EDITORIAL: Hispanos y afroamericanos carecen de cuentas bancarias en forma desproporcionada

EDITORIAL: Hispanos y afroamericanos carecen de cuentas bancarias en forma desproporcionada

Russell Simmons cree que la solidificación financiera es la recta final [el factor decisivo] para el movimiento por los derechos civiles


COMPARTE ESTA NOTA

Por Mark Hall, periodista independiente

Nueva York, NY– (HISPANIC PR WIRE)–7 de noviembre de 2006–Según los resultados de la reciente Encuesta de Finanzas del Consumidor, el 34% de los hogares hispanos en los Estados Unidos carece de cuentas bancarias. Lo mismo ocurre en el 30% de los núcleos familiares afroamericanos. Los hogares sin cuentas bancarias no tienen acceso a una relación tradicional con los bancos, y muchos se ven obligados a convertir en dinero en efectivo sus cheques salariales, y pagar sus deudas al contado o mediante giros postales. Y el costo de esos servicios puede ser exorbitante.

El hecho de que sólo el 7% de los núcleos familiares de la raza blanca (caucásicos) carece de cuentas bancarias, ha llamado la atención de muchas personas en torno a la desconcertante desigualdad que existe actualmente en los Estados Unidos. Russell Simmons, empresario del Hip-Hop y presidente de la junta directiva de Rush Communications, cree que la educación y el acceso a los servicios desempeñan un papel vital en esta situación.

“La solidificación financiera es la recta final [el factor decisivo] para el movimiento por los derechos civiles”, aseguró Simmons. “A muchos jóvenes no se les ha enseñado a controlar sus finanzas. Desconocen que cuando no se paga la cuenta telefónica o de tarjetas de crédito se afecta el crédito personal, e incluso se pueden confrontar problemas a la hora de solicitar un préstamo o abrir una cuenta de banco cuando se tiene más edad”.

Para hacer frente a la falta de información y recursos en las comunidades urbanas, Simmons organiza Cumbres Hip-Hop de Solidificación Financiera en importantes ciudades estadounidenses, las cuales congregan a numerosas estrellas del Hip-Hop, quienes proporcionan información y concientización acerca del control de las finanzas, preparación de presupuestos, y comprensión del crédito personal. También ha introducido Prepaid Visa RushCard, la primera tarjeta pre-pagada recargable de propósito general, creada especialmente para personas que carecen de cuentas bancarias o no reciben la atención debida en este aspecto; y que se ofrece además como una alternativa de bajo costo a la transformación de los cheques en dinero al contado.

A diferencia de las tarjetas de crédito, con las tarjetas pre-pagadas se puede tener acceso a fondos depositados de antemano. Los programas de tarjetas recargables permiten que se deposite dinero en el balance de la tarjeta, ya sea directamente por parte del usuario, o mediante depósito directo, en dependencia del tipo de programa.

En la actualidad existe un gran número de tarjetas pre-pagadas de propósito general en el mercado, que no exigen verificación de crédito ni cuenta bancaria. Conjuntamente con la tarjeta Prepaid Visa RushCard de Russell Simmons, y BabyPhat Prepaid Visa RushCard (visite el sitio Web http://www.RushCard.com); productos como Wired Plastic Prepaid Visa Card (visite http://www.WiredPlastic.com), y Vaya Prepaid MasterCard Card (visite http://www.VayaCard.com) facilitan el regreso al buen camino financiero, y la transición a una relación bancaria más tradicional.

Las características y servicios de las tarjetas pre-pagadas recargables varían en dependencia del proveedor, pero su funcionalidad central es similar, pues se puede contar con la posibilidad de realizar operaciones como depósito directo del cheque salarial; pago de cuentas por Internet y por medio de la red de pagos de Visa o MasterCard; depósito de dinero en efectivo directamente a la tarjeta en establecimientos de toda la nación; extracción de fondos en los cajeros automáticos (ATM); y comprobación del balance e historial de pagos por Internet.

(Sigue)

EDITORIAL: Hispanos y afroamericanos carecen de cuentas bancarias en forma desproporcionada

2/2

Lisa Snell-Smith ha usado la tarjeta BabyPhat Prepaid Visa RushCard desde su creación. “Pensaba que nunca llegaría a ser capaz de administrar correctamente mi dinero. Cuando hacía cheques, me los devolvían por falta de fondos”, admitió Snell-Smith. Sin embargo, desde que usa la tarjeta BabyPhat Rushcard, todos los meses deposita sus cheques salariales directamente en la tarjeta, y la usa para pagar cuentas. “He aprendido a gastar sólo el dinero que tengo. [La tarjeta RushCard] me ha ayudado realmente a controlar mejor mis finanzas”, aseguró Snell-Smith.

EDITORIAL: Hispanos y afroamericanos carecen de cuentas bancarias en forma desproporcionada