DISMINUYE EN UN 40 POR CIENTO ÍNDICE DE MORTALIDAD INFANTIL POR LESIONES...

DISMINUYE EN UN 40 POR CIENTO ÍNDICE DE MORTALIDAD INFANTIL POR LESIONES INVOLUNTARIAS DESDE 1987

Sigue siendo la principal causa de muerte infantil: 15 niños mueren cada día por lesiones involuntarias en los Estados UnidosEl estudio encontró que los niños hispanos tienen un 20% menos probabilidades de morir por lesiones que los niños no hispanos


COMPARTE ESTA NOTA

Washington, D.C.–(HISPANIC PR WIRE)–1 de mayo de 2003–Un nuevo estudio diseminado hoy por la Campaña Nacional SAFE KIDS y Johnson & Johnson revela que entre 1987 y el 2000, la tasa de mortalidad por lesiones involuntarias en niños menores de 14 años ha disminuido casi en un 40 por ciento, en lo que se considera como uno de los descensos más impresionantes jamás vistos en un problema de salud pública infantil.

A pesar de este enorme progreso, la muerte involuntaria sigue siendo el enemigo número uno de los niños menores de 14 años en los Estados Unidos. Anualmente, las lesiones no intencionales cobran la vida de más de 5,600 niños; o lo que es igual, un promedio de 15 cada día. Asimismo, en el 2000 se reportaron más de 11.8 millones de consultas médicas por lesiones involuntarias en niños estadounidenses menores de 14; o sea, una consulta por cada cinco niños.

Este año marca el decimoquinto aniversario de la Campaña Nacional SAFE KIDS, primera y única organización nacional sin fines de lucro dedicada a la prevención de lesiones involuntarias en niños. Para conmemorar dicho aniversario, SAFE KIDS y su fundador y patrocinador Johnson & Johnson han publicado un estudio titulado A Report to the Nation: Trends in Unintentional Childhood Injury Mortality, 1987-2000 (Reporte a la Nación: Tendencias en la mortalidad infantil por lesiones involuntarias 1987-2000).

“Nuestros hallazgos resaltan el valor de lo que estamos haciendo, y la necesidad de que los estadounidenses hagan de la prevención de lesiones en niños una prioridad. Hemos logrado un enorme progreso, pero no podemos perder de vista el hecho de que las lesiones siguen siendo causa principal de mortalidad en los niños de nuestra nación” afirmó el Dr. Martin Eichelberger, presidente de SAFE KIDS y director de Servicios de Emergencia de Traumas y Quemaduras en el Centro Médico Nacional Infantil de Washington, D.C.

El estudio reveló varios hallazgos: las tendencias más alarmantes resultaron las lesiones en ocupantes de vehículos, obstrucción de vías respiratorias y ahogo por inmersión. En términos más específicos:

–Entre 1987 y el 2000 el índice de mortalidad infantil entre ocupantes de vehículos menores de 14 años descendió sólo en un 16 por ciento. La tasa de mortalidad entre niños entre 5 y 9 años disminuyó mucho menos, alcanzando un 1 por ciento. Las lesiones en ocupantes de vehículos siguen siendo la causa principal de muerte infantil a consecuencia de lesiones.

–Si bien el índice de mortalidad por obstrucción de las vías respiratorias descendió un 24 por ciento en niños menores de 14 años, no se reportó progreso alguno entre los niños menores de 1 año.

–La muerte infantil involuntaria a causa de ahogo por inmersión descendió un 32 por ciento entre los años 1987 y 2000. A pesar de esa disminución, sigue siendo la segunda causa de muerte provocada por lesiones no intencionales en niños menores de 14 años.

Este sobresaliente estudio evaluó el estado de las lesiones infantiles involuntarias mediante el examen de factores claves de esa tendencia epidémica. En particular, la investigación cubre importantes tendencias en las tasas de mortalidad por lesiones involuntarias y destaca el progreso alcanzado en una gran variedad de áreas de riesgo, así como cuáles niños—atendiendo a raza, género, etnia y ubicación geográfica—experimentaron las mayores y menores reducciones en la tasa de mortalidad por lesiones. El estudio encontró que los niños hispanos tienen un 20% menos probabilidades de morir por lesiones que los niños no hispanos. En cambio, los niños de las etnias indígenas estadounidenses siguen experimentando los índices más altos de muerte no intencional; seguidos por los de la raza negra, con tasas de mortalidad que duplican las de los niños de la raza blanca. Además, el índice de mortalidad por lesiones en los varones sigue siendo casi 1.5 veces más alta que en las niñas.

Niveles de conocimiento de los padres

Recientemente, la firma Harris Interactive encuestó aproximadamente a 1,200 padres de niños menores de 14 años, a fin de dar a la Campaña Nacional SAFE KIDS y a Johnson & Johnson una idea de las percepciones de los padres de familia sobre sucomprensión de lo que son las lesiones infantiles involuntarias, y cómo evitarlas.

Un ochenta por ciento de los padres tenían conocimiento de que la lesión involuntaria es la causa principal de muerte en niños menores de 14 años. Casi un 71 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo—ya sea “totalmente” o “en cierta medida”—en que la mayoría de las lesiones pueden evitarse; mientras que un porcentaje similar afirmó que las lesiones son una situación normal de la niñez, y un 91 por ciento coincidió “totalmente” o “en cierta medida” en que están haciendo lo posible para evitar que sus hijos se lesionen.

“Los padres no están conscientes del impacto que pueden tener en la seguridad de sus niños. Ellospueden hacer mucho más para mantenerlos a salvo. Las lesiones en la infancia no son inevitables, pero son prevenibles”, agregó el Dr. Eichelberger.

Además de una mayor conciencia pública en lo que concierne a riesgos de lesiones y cómo minimizarlos, también se necesita más investigaciones y evaluaciones sobrelesiones infantiles involuntarias, con un énfasis en aquellos segmentos de la población con mayores riesgos; productos de seguridad mejores y más costeables; entornos más seguros donde los niños puedan jugar, transitar y estudiar, así como leyes más estrictas de seguridad infantil.

Semana Nacional SAFE KIDS

Los resultados dados a conocer en el día de hoy coinciden con el inicio de la Semana Nacional SAFE KIDS, que se extenderá del 3 al 10 de Mayo. El tema de este año es Wrap Your Arms Around Safety (Envuelva sus brazos alrededor de la seguridad) y durante la semana, cientos de coaliciones y capítulos de SAFE KIDS llevarán a cabo ferias de seguridad y eventos comunitarios en todo el país, a fin de instruir a las familias en cómo evitar lesiones y salvar vidas. Como parte de esta iniciativa, la familia de compañías Johnson & Johnson ha creado un Test de Seguridad para Padres, con el propósito de ayudarlos a que midan sus conocimientos en el tema de la prevención de lesiones en los niños. Este test está siendo distribuido por coaliciones SAFE KIDS y tiendas minoristas, conjuntamente con información de seguridad y cupones que beneficiarán a 45 millones de familias. Johnson & Johnson también está apoyando la Semana SAFE KIDS con una campaña nacional de medios de comunicación, en asociación con la firma Viacom.

¿Qué pueden hacer los padres?

En relación con las tres áreas que presentan los mayores riesgos de mortalidad, se pueden dar algunos pasos certeros:

–Todos los niños menores de 12 años deben ir debidamente asegurados en el asiento trasero del vehículo. Los infantes deben mantenerse en asientos de seguridad orientados hacia atrás hasta que alcancen la edad de 12 meses, y un peso de 20 libras. Los niños mayores de 1 año y con un peso entre 20 y 40 libras, deben llevarse en asientos protectores. Asimismo, los niños con un peso mayor de 40 libras deben asegurarse correctamente con cinturones infantiles en asientos boosterotros dispositivos de seguridad, hasta que los cinturones del hombro y regazo para adultos les sirvan correctamente (aproximadamente a la edad de 8 años).

–Los padres deben determinar si ciertos juguetes pequeños u otros objetos dentro del hogar pueden representar peligro de asfixia para el niño. De ser así, es preciso desecharlos, o mantenerlos fuera de su alcance. Además, deben supervisar a los niños mientras juegan y comen, y no dejar que los pequeños menores de 6 años ingieran alimentos pequeños, redondos o duros. Los padres necesitan monitorear constantemente el entorno donde duerme el niño, para garantizar que no haya objetos que puedan provocar asfixia como almohadas o cobertores; y

–Los niños deben ser supervisados activamente por un adulto cuando están cerca del agua, y siempre deben usar un dispositivo de flotación personal (PFD) aprobado por el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos cuando están a bordo de una embarcación, cerca de masas de agua abiertas o cuando participan en deportes acuáticos. Los salvavidas inflables conocidos como “alas acuáticas” no se consideran dispositivos de seguridad, ni sustitutos de los PFD. Todas las piscinas residenciales y de hidromasajes deben estar rodeados por una cerca que se cierre y asegure automáticamente.

Para más información, o solicitar una copia de A Report to the Nation: Trends in Unintentional Childhood Injury Mortality, 1987-2000 de SAFE KIDS/Johnson & Johnson contacte a la Campaña Nacional SAFE KIDS al (202) 662-0600 o visite http://www.safekids.org.

La Campaña Nacional SAFE KIDS es la primera y única organización nacional sin fines de lucro dedicada a la prevención de lesiones infantiles involuntarias, causa principal de muerte en niños menores de 14 años. La Campaña está integrada por más de 300 coaliciones estatales y locales de SAFE KIDS en los cincuenta estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico.

Johnson & Johnson, con aproximadamente 101,800 empleados, es el fabricante más amplio e integral de productos para los cuidados de la salud, así como proveedor de servicios afines para los mercados de consumidor, farmacéutico, de efectos médicos y diagnósticos. Johnson & Johnson posee más de 197 compañías en operación en 54 naciones de todo el mundo, y vende sus productos en más de 175 países.

Metodología de encuesta de Harris Interactive: Harris Interactive realizó el estudio online del 12 al 18 de noviembre en los Estados Unidos, con la participación de 1,198 adultos (mayores de 18 años), padres de niños menores de 14 años. Las cifras referentes a edad, sexo, educación, ingreso familiar y región se compararon con proporciones reales en la población. Se utilizó una medida de propensión para ajustar las tendencias de los participantes a estar online. Teóricamente, y con una muestra de probabilidad de estas dimensiones, se puede afirmar con un 95 por ciento de certeza que los resultados poseen una precisión estadística de +/-3 puntos porcentuales de lo que serían, si el total de la población adulta hubiese sido encuestada con completa exactitud. La encuesta online no es una muestra de probabilidad.

–30–

CONTACTO:

National SAFE KIDS Campaign

Tomeka Rawlings, (202) 662-0600,

o

Environics

Erin Gifford, (202) 296-2002

DISMINUYE EN UN 40 POR CIENTO ÍNDICE DE MORTALIDAD INFANTIL POR LESIONES INVOLUNTARIAS DESDE 1987