Discurso Preparado para ser Pronunciado por la Honorable Kathleen Sebelius

Discurso Preparado para ser Pronunciado por la Honorable Kathleen Sebelius



COMPARTE ESTA NOTA

La Convención Nacional Demócrata 2008

Discurso Preparado para ser Pronunciado por la Honorable Kathleen Sebelius

Programado para ser Pronunciado: 26 de agosto del 2008 – 7:00-8:00 pm MT

DENVER, 26 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El siguiente texto es la transcripción del discurso, preparado para ser pronunciado por la Honorable Kathleen Sebelius, gobernadora del estado de Kansas.

Convención Nacional Demócrata el martes, 26 de agosto de 2008:

La Honorable Kathleen Sebelius

Convención Nacional Demócrata 2008

Martes, 26 de agosto 2008

Discurso Preparado para ser pronunciado

Esta noche reflexionamos sobre las promesas de nuestro país y los cambios necesarios para conservar esas promesas para en el futuro. Tal como fueron conservadas para nosotros.

Soy de ascendencia inmigrante e irlandés. Mi bisabuela fue moza en el hogar de Willam Howard Taft antes de que este fuera presidente. Décadas después, el nieto del presidente, mi padre, el nieto de una moza, representaron al mismo distrito del congreso uno tras otro. Eso sí que es el sueño estadounidense. Es mi historia y la de millones más.

Anoche conocimos la historia de Barack Obama – de cómo un hijo de una madre soltera de Kansas, por medio de su esfuerzo y dedicación, está a punto de llegar a la Casa Blanca. Barack Obama se creó en una familia pragmática y trabajadora de Kansas que creen en la fe, la familia y la comunidad.

El abuelo de Barack, Stanley Dunham, nos comentó que no hay meta inalcanzable para un estadounidense que el que se proponga. Es el mismo sentimiento escrito en el sello del estado de Kansas. Es nuestro lema, “ad astra per aspera” – “a las estrellas por medio de retos”.

Hoy, nos enfrentamos con grandes retos domésticos e internacionales. Para demasiadas familias la promesa de América ha sido desbaratada. Para demasiadas familias su meta de llegar a las estrellas está más lejos que nunca. Para generaciones de estadounidenses el ser dueños de su propio hogar ha sido una parte del sueño. Sin embargo, ese sueño se a convertido en una pesadilla para millones de familias al punto de perder su hogar.

Barack Obama tiene un plan para conservar el sueño de ser propietario para familias que han perdido su hogar o temen nunca poder ser dueño de su hogar – a diferencia con John McCain quien tiene tantas casas que hasta ha perdido la cuenta.

Seguramente recuerdan a la chica de Kansas que dijo que no hay hogar como el dulce hogar. Bueno, la versión de John McCain va – hogar dulce hogar. Y hogar. Y hogar. Y hogar.

Millones de estadounidenses están orgullosos de tener sus hogares en comunidades rurales donde los valores tradicionales están profundamente arraigados y heredados de generación en generación. Muchos políticos en Washington están dispuestos a descartar a estas comunidades como parte del pasado. Pero no Barack Obama.

El nos ayudará a revitalizar las comunidades rurales utilizando nuestros recursos ambientales, creando trabajos ecológicos y enlazando el centro del país a nuestro futuro. Barack Obama sabe que ha llegado la hora de proporcionar recortes de impuestos para la gente de nuestras comunidades, no para Wall Street. Pero eso no es el caso para John McCain. El cree en la economía de clubs privados. Dará más recortes de impuestos para empresas, mientras su plan incluye solo un tercio de los rembolsos para familias de clase media que propone el plan de Barack Obama.

Barack Obama sabe que ha llegado la hora de enfocarnos en aquellos que cuidan su economía familiar no aquellos que tiene fondos fiduciarios.

Barack Obama sabe que es hora de ayudar a gente común y corriente en lugar de los ejecutivos que trabajan en fondos especulativos o hedge funds . Sin embargo, McCain no lo ve igual. El apoya recortes de impuestos para empresas que mudan sus empresas al extranjero. Barack Obama quiere ofrecer recortes de impuestos a las empresas que crean trabajos aquí en América.

Barack Obama sabe que existe vida después de trabajar año tras años trabajaron la tierra o en una fábrica – merecen jubilarse con tranquilidad. El recortara los impuestos para los ancianos que ganan menos de $50,000 dólares por año. El facilitará el proceso de ahorros para que cada empleado pueda ahorrar para el futuro. Barack Obama también fortalecerá el Seguro Social. Sin embargo John McCain no piensa lo mismo. El quiere privatizar el Seguro Social, arriesgando los fondos de su retiro y su futuro. John McCain promete más de lo mismo. Barack Obama efectuará el cambio que necesitamos.

Sabemos que el combustible del futuro se encuentra en los pastos y cultivos de nuestras fértiles llanuras. La energía del mañana se encuentra ahí en fuentes de energía, ecológicas y renovables, en los vientos que soplan a través de los campos. Si invertimos en energía Americana, creará a 5 millones de empleos ecológicos – empleos que revitalizaran a muchas de nuestras comunidades rurales. Empleos que nunca serán suministrados al extranjero.

Y ahora, a pesar de sus 26 años en Washington votando en contra de fuentes de energía ecológicas, John McCain si apoya algunas cosas “renovables” tales como seguir renovando la agenda fallida de Bush otros cuatro años. Y también seguirá el estilo de hacer política de Bush y Rove, el cual está centrado en atacar al adversario en lugar de luchar por mejorar a los Estados Unidos.

Por mi experiencia personal trabajando en la legislatura Republicana todos los días, sé que no podemos lograr un cambio hasta que dejemos atrás nuestro ambiente de división. Debemos prestar atención a las palabras de otro presidente, originario de Illinois cuyo liderazgo guió nuestra nación por una época difícil, un hombre que nos prevenía que, “un hogar dividió no puede permanecer”.

Con Barack Obama como nuestro presidente – juntos, dejaremos atrás las políticas y el ambiente político del pasado. De nuevo crearemos un país de oportunidades, donde los hijos de sirvientas y de presidentes tendrán un destino en común. Ese es el tipo de cambio que necesita nuestro país.

Discurso Preparado para ser Pronunciado por la Honorable Kathleen Sebelius