DISPUTA LEGISLATIVA SOBRE IMPUESTO A MADERAS DE CANADÁ AFECTA CADA VEZ A...

DISPUTA LEGISLATIVA SOBRE IMPUESTO A MADERAS DE CANADÁ AFECTA CADA VEZ A MÁS HISPANOS

Impuesto incrementa costo de construcción de vivienda afectando a hispanos con bajos ingresos, retirados y compradores de vivienda por primera vez El arancel afecta a más de 133.000 compañías de contratistas hispanas y a miles de trabajadores


COMPARTE ESTA NOTA

Austin, TX–(HISPANIC PR WIRE)–5 de febrero de 2003–Con el objetivo de resolver la disputa sobre el impuesto a la importación de maderas provenientes de Canadá, que afecta directamente a contratistas, dueños de pequeños negocios, obreros y consumidores hispanos, así como también a un gran número de estadounidenses, la Asociación de Contratistas Hispanos de Estados Unidos (U.S. Hispanic Contractors Association) se asoció a la U.S.-Canada Partnership for Growth, la cual busca la reducción del 27 % del impuesto que los Estados Unidos impuso a la madera que viene de Canadá.

En un esfuerzo conjunto por ponerle fin a una disputa que perjudica la estabilidad de más de 133.000 firmas de contratistas y constructores hispanos en el país, el presidente de la Asociación de Contratistas Hispanos con base en Austin, Texas, Frank Fuentes, manifestó que la alianza con la U.S.-Canada Partnership for Growth, busca abogar por los intereses de pequeños empresarios, contratistas, obreros y consumidores hispanos, especialmente por aquellos hispanos con bajos ingresos, retirados y compradores de vivienda por primera vez.

“Los contratistas hispanos no construimos casas solamente, también creamos oportunidades de trabajo en nuestras comunidades. Todo lo que tenga el potencial de aumentar el precio en la construcción de una casa, pone en peligro el empleo de miles de trabajadores hispanos y la oportunidad de comprar una casa propia”, dijo Fuentes.

“Es nuestra intención hacerle saber al gobierno que esta disputa además de perjudicar las relaciones económicas entre Estados Unidos y Canadá, tiene un gran impacto sobre toda la población del país”.

De acuerdo con la National Association of Homebuilders, el impuesto incrementa el costo de la construcción de una casa promedio de $1.000 a $1.500, si el precio de la madera refleja todo el valor del impuesto.

Según las cifras más recientes de la oficina del Censo, solamente 49.5% de hispanos poseen casa propia, comparado con un promedio de 70.3% del total de personas no hispanas que son propietarias de una casa en los Estados Unidos.

“El impuesto no sólo aumenta el valor de la vivienda para todos los estadounidenses incluyendo los hispanos, también reduce la construcción de casas. Por tal motivo, los negocios manejados por hispanos también sufren”, agregó Fuentes.

Por ejemplo, en Texas solamente se estima que la fuerza laboral hispana excede los 80.000 trabajadores. De acuerdo con la HCA, más de 30.000 hispanos son dueños de compañías constructoras en Texas. La Asociación de Contratistas Hispanos en Estados Unidos es responsable por más de 500 millones de dólares en ingresos por construcción en dicho estado.

Por su parte, William E. Brock, co-chair de la U.S.-Canada Partnership for Growth y ex representante de comercio de los Estados Unidos, indicó que “la tarifa impuesta a la madera canadiense no va de acuerdo con la meta del Presidente George Bush de poner al alcance de las minorías mayores posibilidades de comprar su propia casa”. “El Presidente de Estados Unidos quiere que más de 5.5 millones de propietarios hispanos, afroamericanos o asiáticos realicen su sueño de tener una casa al final de esta década, sin embargo, sabemos que el país está enfrentando serios retos económicos y un impuesto más no es la solución y tampoco va en la dirección adecuada para lograr la meta”, agregó Brock.

Estados Unidos y Canadá forman la mayor asociación comercial en el mundo, generando más de 500 mil millones de dólares en intercambio comercial anual lo que significa, 1.3 mil millones cada día. Los Estados Unidos lleva a cabo más negocios con Canadá de los que realiza con los 15 países que integran la Unión Europea. Canadá compra más productos y servicios de Estados Unidos que ningún otro país en el mundo, y 37 de los 50 estados americanos identifica a Canadá como el cliente número uno para sus productos y servicios. Este intercambio comercial hace posible la creación de cuatro millones de empleos en ambos países.

Sobre la U.S.- Canada Partnership for Growth

La U.S.- Canada Partership for Growth es una alianza entre individuos y organizaciones que comparten un mismo propósito de fortalecer una de las mayores relaciones comerciales en el mundo. La asociación se enfoca en dar a conocer el impacto y riesgos económicos que enfrentan Estados Unidos y Canadá como resultado del impuesto del 27% que el gobierno americano impuso a la madera que se importa desde Canadá.

Sobre la Asociación de Contratistas Hispanos de Estados Unidos

Establecida en el 2002, la Asociación de Contratistas Hispanos de Estados Unidos representa más de 8.000 contratistas hispanos y compañías contratistas en todos los Estados Unidos. La HCA es una organización que reúne a contratistas hispanos con el fin de mantenerse informados sobre la industria y oportunidades de trabajo. Igualmente, los líderes de la organización se reúnen con legisladores para abogar por las necesidades de sus miembros. La HCA patrocina programas de entrenamiento y apoya a firmas de contratistas con servicios financieros.

–30–

CONTACTO:

Burson-Marsteller

Evelyn Zapata

305 347 4339

DISPUTA LEGISLATIVA SOBRE IMPUESTO A MADERAS DE CANADÁ AFECTA CADA VEZ A MÁS HISPANOS