Deportes motorizados: Catalizadores de la tecnología automotriz para autos de carrera

Deportes motorizados: Catalizadores de la tecnología automotriz para autos de carrera



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–En una marcha a máxima velocidad y 8-10,000 r.p.m. durante horas, se espera que los componentes de los autos de carrera funcionen a la perfección, incluso en condiciones severas de conducción. Independientemente de que se trata de un evento de 200 millas en pista irregular, el Indy 500, o 24 horas en Le Mans, el fallo de un componente del vehículo en plena carrera no es una opción. Por tal razón precisa, un relevante proveedor global de piezas de repuesto y sistemas automotores como Robert Bosch Corporation, ha preferido históricamente los deportes motorizados como recursos para probar si sus productos pueden soportar los rigores de la conducción diaria. Este año, se celebra el centenario de Bosch en los Estados Unidos.

“Las carreras de autos son una de las mejores formas mediante las cuales Bosch pone a prueba y mejora sus productos”, aseguró Wolfgang Hustedt, gerente de deportes motorizados de Bosch en Norteamérica. “nos ayuda a ganar y mantener nuestra ventaja competitiva. En las carreras de vehículos en los Estados Unidos, así como en el resto del mundo, Bosch ha sido el proveedor de bujías, alternadores, sensores de oxígeno, componentes de inyección de combustible, filtros, limpiaparabrisas de alto rendimiento y sistemas de motores Motronic, los cuales han llevado a muchos equipos a obtener la victoria”.

Por supuesto, en la actualidad, numerosos componentes Bosch para carreras se crean y se instalan primeramente como equipos originales en los vehículos que conducimos todos los días, explicó Hustedt.

En los Estados Unidos, Bosch participa en NASCAR, en Indy Racing League (IRL) y Champ Car World Series; en American LeMans Series (ALMS)/ Grand Am; en carreras en pista corta y drag racing, respaldando sus iniciativas a través de su equipo Bosch Motorsports.

“NASCAR es la serie de carreras de automóviles más prominentes de la actualidad en los Estados Unidos, y sus ganadores utilizan componentes Bosch”, añadió Hustedt. “En las temporadas Copa Nextel 2005 de NASCAR, así como en Busch y Craftsman Truck, los vehículos que operaron con una combinación de bujías y alternadores Bosch dominaron los eventos. Los autos de la Copa Nextel que usaron bujías Bosch clasificaron con más rapidez, logrando 13 victorias y 19 posiciones de punteros. Desde el año 1991, las bujías y/o alternadores Bosch han resultado ganadores en aproximadamente 300 carreras de NASCAR”, aseguró el ejecutivo. Entre los pilotos que conforman la nómina del NASCAR 2006 de Bosch figuran Kasey Kahne, Ryan Newman, Jeff Gordon, y el ganador del 2006 Daytona 500 y del Brickyard de este año, Jimmie Johnson.

Según Hustedt, Bosch proporciona una bujía hecha a mano con ‘brecha de aire de superficie” para muchos equipos de carrera que cuenta con dos electrodos a tierra. Por su parte, los alternadores Bosch para autos de carreras son de fabricación especial, increíblemente poderosos y duraderos.

Las carreras perfeccionan las bujías

La compañía ha estado utilizando las carreras y los deportes motorizados para la creación de bujías y otros componentes durante más de un siglo, afirmó Hustedt. Bosch inició su tradición en las carreras de automóviles en el año 1903, cuando Robert Bosch, fundador de la firma, instaló su recién inventada bujía y magneto de alto voltaje en un Mercedes-Benz Tipo 60, y ganó una de las primeras carreras internacionales, la Gordon Bennett 1903 en Irlanda.

Los equipos NASCAR también usan sensores de oxígeno Bosch-que se utilizan regularmente para controles de emisiones en vehículos convencionales-para el desarrollo y prueba del motor antes de la carrera.

Aunque los equipos NASCAR no pueden usar sensores de oxígeno durante las carreras, estos últimos si gozan de gran popularidad y utilización en carreras ALMS/Grand Am, Formula 3 y otros eventos de esa índole en el país, en conjunción con sistemas de control del motor Bosch Motronic en automóviles de marcas Corvette, Porsche, Pontiac, Audi, Jaguar, Lexus y BMW. Estos vehículos emplean el poder completo del arsenal de carreras Bosch para afinar y controlar con precisión sus motores durante la carrera.

“El sistema Bosch Motronics es tan preciso en un motor V-8, que hace 40,000 cálculos por minuto a 10,000 RPM. Los sensores de oxígeno ayudan a los equipos de carrera al mantenimiento de sus vehículos a la mayor eficiencia y potencia, bajo una amplia gama de condiciones de competencia, ¡y con los mismos sensores de oxígeno existentes en numerosos automóviles convencionales!”, explicó Hustedt.

“El equipo ganador Corvette ha dominado las carreras ALMS/Grand Am durante varios años, sin perder una. El Corvette es tan bello como poderoso-y ha ganado carrera tras carrera-como excelente respaldo de nuestros productos”, dijo Hustedt.

Progresos en la tecnología automotriz

En otras noticias, el Lola Ford Cosworth de McDonald’s, equipado con la bujía Bosch en la carrera Newman-Haas Racing, le proporcionó a Bosch su 18vo. título consecutivo de la Champ Car World Series en el 2005, con Sebastian Bourdais al timón. Por su parte, Charles Zwolman ganó el campeonato Toyota Atlantic Championship 2005 con un Toyota Swift equipado con bujías Bosch. Además, Bosch logró su 35to. campeonato consecutivo de carrera en carreteras con títulos en American LeMans Series y Grand American Rolex Sports Car Series, respectivamente, en autos equipados con una amplia variedad de componentes Bosch como bujías, inyectores y sistemas de control electrónico del motor.

Bosch cuenta con más victorias en IRL que ninguna otra bujía de su tipo. Los vehículos equipados con las bujías de la compañía han ganado 500 carreras en Indianápolis, incluyendo la inaugural en el año 1911 y la del 2006. El equipo Bosch 2006 de pilotos IRL está conformado por Marco Andretti, Danica Patrick, Helio Castroneves y Sam Hornish, Jr., ganador de Indianápolis 500 del 2006. Danica Patrick, conductora de IRL en un Argent Rahal-Letterman Racing Panoz Honda equipado con bujías Bosch, se convirtió en la primera mujer de la historia en liderar la Indy 500. Asimismo, el piloto novato Klaus Graf ganó el Trans-Am Championship en un Rocketsports Jaguar equipado por Bosch, mientras que Wade Cunningham ganó la Infiniti Pro Series en un Dallara Infiniti con bujías Bosch.

Además, Bosch ha creado una alianza con Audi Racing, y suministra actualmente tecnología de inyección diésel para el motor TDI del Race Touareg 2 de Volkswagen, así como el Audi R10, el cual hizo historia en las carreras con su debut este año 2006, al ser el primer vehículo diésel que logró la victoria en el Mobil 1 Twelve Hours de Sebring. Y este año, también el impresionante Audi diésel fue el primero de su tipo en ganar en la carrera de Le Mans.

“No hay otro deporte como las carreras en cuanto a oportunidades de ver cómo los componentes Bosch alcanzan los más altos niveles de rendimiento y confiabilidad, tanto para las demandas de los pilotos como las de los conductores”, concluyó Hustedt. Para más información, visite el sitio Web http://www.boschautoparts.com.

NOTA A LOS EDITORES: Una imagen de alta resolución estará disponible en la página principal de Hispanic PR Wire en: http://www.hispanicprwire.com/home.php?l=es

Deportes motorizados: Catalizadores de la tecnología automotriz para autos de carrera