MEPS también analizaron tendencias en el uso de antibióticos entre 1996 y 2001 en niños de diferentes edades, razas o origen étnico, ingreso familiar, estatus de seguro médico y ubicación geográfica; y descubrieron que en ese período de estudio, cada subgrupo de niños experimentó una disminución en el porcentaje de uso de antibióticos, y el promedio de recetas de antibióticos.

El MEPS recopila anualmente información proveniente de una muestra representativa de hogares estadounidenses con respecto al uso de los cuidados de salud, gastos, status de salud, y satisfacción con los cuidados médicos. El MEPS es una encuesta gubernamental única debido al grado de detalle en sus datos, así como a su habilidad de vincular datos de gastos en servicios de salud y seguros médicos a segmentos demográficos, empleo, economía, status de salud y otras características de individuos y familias.

Los detalles de la encuesta están disponibles en Research Findings 23: Trends in Children’s Antibiotic Use: 1996 to 2001, en el sitio Web http://www.meps.ahrq.gov/PrintProducts/PrintProd_Detail.asp?ID=683.

–30–

CONTACTO:

AHRQ Public Affairs

(301) 427-1858

(301) 427-1855

Datos recientes muestran disminucion en el uso de antibioticos para el tratamiento de infecciones auditivas