Descubren nuevas evidencias de fraude en el texto de la sentencia en...

Descubren nuevas evidencias de fraude en el texto de la sentencia en Ecuador

La compañía presenta nuevas pruebas de actos ilícitos por parte de los abogados de los demandantes y de la corte ecuatoriana en un juicio de EE.UU. que busca detener la ejecución y el reconocimiento de una sentencia fraudulenta


COMPARTE ESTA NOTA

SAN RAMÓN, California, 21 de abril de 2011 /PRNewswire/ — Chevron Corporation (NYSE: CVX) presentó hoy una demanda enmendada en el juicio ante la corte federal de Nueva York que busca detener la ejecución y reconocimiento de una sentencia dictada en contra de la compañía en Lago Agrio, Ecuador. La demanda enmendada cita pruebas descubiertas recientemente que demuestran que los abogados y consultores de los demandantes de Lago Agrio, como mínimo, ayudaron en forma clandestina a la corte ecuatoriana a redactar la sentencia en contra de Chevron.

Mediante el proceso de obtención de pruebas en Estados Unidos, Chevron ha obtenido archivos –hasta entonces privados — que pertenecen a los abogados de los demandantes de Lago Agrio y sus conspiradores. Estos archivos contienen numerosos y peculiares errores, de gran y pequeña escala. Esos mismos errores e irregularidades ahora aparecen en la sentencia de la corte ecuatoriana, aunque jamás se han incluido en el expediente del caso.

“No hay justificación aparente sobre cómo la sentencia podría haber incorporado estos errores e irregularidades sin la cooperación entre la corte ecuatoriana y los representantes de los demandantes”, expresó R. Hewitt Pate, vicepresidente y director jurídico de Chevron. “Este es otro ejemplo del fraude y la corrupción que han empañado los procesos judiciales en el Ecuador”.

Algunos ejemplos de las similitudes que aparecen en la sentencia y en los archivos privados de los demandantes:

• La sentencia utiliza repetidamente un esquema de denominación irregular para el muestreo de datos que es exclusiva a los patrones utilizados en los archivos privados de los abogados de los demandantes de Lago Agrio.

• Los archivos internos reemplazan erróneamente “microgramos” por “miligramos” en ciertos informes de muestras y la sentencia presenta el mismo error para las mismas muestras.

• Los archivos privados de los abogados de los demandantes de Lago Agrio presentan datos de manera tal que pueden hacer que los resultados de ciertos análisis indiquen la presencia de mercurio, a pesar de que los informes reales del laboratorio muestran que no se detectó mercurio. La sentencia reporta, incorrectamente, que existe la presencia de mercurio en estas mismas muestras.

• La sentencia repite errores que aparecen en otros documentos internos que fueron preparados por los abogados de los demandantes de Lago Agrio y sus conspiradores, inclusive citaciones que refieren a páginas erróneas del expediente de la corte ecuatoriana y otros errores gramaticales y sustanciales.

Esta nueva evidencia se agrega a un largo récord que ya ha llevado a varias cortes federales estadounidenses, durante el proceso de descubrimiento de pruebas del año pasado, a dictar fallos contra los representantes de los demandantes por haber cometido fraude. La demanda modificada se presenta luego de recientes e importantes fallos de las cortes federales de Nueva York y Washington, D.C.:

• El 7 de marzo de 2011, el juez Lewis A. Kaplan del Distrito Sur de Nueva York emitió una orden cautelar que impide la ejecución de la sentencia ecuatoriana fuera del Ecuador.

• El 15 de abril de 2011, el juez Kaplan aceptó la moción de Chevron de dividir los reclamos en función de la Ley federal estadounidense contra la asociación para delinquir y extorsionar (RICO, por su sigla en inglés), y de otras leyes estatales y federales, y fijó una fecha de juicio anticipada en virtud de la solicitud de Chevron para obtener de la corte una declaración que establezca que la sentencia ecuatoriana no debe ser reconocida ni ejecutada.

• El 18 de abril de 2011, el juez Kaplan rechazó un pedido para suspender la orden preliminar, en el que afirmó que “Es difícil encontrar una razón sustancial que permita que los demandantes y otros vinculados con la orden preliminar [se] preparen para ejecutar una sentencia que ya la Corte ha determinado que probablemente nunca se permitirá su ejecución fuera del Ecuador”(1).

• El 19 de abril de 2011, el juez Henry H. Kennedy (h.) de la Corte de Distrito del Distrito de Columbia desestimó la demanda contra Chevron presentada previamente por la firma de abogados Patton Boggs LLP, uno de los bufetes de abogados de los demandantes de Lago Agrio, que ha sido designado como conspirador no nombrado en la demanda fundada en la ley RICO. Al denegar a Patton Boggs la posibilidad de hacer valer una demanda por intervención dolosa contra Chevron y sus abogados del bufete Gibson Dunn & Crutcher LLP, el juez Kennedy manifestó: “Patton Boggs no comprende la ley”.

Se puede encontrar mayor información sobre el juicio de Ecuador y copia de la demanda modificada que se basa en la ley RICO en www.chevron.com/ecuador.

Chevron es una de las empresas líderes mundialmente en energía integrada, con subsidiarias que operan en todo el mundo. Su éxito se debe al ingenio y compromiso de sus empleados y a la aplicación de las más innovadoras tecnologías en el mundo. Chevron está involucrada en prácticamente cada faceta de la industria de la energía. La compañía se dedica a la exploración, producción y transporte de petróleo crudo y gas natural; así como a la refinación, comercialización y distribución de combustibles y otros productos de energía. Además, se dedica a la fabricación y venta de productos petroquímicos, la generación de energía y producción de energía geotérmica; brinda soluciones de energía eficiente y desarrolla futuros recursos energéticos, entre ellos, los biocombustibles. Chevron tiene su sede en San Ramón, California. Para obtener mayor información sobre Chevron, visite www.chevron.com.

(1) Borrador de traducción

FUENTE Chevron Corporation

Descubren nuevas evidencias de fraude en el texto de la sentencia en Ecuador