Defectos identificados por el Sistema de Aviso Anticipado de la CPSC dan...

Defectos identificados por el Sistema de Aviso Anticipado de la CPSC dan lugar a advertencia a los padres sobre las cunas

La CPSC considerará reglamentación para resolver los defectos en cunas


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 21 de octubre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos, CPSC) está exhortando a los padres y cuidadores a inspeccionar minuciosamente las piezas de ensamblaje y la estabilidad de sus cunas para comprobar que todas las partes estén en su lugar y sean seguras. La advertencia de la CPSC se produce después que el Sistema de Aviso Anticipado de la agencia ha identificado inquietudes con la durabilidad de las cunas, especialmente las que tienen barandas móviles que se pueden desenganchar y crear el peligro de que el bebé quede atrapado o se asfixie.

(Logo: http://www.newscom.com/cgi-bin/prnh/20030904/USCSCLOGO )

Desde la creación del Sistema de Aviso Anticipado de la CPSC en el otoño de 2007, la agencia ha realizado cinco retiros de cunas en las que había piezas de ensamblaje rotas, que faltaban o que no funcionaban. Las cunas con barandas móviles son el tipo que con más frecuencia experimenta problemas con las piezas de ensamblaje. Contienen más piezas móviles y tienen más conexiones no rígidas que las cunas estáticas o con barandas no móviles. En muchos casos, las esquinas de las barandas móviles se desenganchan de los carriles situados en los extremos de la cuna, o los topes de seguridad no funcionan, causando que la baranda móvil se desprenda de la cuna. Muchas veces los padres o los cuidadores no detectan estos tipos de defectos, que pueden empeorar cuando el bebé empuja o se recuesta contra la baranda de la cuna.

“La CPSC tiene el compromiso de garantizar que el ambiente en que duerme el bebé sea lo más seguro posible”, dijo la presidenta interina de la CPSC, Nancy Nord. “Es ese compromiso constante el que impulsa a la agencia a explorar nuevos requerimientos para las cunas y orientar al público sobre los peligros que presentan algunas cunas”.

Recomendaciones de seguridad para todas las cunas:

— Los padres no deben usar una cuna que tenga piezas rotas o sueltas, o que le falten piezas.

— Se debe inspeccionar periódicamente las piezas de ensamblaje y ajustarlas para que la cuna se mantenga firme.

— Al usar una cuna de baranda móvil, los padres deben comprobar que la baranda móvil o cualquier otra parte móvil funcione sin problemas en su carril.

— Revise siempre todos los lados y esquinas de la cuna, por si alguna parte está desenganchada. Cualquier parte desenganchada puede crear un espacio en el que el niño puede quedar atrapado.

— No trate de reparar ningún lado de la cuna sin piezas de ensamblaje con la aprobación del fabricante o con cinta, alambre o cuerda.

— Poner una baranda rota contra la pared no resuelve el problema y muchas veces lo puede empeorar.

Aunque las normas obligatorias y voluntarias sobre cunas han tenido éxito al prevenir numerosas muertes y lesiones, el personal de la agencia cree que los requerimientos de desempeño se pueden fortalecer para resolver los problemas identificados por el Sistema de Aviso Anticipado. Por lo tanto, el personal de la agencia recomendará que la Comisión lleve a votación la emisión de una de Notificación Adelantada de Propuesta de Reglamentación (ANPR) para examinar y evaluar posibles problemas de diseño y durabilidad y posibles requerimientos obligatorios de desempeño para impedir futuros casos en que los niños puedan quedar atrapados y asfixiarse. Si se aprueba, la ANPR buscará comentarios e información sobre sistemas de piezas de ensamblaje, otros problemas con piezas de ensamblaje, problemas de ensamblaje y de instrucciones y cuestiones de fortaleza y calidad de la madera para cunas, tanto estacionarias como de baranda abatible.

La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos) protege al público de riesgos de muerte o de sufrir lesiones serias causados por 15,000 tipos de productos de consumo que están bajo la jurisdicción de la agencia. Las muertes, las lesiones y los daños a la propiedad por incidentes con productos para consumidores representan un costo para la nación superior a $700,000 millones anuales. La CPSC está comprometida a proteger a los consumidores y a sus familias de productos que impliquen riesgos de incendio, o riesgos de índole eléctrica, química o mecánica o que puedan lesionar a los niños. El trabajo de la CPSC para garantizar la seguridad de los productos de consumo –como juguetes, cunas, herramientas eléctricas, encendedores y productos químicos para uso doméstico– contribuyó notablemente a la disminución del 30 por ciento en el índice de muertes y lesiones vinculadas con productos de consumo durante los últimos 30 años.

Para reportar un producto peligroso o una lesión ocurrida a causa de un producto de consumo, llame a la línea de urgencia de la CPCS al 800-638-2772, mande un teletexto al número (TTY) 800-638-8270 o visite el sitio web de la CPSC en http://www.cpsc.gov/talk.html. Los consumidores pueden obtener una copia de este comunicado e información sobre los retiros del mercado en el sitio web de la CPSC en http://www.cpsc.gov.

Línea directa de la CPSC: (800) 638-2772

Contacto con los medios de la CPSC: (301) 504-7908

FUENTE U.S. Consumer Product Safety Commission

Defectos identificados por el Sistema de Aviso Anticipado de la CPSC dan lugar a advertencia a los padres sobre las cunas